Twitter
Ante la fuerte caída de anunciantes, Musk sale a buscar publicidad política para apuntalar a Twitter
El 90% de la facturación de la red social depende las publicidad, algo que escasea en la gestión Musk. Pero se duda que habilitar los anuncios políticos pueda salvar a la compañía.

 Elon Musk va por los dólares de la política. El otrora hombre más rico del mundo enfrenta una situación compleja en términos de la caída de las ganancias de Twitter, su última aventura, producto de la merma en la publicidad. Preocupado luego de haber pagado $44.000 millones por la red social, Musk sale a "raspar la olla" y habilita la publicidad de la política en Twitter, algo que había sido mala palabra a partir del 2019 bajo la conducción anterior.

"Creemos que la publicidad basada en una causa puede facilitar la conversación pública sobre temas importantes. Hoy, estamos relajando nuestra política de anuncios para anuncios basados en causas en los EE. UU.", anunció la compañía. 

Con 132 mil millones de dólares menos, Musk lidera el ranking de los tecnomillonarios que más perdieron en 2022

La necesidad tiene cara de hereje: la publicidad es la principal fuente de ingresos de Twitter y representa el 90% de su facturación de $5.100 millones en 2021. Sin embargo, los anunciantes han dejado de gastar en Twitter después de la adquisición de Musk, en medio de temores de que el contenido divisivo se multiplicara en la plataforma, mientras que un relanzamiento fallido de la suscripción de Twitter Blue también alarmó a los anunciantes al desencadenar una ola de cuentas corporativas falsas.

Alrededor del 70% de los 100 principales clientes publicitarios de Twitter no estaban gastando en la plataforma a mediados de diciembre, según la firma de investigación Pathmatics.

De ahí que Musk sale a habilitar una nueva fuente de ingresos. Pero, la duda es si será algo monetizable o no tanto. El ex director financiero de Twitter, Ned Segal, dijo que la publicidad política representó menos de $3 millones en el ciclo de mitad de período de 2018 mientras que los ingresos totales de Twitter fueron de $3.000 millones en 2018. Claro, eran otros tiempos donde la compañía sí tenía el apoyo de los anunciantes, algo que parece no haberse recuperado todavía.

El anuncio acerca del levantamiento de la prohibición para anuncios de la política se produce cuando los anunciantes abandonaron la plataforma en masa después de la toma de posesión de Musk en octubre pasado, que fue seguida por un aumento en el discurso de odio y el restablecimiento de varias cuentas de derecha previamente prohibidas como la de Donald Trump y Andrew Tate, a pesar de que inicialmente prometieron que tales movimientos serían adjudicados por un "consejo de moderación de contenido" que desde entonces se ha quedado en el camino.

We believe that cause-based advertising can facilitate public conversation around important topics. Today, we're relaxing our ads policy for cause-based ads in the US. We also plan to expand the political advertising we permit in the coming weeks.— Twitter Safety (@TwitterSafety) January 3, 2023  De ahí que Musk sale a habilitar una nueva fuente de ingresos. Pero, la duda es si será algo monetizable o no tanto. El ex director financiero de Twitter, Ned Segal, dijo que la publicidad política representó menos de $3 millones en el ciclo de mitad de período de 2018 mientras que los ingresos totales de Twitter fueron de $3.000 millones en 2018. Claro, eran otros tiempos donde la compañía sí tenía el apoyo de los anunciantes, algo que parece no haberse recuperado todavía.El anuncio acerca del levantamiento de la prohibición para anuncios de la política se produce cuando los anunciantes abandonaron la plataforma en masa después de la toma de posesión de Musk en octubre pasado, que fue seguida por un aumento en el discurso de odio y el restablecimiento de varias cuentas de derecha previamente prohibidas como la de Donald Trump y Andrew Tate, a pesar de que inicialmente prometieron que tales movimientos serían adjudicados por un "consejo de moderación de contenido" que desde entonces se ha quedado en el camino.Ron DeSantis, el elegido por Musk para las presidenciales de 2024

La medida también alinea a Twitter con varias de las otras principales empresas de redes sociales, como Facebook de Meta y YouTube de Google, que permiten contenido político pago. Una excepción es TikTok de ByteDance, que aún prohíbe la publicidad política. 

La publicidad es la principal fuente de ingresos de Twitter y representa el 90% de su facturación de $5.100 millones en 2021. Sin embargo, los anunciantes han dejado de gastar en Twitter después de la adquisición de Musk

Pero Musk, a diferencia de otros empresarios de redes sociales, manifiesta públicamente sus preferencias políticas. Lo hizo antes de las elecciones de mitad de término cuando llamó a los votantes "independientes" a irse con los republicanos para estabilizar la balanza de poder en Washington. 

También lo hizo cuando adelantó que votaría a Ron DeSantis si se presentara para competir en 2024. Y lo hace también cuando se enfrenta con los demócratas por los impuestos y la idea de cobrarle más impuesto a los ricos, algo que lo alejó del gobernador de California Gavin Newsom y se acercó a Greg Abbott cuando mudó a su buque insignia, Tesla, a Texas.

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.