Argentina
La reelección de Alberto Fernández en Argentina entra en crisis por un escándalo de la Primera Dama
Aparecieron fotos de la primera dama, Fabiola Yañez, festejando su cumpleaños en plena cuarentena. El impacto negativo en las encuestas sacaría de carrera al presidente en 2023.

Argentina está inmersa en un fuerte escándalo tras las revelación del festejo de cumpleaños de la Primera Dama, Fabiola Yáñez, en la residencia presidencial en medio de cuarentena estricta dictada por el presidente, Alberto Fernández el año pasado. 

El tema ha estado en agenda durante semanas y perjudicó notoriamente la imagen de Fernández, a tres semanas de las elecciones primarias. Diversas encuestas dan cuenta de eso y plantea que el oficialismo perdería uno de cada cuatro votos.

Además, el 22 por ciento de los consultados que tenían pensado votar al Frente de Todos en los comicios, finalmente lo hará por la oposición luego del hecho. 

Pero las consecuencias no solo se podrían reflejar en los próximos comicios de medio término sino que pone en crisis la eventual re-elección del Alberto Fernández en 2023.

Antes del estallido del caso Fabiola, en el ahora golpeado entorno de Fernández planteaban que la elección legislativa era un plebiscito de la gestión y que un triunfo del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires automáticamente activaría el operativo reelección de Alberto. 

Las consecuencias no solo se podrían reflejar en los próximos comicios de medio término sino que pone en crisis la eventual re-elección del Alberto Fernández en 2023.

El cálculo que hacían en el círculo presidencial es que desde 2005 el peronismo no gana ninguna elección de medio término en la provincia, ni cuando Cristina Kirchner estaba en el poder (2009 y 2013) ni cuando ella encabezó la lista (2017). Un triunfo este año, con el peso de la pandemia sobre los hombros del gobierno, impulsaría fuerte a Alberto.

Pero el caso Fabiola hizo volar por los aires los planes del Presidente y las encuestas ya muestran un desplome de su imagen por el escándalo. Incluso, el caso empieza a golpear a la marca Frente de Todos y a la candidatura de la dirigente que encabeza la lista oficialista en la provincia de Buenos Aires, Victoria Tolosa Paz. Por este motivo, Alberto Fernández organizó esta semana una agenda de visitas al interior del país.

La hipótesis del Presidente de todos modos no era compartida en el resto de la alianza oficialista. En el sector encabezado por el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa y el kirchnerismo liderado por Cristina Kirchner repetían que esta elección no era un plebiscito de la gestión presidencial si no una oportunidad de conseguir más diputados para avanzar con las reformas necesarias para recomponer la situación social y económica.

El problema del jefe de estado es que sus principales socios de la alianza oficialista miran de reojo esa opción y ni siquiera un triunfo en las elecciones podría cambiar el parecer. "Si ganamos la Provincia es a pesar de Alberto, no gracias a él", dicen cerca de Massa y de Cristina.

Ese debate interno se estaba dando cuando estalló el caso de la Primera Dama y ahora en el massismo y el kirchnerismo ya es un vox populi que la reelección de Alberto entró en una crisis muy seria, casi definitiva. A tal punto que ya se especula con los nombres del ex ministro de Economía  y actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y Sergio Massa para 2023.

Si bien hay funcionarios que insisten en público con que el proyecto es que Fernández se postule para un nuevo mandato, el problema es que los principales socios de la alianza oficialista miran de reojo esa opción y ni siquiera un triunfo en las elecciones podría cambiar el parecer. "Si ganamos la Provincia es a pesar de Alberto, no gracias a él", dicen cerca de Massa y de Cristina donde destacan que ellos tuvieron que ponerse al frente de la campaña. Por supuesto aclaran que una derrota sería culpa del Presidente.

Una cuestión paradójica es que en este contexto en el entorno presidencial dicen ahora que si el Gobierno gana en territorio bonaerense Cristina va quedar muy empoderada y temen que busque avanzar sobre más posiciones en el gabinete.

Lo llamativo es que en esa lectura cerca del Presidente dicen que hasta tal vez les convendría no ganar la elección porque los debilitaría a ellos en la interna y Alberto tendría mayor influencia en la discusión de los cambios que necesariamente el Gobierno debe encarar. 

Post a comment
To submit your comment, you must confirm that you have read and accepted the terms regulation and LPO conditions
Comments
The comments published are the sole responsibility of their authors and the consequences derived from them may be subject to the corresponding legal sanctions. Any user who includes any comment in violation of the terms and conditions regulation in their messages will be eliminated and disabled to comment again.