Elecciones
El impacto de la inflación en la batalla de Texas
By Agustín Vallejo
El aumento de precios es el tema principal para los texanos. Los votantes de Abbott y Beto la tendrán en cuenta a la hora de votar. Los que menos ganan, los más pesimistas.

Por lo general, cada ciclo electoral gira en torno a dos o tres temas centrales. Las próximas elecciones de medio término en los Estados Unidos se debatirán, en gran parte, por el nivel de inflación. Durante los doce meses que fueron de junio 2021 a junio 2022 el Índice de precios al consumidor de Estados Unidos (CPI) aumentó un 9.1%. Esta cifra representa el mayor aumento interanual desde 1981, año en el que Ronald Reagan asumió la presidencia tras una campaña en la que advertía que ningún problema de economía podría resolverse sin antes controlar la inflación. Cuarenta años más tarde, la inflación vuelve estar en el centro de la escena política y de las preocupaciones de los estadounidenses. En el presente artículo analizamos las expectativas de inflación de los residentes de Texas antes del día de la votación.

Las expectativas de inflación se refieren a la tasa de aumento que los actores del mercado (consumidores, empresarios, inversores, etc.) esperan para en el futuro. Estas tasas importan porque los actores modelan sus acciones basadas en sus expectativas. Por ejemplo, si todos esperamos un aumento de precios del 10%, es natural que los empresarios remarquen sus precios en torno a ese 10%, y que los sindicatos reclamen aumentos en proporciones similares. En otras palabras, nuestras expectativas moldean nuestro comportamiento.

El estudio muestra que los grupos con menores ingresos tienen expectativas más pesimistas. Del total de encuestados, solo un 13% cree que su ingreso crecerá más que la inflación, en tanto que el 87% cree que no será así.

Un estudio realizado a finales de agosto por la Hobby School of Public Affairs y la Barbara Jordan-Mickey Leland School of Public Affairs, muestra que en promedio los residentes de Texas esperan un 8.6% de inflación general para los próximos doce meses, tal como se muestra en la Figura 1. Es decir que los residentes de Texas no esperan una reducción significativa en la tasa de inflación para el próximo año. Sin embargo, cuando se les pregunta por el aumento de precios de bienes específicos, las expectativas son mayores. Los texanos esperan un 9% de aumento en los alimentos; y un 9.3 para la energía.

El impacto de la inflación en la batalla de Texas

El escenario inflacionario es pesimista para la gran mayoría de los texanos. Cuando los encuestados respondieron qué pasará con la inflación en los próximos cinco a diez años, un 45.6% respondió que aumentará, mientras que solo un 23% cree que bajará, tal como muestra la Figura 2. El 17.5% cree que se mantendrá igual, mientras que un 14% no sabe qué es lo que pasará.

El impacto de la inflación en la batalla de Texas

Por otra parte, se suele sostener, y con razón, que la inflación golpea más fuerte a los sectores con menores recursos económicos. El estudio en cuestión también muestra que los grupos con menores ingresos tienen escenarios más pesimistas en sus expectativas inflacionarias. Del total de encuestados, solo un 13% cree que su ingreso crecerá más que la inflación, en tanto que el 87% cree que no será así (Figura 3a). Cuando se desagregan los datos por nivel de ingreso, entre los que más ganan ($200.000 o más), los que creen que "le ganarán" a la inflación es del 22.4%. En cambio, entre los de menores ingresos (menos de $39.99), este número es solo del 12% (Figura 3b).

El impacto de la inflación en la batalla de Texas

Finalmente, podemos ver cómo las expectativas de inflación divergen por la identidad partidaria y la intención de voto de los encuestados. La Figura 4 muestra que, aquellos encuestados que mayor inflación prevén en los próximos doce meses, para cada una de las cuatro categorías antes mencionadas, piensan votar en la elección por la gobernación de Texas por el candidato Republicano, Greg Abbott (9.6 para la inflación general, 10.0 para la inflación en alimentos, 10.3 para la inflación en energía, y 9.5 para la inflación en otros bienes y servicios). Por su parte, los que menos inflación prevén tienen pensado votar por Beto O'Rourke, el candidato Demócrata (7.7, 8.0, 8.4, y 7.6 de inflación esperada para cada una de las respectivas categorías.

El impacto de la inflación en la batalla de Texas

La inflación, tanto la pasada como la esperada, será un elefante en la sala en las próximas elecciones de medio término. Si bien las principales palancas para controlar la inflación -política monetaria y la política fiscal- están en control del poder ejecutivo nacional, el malestar por el aumento de precios contamina los discursos de los políticos y las decisiones de los votantes en estas elecciones.

Los candidatos trataran de enfocarse en otros temas, tal como lo dejó ver el debate del viernes pasado entre O'Rourke y Abbott. Sin embargo, estos candidatos tienen claro que los votantes tendrán el tema de la inflación muy presente a la hora de votar. Esto es especialmente cierto para el voto de los sectores con menos ingresos, que considera como prioridad el tema de la economía a la hora de elegir a su candidato. Al igual que en la elección pasada, donde los candidatos oficialistas fueron castigados por el manejo de la pandemia, esta vez es probable que corran la misma suerte debido a la inflación. Los demócratas tienen una difícil labor en esta elección ya que el malestar con el gobierno de Joe Biden por la inflación puede traducirse en voto castigo hacia los ellos.

La encuesta fue realizada por la Hobby School of Public Affairs de la Universidad de Houston y la Barbara Jordan-Mickey Leland School of Public Affairs de la Texas Southern University entre el 11 y el 29 de agosto de 2002, e indagó sobre expectativas de inflación, e intención de voto en el estado de Texas. 2,140 texanos mayores de 18 años participaron de este estudio.

Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.