Tesla
Dos investigaciones acorralan a Musk y peligran las ventas de vehículos Tesla en California
Un regulador nacional inició una pesquisa sobre fallas en los autos que fabrica el multimillonario empresario. Además, avanza otra acusación en California por publicidad engañosa. Ya tiene 38 causas abiertas por accidentes con vehículos de Tesla.

 Mientras continúa la saga por su fallida compra de Twitter (algo que lo llevará a juicio el 17 de octubre de continuar sin resolverse la disputa en forma privada), Elon Musk suma más problemas. Ahora, su compañía insignia está acorralada por un regulador nacional por la seguridad de los vehículos que fabrica y con el estado de California por una supuesta publicidad engañosa. 

En concreto, la Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) le ordenó a Tesla que responda preguntas sobre la cámara que tiene el automóvil destinada a monitorear la conciencia del conductor como parte de una investigación sobre 830.000 vehículos de Tesla que emplean el sistema avanzado de asistencia al conductor llamado Autopilot.

De agorero a optimista: Musk dio un giro y ahora cree que la inflación bajará para finales de año La administración está evaluando el desempeño de Autopilot después de identificar una docena de accidentes en los vehículos de Tesla. En junio solicitó un análisis de ingeniería, el paso necesario antes de que pudiera exigir un retiro del mercado de esos automóviles. 

La carta de nueve páginas de la NHTSA exige que Tesla responda preguntas antes del 12 de octubre. Según la compañías de Musk, la cámara de la cabina ubicada sobre el espejo retrovisor puede determinar la falta de atención del conductor y proporcionar alertas audibles para recordarle que debe mantener la vista en la carretera cuando el piloto automático está activado. 

Musk tiene otro frente abierto también en California. El Departamento de Vehículos Motorizados acusó a Tesla de engañar a los consumidores sobre sus sistemas de asistencia al conductor y presentó una demanda que podría impedir al fabricante vender su producción en el estado

Pero la NHTSA le pide a Musk un sinfín de explicaciones más, desde el impacto de la cámara de la cabina en el tiempo de reacción del conductor así como "elementos de datos recuperables" para saber porqué fue el alerta a quien esté conduciendo el vehículo. 

Al final, el regulador está revisando si los vehículos de Tesla aseguran adecuadamente que los conductores estén prestando atención. Según una organización independiente llamada Consumer Reports, la cámara de monitoreo de la atención de Tesla "no es adecuada para garantizar que el conductor prestara toda su atención cuando usaba las funciones de piloto automático y conducción autónoma total (FSD)".

Pero no sólo la efectividad de la cámara que permite activar el piloto automático en los vehículos que diseña Musk está en discusión. Hay abiertas 38 investigaciones especiales desde 2016 con respecto a accidentes que involucran a vehículos de la compañía. 

Además de esta pesquisa, Musk tiene otro frente abierto también en California, donde gobierna el demócrata Gavin Newsom. El Departamento de Vehículos Motorizados acusó a Tesla de engañar a los consumidores sobre sus sistemas de asistencia al conductor y presentó una demanda que podría impedir al fabricante vender su producción en el estado.  

Según una organización independiente llamada Consumer Reports, la cámara de monitoreo de la atención de Tesla no es adecuada para garantizar que el conductor prestara toda su atención cuando usaba las funciones de piloto automático y conducción autónoma total (FSD)

En la presentación, el Departamento de Vehículos Motorizados afirma que Tesla publicitó sus tecnologías de piloto automático y conducción autónoma como más capaces de lo que realmente son. "Los autos Tesla nunca podrían y no pueden operar ahora como vehículos autónomos", alertó el DMV. 

El sitio web de la automotriz describe que su piloto automático tiene "una capacidad total de conducción autónoma". "Todo lo que tendrá que hacer el conductor es entrar a su vehículo y decirle a dónde ir. Si no le dice nada, el auto mirará su agenda y lo llevará allí como el destino asumido", señala la compañía.

Sin embargo, el fallo a favor del regulador de California podría tener graves consecuencias para el fabricante de automóviles eléctricos que maneja el excéntrico Musk, incluida una posible revocación de las licencias que autorizan a Tesla a fabricar o vender sus automóviles en el estado. Tesla ya solicitó una audiencia para presentar una defensa y espera revertir la ola de acusaciones en su contra. 

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.