Campaña
Newsom aumenta su inversión publicitaria y ahora despliega su ofensiva en tierra de Abbott
Afina su estrategia de marketing con avisos en Texas y La Florida en contra de los gobernadores republicanos. Mensaje a los latinos de costa a costa.

Gavin Newsom no descansa en su intento de nacionalizar su figura de cara a las próximas elecciones. El gobernador de California tiene una estrategia clara y avanza en forma permanente detrás de su objetivo. Guiado por los consejos de su equipo de campaña, Newsom se ha lanzado en apenas una semanas contra dos gobernadores republicanos que figuran en la danza de presidenciables que podrían desafiar a Donald Trump o reemplazarlo si el ex presidente finalmente no compite en 2024. 

En los últimos días, el gobernador del Estado democráta que aplica las políticas más progresistas volvió a cruzar la frontera de su distrito y se metió en Texas. Lo hizo con la publicación de anuncios en los principales diarios texanos en los que criticó la ley contra el aborto del gobernador Gregg Abbott. Lo mismo había hecho el mes pasado en Florida, cuando pautó para castigar a Ron DeSantis en su propia tierra.

DeSantis muerde el anzuelo de Newsom y los opuestos se unen para clausurar la era de los gerontes

En Texas, la campaña de Newsom publicó anuncios en los diarios de mayor circulación contra la llamada "ley de cazarrecompensas", que convierte a los texanos en vigilantes contra el aborto, al autorizarlos a demandar a las mujeres que requieren de esa práctica, a los médicos y enfermeras que les ayuden, incluso a quienes les proporciones transporte.

Como parte del mismo operativo publicitario, Newsom firmó al mismo tiempo una ley espejo de California contra las armas de fuego, tal y como opera la ley texana contra el aborto. Cuando el gobernador Abbott firmó la ley más severa en el país contra el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo, declaró que "nuestro creador nos otorgó el derecho a la vida. Y sin embargo... los niños pierden su derecho a la vida cada año a causa del aborto. En Texas, trabajamos para salvar esas vidas".

Como para que no quedaran dudas acerca de quién era el destinatario de su mensaje, Newsom publicó en los diarios el mismo mensaje pero tachó aborto y lo sustituyó por armas de fuego, y suprimió Texas y sobreimprimió California: "Nuestro creador nos otorgó el derecho a la vida. Y sin embargo... los niños pierden su derecho a la vida cada año debido a la violencia armada. En California, trabajamos para salvar esas vidas", escribió.

Abbott, blanco repetido de Newsom.

El aviso difundido en los periódicos Houston Chronicle, Austin American-Statesman y El Paso Times, además de criticar la postura inflexible de Abbott contra el aborto y mencionar la ley contra armas de California, es una clara alusión a la muerte de 19 niños y dos maestras en el poblado de Uvalde en mayo pasado.

Los mensajes de Newsom contra Abbott fueron pagados por la campaña del gobernador de California para la reelección, pero no hacen más que confirman su aspiración nacional. El contexto en que lo hace es muy particular: Joe Biden se ve afectado por la baja de su popularidad, los índices de inflación más altos de los últimos 40 años y -ahora también- la amenaza de recesión.  

El gobernador Newsom también arremetió contra Abbott al anunciar que firmó la ley hasta ahora más estricta contra el uso de armas. "Estas fueron las palabras del gobernador Abbott cuando promulgó la ley SB 8, que esencialmente prohíbe el aborto en el estado de Texas. Hoy, el gobernador Newsom firmó la SB 1327, la respuesta de California al perverso proyecto de ley de Texas que ofrecía recompensas a médicos y pacientes", dice el anuncio.

Enfrentados por el aborto, Texas demanda a la Casa Blanca y ésta acusa a Abbott de "radical y extremista" 

"Si Texas puede prohibir el aborto y poner vidas en peligro, California puede prohibir las armas de guerra mortales y salvar vidas. Si el gobernador Abbott realmente quiere proteger el derecho a la vida, lo instamos a que siga el ejemplo de California", aseveró.

Los mensajes de Newsom contra Abbott fueron pagados por la campaña del gobernador de California para la reelección pero no hacen màs que confirmar su aspiración nacional. 

Los dos gobernadores esperan reelegirse en sus respectivos estados en noviembre, pero sus plataformas electorales reflejan el contraste. Si bien se trata de dos mandatarios que se enfrentan de manera recurrente desde hace tiempo, el control de armas y el fallo de la Corte Suprema contra el aborto potenciaron al máximo sus diferencias. Nunca, sin embargo, uno se había metido en el territorio del otro. 

Newsom ganó las primarias de junio con el 59 por ciento de los votos. Triunfó sobre 25 contendientes. Ahora tiene más de 23 millones de dólares para su campaña y creciente número de seguidores demócratas.

El gobernador de California ha hecho del estado un santuario para el aborto, no solo para mujeres californianas, sino que aprobó presupuesto para ayudar a llegar a California y atender a mujeres de otros estados que requieran abortos.

El rival republicano de Newsom para noviembre, Brian Dahle, tuvo el 15 por ciento de los votos y tendrá que competir porque la ley estatal enfrenta a los dos candidatos que tuvieron más votos, pero le espera un difícil camino a la elección.

Si bien se trata de dos gobernadores que se enfrentan desde hace tiempo, la disputa entre ellos se había limitado hasta el momento a diferencias de criterio. Nunca, sin embargo, uno se había metido en el territorio del otro.


Abbott por su parte aventaja con apenas el 5 por ciento de los votos al aspirante demócrata a la gubernatura, Beto O'Rourke, según la última encuesta, de hace unas semanas. Sin embargo el pasado fin de semana la campaña de O'Rourke informó que tiene una lista de 79.000 voluntarios para promover la candidatura del demócrata.

En Florida el gobernador DeSantis respondió casi inmediatamente a Newsom, al llamar a los republicanos a cerrar filas, pero en Texas el gobernador Abbott ha tomado más tiempo para digerir las publicaciones de Newsom en la prensa estatal. 

De acuerdo a los contrincantes que elige, la estrategia de Newsom es clara: nacionalizar su figura y apuntar a la población de los Estados que tienen un elevado porcentaje de latinos entre su población en condiciones de ir a votar. De costa a costa, el gobernador de California intenta pararse como una referencia.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.