Urbanismo
Manzana de las Luces: avanza la restauración y buscan deshacer el "estilo Billiken" de los militares
Con una inversión de U$S 3 millones, las obras en el actual museo podrían finalizar a fin de año. Las insólitas reformas de los militares.

 Avanza la restauración de la Manzana de las Luces y las obras podrían estar terminadas para fin de año. El proyecto busca preservar uno de los predios más emblemáticos de la Ciudad, que fue remodelado durante la última dictadura sin ningún criterio arquitectónico.

La Manzana de las Luces es un espacio central Buenos Aires y su construcción es previa al nacimiento de la Argentina. Está ubicada entre las calles Bolívar, Moreno, Alsina y Perú y en el solar que da a la calle Perú funcionó entre 1824 y 1827 el Congreso General Constituyente y en la actualidad hay un museo.

Los trabajos, a cargo de Nación, costarán casi 3 millones de dólares. Contemplan la restauración y puesta en valor de la fachada de la procuraduría y de "redituantes".

En 1662 comenzó a levantarse la Iglesia de San Ignacio de Loyola y 50 años más tarde lo que sería el Colegio Nacional de Buenos Aires. En 1730 los jesuitas construyeron una procuraduría y cuando fueron expulsados por la corona española el Virrey Vértiz decidió destinar parte de la Manzana de las Luces a casas de alquiler.

Esas casas fueron bautizadas "redituantes", porque servían para que la Corona obtuviera rédito económico. Tras la Revolución de Mayo allí funcionó el Congreso General Constituyente y uno de los primeros edificios de la Universidad de Buenos Aires.

Con la idea de volver el edificio a su forma originaria, durante la Dictadura decidieron quitar el revoque que venía de la época colonial. En su lugar adoptaron un estilo "Billiken" y dejaron los ladrillos a la vista

Durante el Siglo XIX comenzaron las transformaciones del lugar que llegaron a su punto más insólito con la dictadura del '76. Tras la Noche de los Bastones Largos en 1966, los militares apuraron la mudanza de la facultad de Ciencias Exactas de UBA y los alumnos, profesores y laboratorios terminaron en Ciudad Universitaria.

Con el golpe de 1976, la Junta decidió restaurar el solar para volverlo al estilo colonial, pero en lugar de utilizar dibujos de época, pareciera que se basaron publicaciones infantiles. Quitaron el revoque, que era propio de los tiempos coloniales, y dejaron los ladrillos a la vista.

El edificio donde funcionó la primera sede de la UBA fue demolido y hoy hay un estacionamiento.

"La última dictadura lleva todo al look colonial trucho que hay ahora, es un colonial de Billiken", le dijo a LPO Gustavo Blázquez, antropólogo, investigador del Conicet y director de la Manzana de las Luces. "Buscaron borrar todos los rastros de las instituciones republicanas que funcionaron en el solar", agregó.

No fue la única licencia que se tomaron: también demolieron la otrora sede de la UBA. La edificación había sido construida sobre los terrenos donde los jesuitas tenían una huerta. Allí la universidad levantó varios pisos.

Con la premisa de que todo lo que no fuera original debía ser destruido los militares decidieron demoler gran parte de los edificios. Cometieron un error grave: en lugar de colocar nuevos techos, dejaron lo que habían sido los pisos de las aulas de la UBA, hechos con materiales que no estaban preparados para estar expuestos a la lluvia. Eso provocó graves filtraciones que terminaron por deteriorar la estructura del predio.

La sala de representantes. Allí funcionó la legislatura de la provincia de Buenos Aires y el Concejo Deliberante porteño.

"No es un embellecimiento, sino cuestiones de orden estructural", explica Blázquez. Los trabajos buscan restaurar la fachada e impermeabilizar los techos.

En marzo de 2020 comenzaron los estudios previos y las obras se iniciaron a principios de 2022. La idea era que finalizaran a mediados de este año, pero mientras avanzaba la restauración se encontraron restos arqueológicos del siglo XIX. Eso obligó a modificar el proyecto y cambiar la ubicación de los desagües.

La obra contempla la limpieza de las carpinterías, puertas, ventanas, reparación y cambio de vidrios, rejas, herrajes, pintura, iluminación y la restauración de techos coloniales.

En el proyecto trabajan equipos interdisciplinarios de la dirección de Infraestructura del Ministerio de Cultura que dirige Tristán Bauer y por el momento no se intervendrá el espacio que ocupaba la vieja sede de la UBA.

Las obras posibilitarán que las salas que se llovían puedan ser usadas y le dará más metros cuadrados visitables a la Manzana.

Grabado de las sesiones de 1826 del Congreso de Representantes de las Provincias Unidas del Río de la Plata. Bernardino Rivadavia juró la Presidencia en ese recinto.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.