Twitter
A mansalva, Musk blanqueó que despedirá al 75% de los empleados de Twitter
El dueño de Tesla que todavía no terminó de cerrar el acuerdo con la red social echará a 7.500 trabajadores según The Washington Post. Busca reducir costos.

 El multimillonario Elon Musk blanqueó a los posibles inversores que en su acuerdo para comprar Twitter planea deshacerse de casi el 75% de los 7.500 trabajadores de la empresa de redes sociales. Según contó el Washington Post, se esperan recortes de empleos en los próximos meses. Eso dejaría a la compañía con solo un equipo mínimo de poco más de 2.000 empleados, lo que según los expertos dificultaría que la compañía de redes sociales reprimiera lo que considera "información errónea".

Los planes eliminarían muchos más empleos de los que la administración actual de Twitter había planeado perder, cuyos efectos serían masivos. Pero proporcionaría a los líderes de Twitter una forma de salvar las apariencias y evitar anunciar despidos a una cuarta parte de la fuerza laboral que ya estaban planeando para reducir costos. 

Por el huracán Ian, Musk se asocia a DeSantis con SpaceX y redobla su apuesta para desplazar a Trump

La empresa gastó la friolera de $1500 millones el año pasado en personal y quería reducir esa cantidad en unos $800 millones. La gerencia también planeó hacer recortes importantes en su infraestructura, deshaciéndose de los centros de datos que mantienen el sitio en funcionamiento para más de 200 millones de usuarios al día. Se espera que el acuerdo de Musk para comprar la compañía se finalice el próximo viernes, ya que el CEO de Tesla dice que pagó demasiado por la tambaleante empresa.

La gerencia actual de Twitter planeó reducir la nómina de la compañía para fines del próximo año, algo que significaría la partida de casi una cuarta parte de la fuerza laboral. El personal de recursos humanos de la empresa de redes sociales les ha dicho a los empleados que no estaban planeando despidos masivos, pero los documentos mostraban que ya existían amplios planes para expulsar al personal y reducir los costos de infraestructura antes de que Musk ofreciera comprar la empresa, según el Washington Post. 

La empresa gastó la friolera de $1500 millones el año pasado en personal y quería reducir esa cantidad en unos $800 millones. La gerencia también planeó hacer recortes importantes en su infraestructura, deshaciéndose de los centros de datos que mantienen el sitio en funcionamiento para más de 200 millones de usuarios al día

Musk había tratado de alejarse de la operación para comprar Twitter en julio alegando que la compañía subestimó la cantidad de cuentas de bot y spam en la plataforma de redes sociales, lo que inició una serie de demandas entre las dos partes. 

A principios de mes, Musk propuso continuar con su oferta original de $ 44 mil millones para tomar Twitter, pidiendo el fin de una demanda de la compañía de redes sociales que podría haberlo obligado a pagar. Un acuerdo pondría a la persona más rica del mundo a cargo de una de las plataformas de medios más influyentes y pondría fin a meses de litigios que dañaron la marca de Twitter y alimentaron la reputación de comportamiento errático de Musk. El director ejecutivo de Tesla se hará cargo de una empresa que originalmente se comprometió a comprar en abril. 

Temas de la nota:
Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.