Gustavo Leite
"Seguimos viendo a EEUU como un socio mayor, pero los tutelajes nunca son buenos"
El senador colorado, Gustavo Leite, viene de participar del la gira de Peña por EEUU. En diálogo con LPO defendió a Cartes de las acusaciones del gobierno de Biden y pidió dejar atrás la crisis con Argentina por el peaje de la hidrovia.

Gustavo Leite es una figura clave del Senado. Está al frente de la comisión de Relaciones Exteriores y acompañó al presidente Santiago Peña en sus viajes por Nueva York y Washington para destrabar la relación con la Casa Blanca. Tiene una mirada pragmática respecto a China, pero dice que Paraguay quiere parecerse a Taiwán y es partidario de mantener un vínculo privilegiado con la isla. Leite también propone que el Mercosur se abra a los mercados asiáticos -Peña asumirá la presidencia pro témpore del bloque en diciembre- y dejar atrás la crisis con Argentina por el peaje en la hidrovía.

En el plano interno, el senador de Honor Colorado es uno de los principales opositores al acuerdo educativo con la Unión Europea porque dice que los recursos aportados escoden el intento de adoctrinar a los niños a través de la "ideología de género", el término con el que los sectores más conservadores presentan el avance en materia de derechos LGBTI y reproductivos. Leite asegura que se trata de defender las tradiciones paraguayas y frenar la injerencia de las ONG.

En diálogo exclusivo con LPO, el senador habló sobre la convivencia entre el Ejecutivo y el Congreso, la situación del exmandatario Horacio Cartes, la unidad dentro del Partido Colorado, la estrategia de "diplomacia presidencial" de Peña y los planes del gobierno en relación con la llegada de ingenieros militares de EEUU a la hidrovía. "Se vienen tiempos interesantes, somos una democracia vibrante", apuntó sobre los discusiones que se vienen en Paraguay. 

¿Cómo ve la relación entre el presidente Peña y el Congreso?

Todas las leyes que el Ejecutivo envió y explicó que eran necesarias, las sacamos. Yo diría que hay cien por ciento de efectividad y cien por ciento de buena relación si se mide por los resultados.

Con el proyecto de expropiación de tierras en Remansito hubo un ida y vuelta.

Pero ese no fue un proyecto del Ejecutivo. Viene de la cámara de Diputados de la legislatura anterior y el Ejecutivo actuó en consecuencia de lo que la inmensa mayoría de la ciudadanía reclama, que es la transparencia. Y también actuó en línea con la lógica de que no podemos expropiar tierras sin saber para quién. Le veo el lado positivo a lo de la finca 916: a partir de ahora, cada expropiación va a ser mirada con lupa. Le pregunté al secretario del Senado si existía una lista de expropiaciones, una de la cantidad de propiedades y de hectáreas, y otra de la plata que se pagó. Me dijo que sí. Pero no existe una lista de beneficiarios. Hemos venido expropiando tierras sin saber para quién. La finca 916 va a marcar un antes y un después en el proceso de expropiaciones, que será mucho más escrutado, sí o sí va a tener que pasar por la comisión de Hacienda y Presupuesto, porque una cosa es la intención de expropiar y otra si hay la plata para hacerlo. 

La Constitución permite las expropiaciones, pero habla de precio de mercado. Aparte, el Estado no va a expropiar y pagar a alguien que ya tiene dinero. Las expropiaciones son para casos extremos, para gente que no tiene para comprarse un pedazo de tierra o está hace años allí por x razones.

"Seguimos viendo a EEUU como un socio mayor, pero los tutelajes nunca son buenos"

Las tres bancadas coloradas en Diputados, la cartista, la abdista y la no alineada, acaban de anunciar su unificación. ¿Cree que ya no habrá oposición interna hacia el gobierno?

Venimos de un partido con altísima vocación de poder. Cuando se votó en abril, el mandato de los votantes fue una bancada unificada, un Partido Colorado representado como tal. La alta legitimidad que tiene tanto el presidente del partido, Horacio Cartes, que ganó ampliamente la interna, como la de Peña, que ganó ampliamente las nacionales, y la nuestra, que ganamos mayorías propias en ambas cámaras, hace que tengamos que hacer el esfuerzo de comportarnos como un todo. Cuando dos hijos de una familia se pelean, la familia sufre. Todos pensamos diferente porque somos personas diferentes, pero los grandes temas nos van a unir. Lo que está ocurriendo en Diputados es una muy buena señal. Esperamos que en el Senado podamos trabajar hacia eso lo antes posible. En las cosas fundamentales, por lo menos en el Senado, nos movimos en la misma dirección.

