Seguridad
Exclusivo: los llamados de Lagna a Pullaro y el rol de Urruty, claves para destrabar la relación de Perotti con la Legislatura
El ministro de Seguridad Jorge Lagna contactó al radical que dirigió la cartera durante el gobierno de Lifschitz mientras el secretario de Gobierno descongelaba el vínculo con distintos bloques.

 La reunión del gobernador Perotti con los intendentes de Rosario y Santa Fe y los distintos bloques de la Legislatura marcó una nueva etapa en la gestión, coincidieron oficialistas y opositores quienes destacaron la convocatoria al diálogo y el compromiso de analizar distintos proyectos en materia de seguridad que esperan tratamiento legislativo.

Pero garantizar el encuentro del miércole,s que terminó extendiéndose por más de cinco horas, no fue sencillo y a último momento, cuando se estaban ajustando detalles, casi naufraga por el escándalo que estalló por la presunta existencia de una red de inteligencia montada por Saín.

 [Estalló la interna en el Ministerio de Seguridad de Santa Fe con un allanamiento a los funcionarios que responden a Saín]

Según pudo reconstruir La Política Online, el primer paso lo dio el ministro de Seguridad, Jorge Lagna, cuando llamó por teléfono al radical Maximiliano Pullaro, quien estuvo al frente de la cartera durante los cuatro años del gobierno de Lifschitz,  luego del feroz ataque a tiros a una tradicional parrilla céntrica y a un reconocido carrito de comidas rápidas hace diez días atrás .

Con la llegada de Saín a Seguridad, la relación con Pullaro estaba quebrada porque desde el primer momento, el ex ministro acusó al radical de haber apañado a narcopolicías, entre otras cuestiones y por ello el diputado provincial se había convertido en uno de los principales opositores. Lo cierto es que después de la balacera en uno de los principales polos gastronómicos de Rosario, Lagna dio vuelta la página y retomó el diálogo con el presidente del bloque radical.

Maximiliano Pullaro, ex ministro de Seguridad y actual diputado provincial

Es que Pullaro y Lagna se conocen desde siempre, ambos son del sur de Santa Fe y coincidieron algunos años en la Legislatura. A partir de allí, el actual ministro retomó un trato casi cotidiano aunque en la UCR aclaran que únicamente se trató de conversaciones sobre la gestión, el repaso de algunos perfiles de las autoridades policiales y de compartir experiencias sobre el control operativo de las fuerzas: "no significa bajo ningún aspecto, tener algo que ver con la actual administración", aclararon.

Desde el entorno de Pullaro, señalaron que durante los cuatro años al frente del Ministerio "teníamos un plan trazado de políticas públicas y sabíamos hacia donde queríamos llegar y a la par, laburábamos en la contingencia lo cual generó una disminución del delito y de la tasa de criminalidad, que son datos objetivos".

Es que además del plan, existía un control político muy fuerte en la ejecución de las órdenes operativas porque se había invertido en tecnología para ganar en eficiencia, recuerdan ex funcionarios que hablaron con LPO y estaban al tanto de las conversaciones entre los dirigentes.

 Para Pullaro, la etapa de Saín fue un fracaso y entienden que hubo un error en la estrategia y en el diseño de las políticas públicas con un alto costo para la provincia donde los índices de criminalidad subieron y se acercaron a los peores años durante el gobierno de Bonfatti

Para Pullaro, la etapa de Saín fue un fracaso y entienden que hubo un error en la estrategia y en el diseño de las políticas públicas con un alto costo para la provincia donde los índices de criminalidad subieron y se acercaron a los peores años durante el gobierno de Bonfatti. Con el agravante de haber dinamitado las relaciones institucionales y los lazos de la policía de Santa Fe. 

Por su parte, Lagna les admitió el clima que se vivía hacia adentro del Ministerio con el equipo que había dejado Saín y que le imposibilitaba tomar decisiones de fondo, como adelantó este medio la semana pasada.

 [Enfrentado con el ministro Lagna, Saín le vacía Seguridad a Perotti]

A su vez, otra pieza clave para el restablecimiento del diálogo con la oposición fue el rol del secretario de Gobierno Oscar Urruty quien le propuso a Perotti ponerse al frente de una ronda de consulta con los distintos bloques de la Legislatura luego del ataque a la parrilla El Establo, para destrabar la emergencia en seguridad y retomar el vínculo con la oposición.

"Urruty trabaja diferente, facilita el acercamiento", reconocieron allegados a Pullaro aunque aclararon que "después de la charla es necesario que se concrete lo acordado porque ha sucedido que otros funcionarios que hicieron de enlace después no se cumplía lo que se hablaba", dijeron en referencia al primer ministro de Gobierno que tuvo Perotti, Esteban Borgonovo, o el de Gestión, Marcos Corach.

Sin embargo, Urruty tuvo que pasar la prueba de fuego cuando el viernes anterior, luego de anunciar públicamente que el miércoles siguiente se iba a realizar la reunión con los legisladores, se llevó adelante el allanamiento a las oficinas del Ministerio de Seguridad en la causa por la presunta existencia de una red de inteligencia montada por Saín para espiar a dirigentes, empresarios y periodistas.

Tras conocerse las actuaciones judiciales, la oposición salió con los tapones de punta contra el gobierno por haber sostenido a Saín durante un año y medio mientras la reunión convocada tambaleaba: "Me sorprendió lo propositivo que resultó el encuentro", se sinceró aliviado Urruty en diálogo con LPO e insistió que a partir de ahora comienza una nueva etapa del gobierno provincial.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.