Texas
No vacunarse tiene un componente político
By Agustín Vallejo
A la hora de vacunarse contra el COVID, Texas registró una brecha muy marcada por ideología y por partido. Liberales y conservadores, demócratas y republicanos, todos eligen en función de sus creencias. Detalles de una encuesta realizada entre 2600 texanos.

El debate sobre la seguridad y confiabilidad de las vacunas en los Estados Unidos data de 1982, cuando se estrenó el documental DPT: Vaccine Roulette (Tdap: Ruleta de vacunas). El documental que se enfocó en efectos colaterales de la vacuna conocida comúnmente como triple bacteriana (contra el tétanos, la difteria, y tos ferina), inició un cambio en las actitudes de parte de la sociedad norteamericana con respecto a las vacunas. En febrero de 1998 un artículo académico publicado en The Lancet establecía una conexión entre la vacuna contra el sarampión, las paperas y la rubeola (MMR, triple viral) y casos de autismo infantil, este artículo fue posteriormente retractado. Años más tarde, internet y las redes sociales ayudaron a difundir inseguridades sobre la seguridad y confiabilidad de las vacunas. Hoy en día, la pandemia del COVID-19 y la necesidad de desarrollar una vacuna en tiempo récord revitalizaron el debate.

Pero ¿cuánto hay de nuevo y cuánto de viejo en este debate? ¿Surgió a partir del COVID-19 un nuevo tipo de anti-vacunas? Los resultados de una investigación realizada en último año por la Hobby School of Public Affairs de la Universidad de Houston entre 2600 texanos mayores de 18 años parecerían indicar que no. La resistencia a la vacuna del COVID-19 tiene una alta correlación con la resistencia a otras vacunas, como por ejemplo la vacuna de la gripe. El siguiente grafico muestra el porcentaje de personas vacunadas contra el COVID-19 de acuerdo a su frecuencia de vacunación contra la gripe. 

La forma de "escalera" que tiene el grafico muestra esta correlación. Entre aquellos que se vacunan anualmente contra la gripe, un 86.9% declaró haber recibido la vacuna al momento de la encuesta. a su vez que baja la frecuencia de vacunación contra la gripe, se reduce el porcentaje de vacunados contra el COVID-19, hasta llegar a un 33.6% de vacunados frente al COVID-19 entre aquellos que nunca se vacunan contra le gripe. Estos resultados sugieren que la resistencia a la vacuna del COVID-19 es parte de una resistencia aún más mayor contra una serie de vacunas recomendadas.

No vacunarse tiene un componente político

¿Quién se vacunó contra el COVID-19 en Texas?

La encuesta arroja que existe un fuerte componente político en la vacunación contra el COVID-19. Esto significa que existe una relación entre afinidades políticas e ideológicas de las personas y su resistencia a vacunarse. El primer dato que sugiere esta tendencia es que, entre los encuestados, aquellos que se autodescriben ideológicamente como "conservadores" son los más reluctantes a vacunarse (56.6%), mientras que los "liberales" son más proclives a estar vacunados con uno o dos dosis (75.6%). En el medio, están los ideológicamente moderados, con el 60.3% de vacunados.

No vacunarse tiene un componente político

Además de la ideología, la identidad partidaria también explica parte de las actitudes frente a la vacunación contra el COVID-19. Los encuestados respondieron cuándo recibieron su primera dosis de la vacuna del COVID-19 (si es que así lo hicieron). La figura a continuación, desglosa los resultados por identidad partidaria. 

Los resultados muestran que durante el periodo en que las vacunas estuvieron reservadas para personas con comorbilidades e inmunodeprimidas no hubo diferencias significativas de acuerdo a la identidad partidaria de los encuestados. Sin embargo, cuando las vacunas se hicieron accesibles para el publico en general, la brecha entre Republicanos y Demócratas se pronunció paulatinamente. Esta brecha se extendió a punto tal que mientras que casi el 80% de los Demócratas ya habían recibido su primera dosis para finales de 2021, solo el 57% de los republicanos habían hecho lo propio para esa misma fecha.

No vacunarse tiene un componente político

La brecha partidaria también se observa en el caso de la predisposición a vacunarse entre aquellos que, al momento de la encuesta, no lo estaban. Dentro los encuestados Republicanos, solo el 15.7% de ellos respondió que tenían pensado vacunarse dentro de los próximos meses o un año. En contraste, el 40.6% de los Demócratas respondió que así lo haría dentro del mismo periodo de tiempo. 

Cuando las vacunas se hicieron accesibles para el publico en general, la brecha entre republicanos y demócratas se extendió como nunca. Mientras para finales de 2021 casi el 80% de los demócratas ya habían recibido su primera dosis, solo el 57% de los republicanos habían hecho lo propio para esa misma fecha.


Por último, cabe destacar que la encuesta no arrojo diferencias significativas por sexo ni raza de los encuestados.

¿Cómo reducir la resistencia a la vacunación?

Los gobiernos locales tienen diferentes estrategias para persuadir a los ciudadanos de vacunarse. Uno de estos mecanismos es el ofrecimiento de compensaciones monetarias a cambio de recibir la vacuna contra el COVID-19. Esta política fue adoptada por múltiples gobiernos locales, entre ellos, el condado de Harris que le pagó $100 a los residentes por vacunarse. Otros estados en los Estados Unidos organizaron loterías con enormes premios en efectivo para ciudadanos que habían recibido la vacuna. En general, las personas suelen responder positivamente a incentivos económicos y este caso no fue la excepción.

Con el fin de documentar el efecto de los incentivos económicos en la vacunación, la encuesta incluyó un experimento de elección donde los participantes elegían entre dos perfiles hipotéticos de vacunas del COVID-19 con diferentes atributos. También podían elegir ninguna de las dos vacunas. Uno de esos atributos era la compensación económica a cambio de recibir la vacuna. Los resultados arrojan que, entre aquellos aun sin vacunarse, las contraprestaciones económicas aumentan hasta un 8% la aceptación de la vacuna.

La encuesta fue realizada por la Hobby School of Public Affairs de la Universidad de Houston entre el 22 de Diciembre de 2021 y el 2 de Marzo de 2022, e indagó sobre patrones de vacunación, ideología política, identidad partidaria en el estado de Texas.


Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.