Las bancadas coloradas se unifican en Diputados y el abdismo queda al borde de la desaparición

Usted votó en minoría en la sesión para rechazar la derogación del acuerdo educativo con la Unión Europea. ¿Cómo quedó la relación con sus compañeros de bancada?

Hubo una reunión de bancada previa en la que todos, con una gran madurez, decidimos que cada uno tenía que hacer lo que le dictaba su corazón y su conciencia. A mí no me queda ninguna duda de que el convenio con la UE es una perforación a nuestra cultura, a nuestras tradiciones y a nuestra Constitución. Necesitamos mecanismos legales mucho más estrictos para evitar que nuestra cultura sea violentada sin que haya una pena. Así como en la finca 916 hay un antes y un después, habrá un antes y un después en cómo vamos a revisar la letra fina de los acuerdos de cooperación, y sobre todo la participación de las ONG en este proceso. De 38 millones de euros, la UE le entrega 17 millones a las ONG. Y hoy les pedimos informes a esas ONG y no nos dan informes para saber qué hicieron con la plata. Y cuando miras en Europa, esa plata vino en nombre del gobierno de Paraguay. Es sospechoso que no nos digan en qué se gastó esa plata. Yo estoy obligado a mostrar todo lo que hago y exijo que sea así con la gente que maneja dinero que viene en nombre de la educación en Paraguay.

La agenda europea de género que es absolutamente diferente a lo que nosotros entendemos como tal. Somos muy respetuosos con lo que quiere hacer un adulto después de los 18 años, pero no queremos que a nuestros niños, a los 7 años, les digan que tienen derecho a ser niñas y cambiarse de sexo

La estrategia del gobierno con el acuerdo fue ambigua. Primero lo aceptó, después lo rechazó y por último lo volvió a aceptar. ¿Por qué esos amagues?

Creo que en el fondo el gobierno no se pudo darse el lujo de derogar ese convenio, pero los que votamos por la derogación quisimos mandar un mensaje político a la UE. El mensaje es que, de aquí en adelante, cuando vayan a cooperar con Paraguay, tienen que tener en cuenta lo que quiere la inmensa mayoría de los padres, que es la preservación de nuestra cultura en la educación de nuestros niños. Por un lado, tenemos una agenda europea de género que es absolutamente diferente a lo que nosotros entendemos como tal. Somos muy respetuosos con lo que quiere hacer un adulto después de los 18 años, pero no queremos que a nuestros niños, a los 7 años, les digan que tienen derecho a ser niñas y cambiarse de sexo. Eso va con la nueva tradición de Europa, pero no con nuestra tradición. 

Entiendo que no es una perspectiva solo de Europa. Pero en el debate se habló de puntos que no estaban mencionados en el acuerdo, como la hormonización en menores de edad.

Nosotros no vamos a saber nunca cuál fue la extensión del avance de la agenda de género de la UE hasta que no sepamos qué se hizo con esos 17 millones de euros a través de las ONG. Si yo encuentro que le pagaron a Messi, debe ser para jugar al fútbol. Si encuentro que les pagaron a músicos, debe ser para tocar música. Y si encuentro que les pagaron a organizaciones que promueven la ideología LGTBI, entonces quiere decir que eso era parte de lo que estaba por debajo. Para sacar una conclusión de lo que se hizo con ese convenio tenemos que saber en qué se usó la plata, quién se la llevó, cuánto recibió y cuáles son los resultados. ¿Cuál es el problema de contarnos qué hicieron con esos 17 millones de euros que no entraron al Ministerio de Educación? Esa es la cuestión. El mensaje político está muy bien entendido en Europa. He hablado con embajadores de países de la UE y entienden perfectamente el mensaje. Esa parte está cumplida independientemente de cómo salió la votación. Ahora tenemos que trabajar en los futuros convenios, porque este tema de género es parte de una agenda global de las multilaterales de la UE. Tenemos que estar alertas. Tenemos un mandato. Yo fui votado por n padres y abuelos de Paraguay y ellos me van a reclamar eso. Aparte yo creo en eso. 

"Seguimos viendo a EEUU como un socio mayor, pero los tutelajes nunca son buenos"

Estos temas también se discuten en América Latina, no solo en Europa.

La región ya no discute. No quiero decir que está entregada, pero es un hecho consumado. En Argentina el aborto no se discute más. En Argentina este tipo de cosas no serían un issue. La nuestra es una sociedad mucho más conservadora y tenemos todavía ese prurito de que no queremos que les digan a nuestros niños que pueden ser niñas. Si después a los 19 años nuestros hijos quieren ser hijas, es su problema. Los niños son influenciables. Por alguna razón, los niños no pueden manejar autos, no pueden votar y no pueden usar un arma. Tampoco queremos que les saquen de la cabeza que hay hombres y mujeres.

Peña se une a un rezo con pastores y pide perdón por el acuerdo con la UE

Tampoco existe legislación sobre el tema para los mayores de 18 años.

Al no existir legislación, y al haber una libertad per se de la mayoría de edad, es muy difícil meterse con un mayor de edad. Si un mayor se autopercibe perro, ¿qué le voy a decir? Ahora, tampoco vamos a hacer una legislación para un mayor de edad que se autopercibe perro.

No se trata de que alguien se autoperciba perro.

Bueno, un hombre que se autopercibe mujer. Tiene derecho. Pero no vamos a hacer una ley para reconocerlo. Para mí es una desviación desde el punto de vista de la biología. Tienen derecho, así como nosotros tenemos derecho a no querer cambiar nuestra legislación. Y mientras haya mayoría va a tener que ser así, porque la democracia es eso. Para cambiar ese tema se tiene que llegar a un debate constitucional. En Paraguay hay hombre y hay mujer, no hay binarios, no hay trans, porque la Constitución así lo dice. El día que se cambie la Constitución veremos. Van a tener que trabajar mucho para cambiarla.

Quería hablarle del reciente viaje del presidente Peña a Washington, al que usted acompañó. La relación bilateral no pasa por un buen momento. La administración Biden tiene una línea muy dura con el expresidente Cartes y recientemente se conformó una alianza de inversiones con países de la región a la que Paraguay no fue invitado. ¿Piensa que hay margen para mejorar el vínculo?

Se debe mejorar. Peña, con muy buen criterio, ha cambiado el modus operandi. Antes nos basábamos en que la embajada de EEUU nos ayudaba para que la Casa Blanca entendiera nuestro mensaje. A partir de la evidente injerencia del embajador (Marc Ostfield) en las elecciones internas y en las nacionales, nos dimos cuenta de que teníamos que tener nuestro propio canal. Ese canal no es con la Casa Blanca, es con el Capitolio. Es lo que Peña inició ahora y yo quiero mantener vivo. Cuando hablás con los senadores, que ni sabían dónde quedaba Paraguay, se despiertan y reconocen que tienen el aliado más fiel, el que más se asemeja a su visión de libre comercio, libre mercado, democracia, derechos humanos, y no le atienden el teléfono. Es culpa nuestra, porque EEUU tiene 200 países que le tocan la puerta y tiene que atender. Tenemos que ser más visibles y usar métodos diferentes. Es muy bueno lo que inauguró Peña de una diplomacia presidencial directa, con un mensaje directo. Aceptamos toda la cooperación, toda la experiencia de EEUU en materia de seguridad, ciberseguridad, lucha contra el terrorismo. Pero los legisladores no sabían que en la calificación de Gafilat (Grupo de Acción Financiera de Latinoamérica) tenemos el mismo nivel que Chile y Uruguay. Hay ciertas cosas que no llegan a los tomadores de decisiones y nosotros tenemos que ocuparnos de que ellos nos conozcan mejor. El viaje fue altamente positivo. El mensaje es que Paraguay quiere ser socio. Seguimos viendo a EEUU como un socio mayor, pero los tutelajes nunca son buenos, tienen que pasar a sociedad. 

A partir de la evidente injerencia del embajador (Marc Ostfield) en las elecciones internas y en las nacionales, nos dimos cuenta de que teníamos que tener nuestro propio canal. Ese canal no es con la Casa Blanca, es con el Capitolio

¿De qué manera quieren concretar esa sociedad?

Queremos ser socios vendiéndole productos, abriendo de vuelta el mercado para la carne, sustituyendo desde Paraguay lo que EEUU importa de China en manufacturas. Por eso la voz del presidente Peña, que luego fue reflejada por la congresista María Elvira Salazar. ¿Cómo tu aliado más fiel, si bien el más callado, no fue invitado a la Alianza para la Prosperidad Económica en las Américas? Son temas a trabajar.

¿Por qué no invitaron a Paraguay?

No entiendo. No sabe, no responde.

El punto de quiebre con Biden parece ser la situación de Cartes. Hace un mes un sicario colombiano lo vinculó con el asesinato de Marcelo Pecci. ¿Qué hay detrás de esa acusación?

Lo que veo es que un establishment internacional cree que Paraguay va a cambiar para mejor con la caída del Partido Colorado. Le han buscado sin vueltas al partido. La única vez que el Partido Colorado cayó es cuando nos dividimos y ganó Lugo. Si el partido no hubiera estado dividido, probablemente habría ganado. Hicimos todo mal, elegimos mal a la candidata, hubo fraude en las internas, le dimos todos los motivos al colorado para quedarse en su casa y no votar. Este tema de Cartes va por tratar de dividir al partido en pro Cartes y anti Cartes y estamos lejos de esa discusión. Cartes ya ganó las internas, ya recibió las sanciones y está queriendo entender hasta ahora por qué lo sancionan. La sanción tiene un título, pero no hay un expediente. Por lo menos él no tiene acceso a ese expediente. Cartes se defenderá con los medios que tenga. Yo lo conozco hace muchísimos años. Puedo entender que haya una crítica política hacia él, pero es incapaz en participar del asesinato de una persona. Así como es incapaz de ser parte de un acuerdo con Hezbolá. Es una persecución. Es muy burdo lo que se está haciendo. Les dijimos a los legisladores de EEUU que el mensaje era poner a Cartes como enemigo número uno. Le ganó sentando en su casa a Mario Abdo, que en teoría el niño mimado de EEUU, con todo el bombardeo mediático que hubo. Quiere decir que el pueblo paraguayo no compró pescado podrido. Llega un momento en que la comunidad internacional dice "uy, estos paraguayos son especiales, vamos a dejarlos que se autodeterminen", que es lo venimos pidiendo hace rato. Paraguay es un buen ciudadano del mundo, solo que tenemos unos valores conservadores, tenemos una cultura difícil de entender.

"Seguimos viendo a EEUU como un socio mayor, pero los tutelajes nunca son buenos"

¿Cuando habla de establishment se refiere al Partido Demócrata?

Es transversal. Hay un enamoramiento con un mundo para el 2030, hay una Agenda 2030 que si vos mirás es espectacular. ¿Quién puede estar en contra de la educación de calidad, de la igualdad de género? Solo que para nosotros la igualdad de género es igualdad entre el hombre y la mujer y para los otros es igualdad entre 33 tipos de género. Rusia, China, Emiratos Árabes Unidos firmaron la Agenda 2030, y yo no veo a la UE decirle a Rusia cómo tiene que ser su ideología de género. ¿Por qué a los rusos no y a nosotros sí? Es un tema también de ponerse fuerte. El presidente está trabajando mucho en hacer saber al mundo que ya tenemos el 15 por ciento de nuestra tierra en parques naturales, cosa que nadie sabía. Tenemos que hacer un mea culpa. Tenemos que contar las cosas buenas y mejorar las cosas malas. Claro que hay corrupción en Paraguay. Lo que necesitamos son instituciones más fuertes e independientes. Que la Justicia funcione, que la Fiscalía funcione. Necesitamos cooperación de todo el mundo, pero tampoco imposiciones.

En un gesto a Peña, Biden abre el mercado de EEUU a la carne paraguaya

Respecto a Taiwán, el ministro Valdovinos dijo en su viaje a Nueva York que Paraguay podía abrirse a inversiones de empresas chinas. ¿Esto no dañaría las relaciones con la isla?

Tenemos que ser pragmáticos y lo venimos siendo. COSCO, que es la compañía estatal de alimentos del Estado chino, origina el 12 por ciento de la soja de Paraguay. Somos un país muy libre para el que quiere venir a invertir. La compañía número uno en biotecnología ligada al agro hoy es Syngenta, que era suiza y ahora es china. Nosotros no les dijimos que no vinieran. Creamos con Taiwán la universidad número uno en ciencia y tecnología y dentro de cinco años se va a hablar de la Universidad Politécnica Taiwán Paraguay como una universidad que quiere ser como el Tecnológico de Monterrey o la Universidad de San Pablo. Queremos generar ingenieros con capacidades asiáticas y eso es con Taiwán. Pero China es muy hipócrita en lo que nos pide. China tiene 57 acuerdos de libre comercio con Taiwán, le vende 60 mil millones de dólares y le compra 100 mil millones de dólares, pero no quiere que tengamos relaciones con Taiwán. Somos un poquito grandes para ser voluntariamente el pato de la boda. Tenemos que seguir con este pragmatismo. Nos interesan los mercados chinos. Mis amigos de la carne me dicen que quieren un mercado directo con China, pero Taiwán nos está pagando 25 por ciento más por la carne de lo que nos pagaría China. Es el segundo destino de exportaciones. Hay que mirar números, ser fríos en este tema. Nosotros queremos ser como Taiwán, no queremos ser como China. No vamos a poder ser nunca como China. No somos una potencia mundial neocolonialista. Podemos ser un país chiquito, súper eficiente, con muy buenos estándares de desarrollo económico y social. El modelo es Taiwán. El presidente fue muy claro cuando le preguntaron en Washington por un acuerdo comercial entre el Mercosur y China. Nosotros no tenemos ningún problema.

China es muy hipócrita en lo que nos pide. China tiene 57 acuerdos de libre comercio con Taiwán, le vende 60 mil millones de dólares y le compra 100 mil millones de dólares, pero no quiere que tengamos relaciones con Taiwán

¿En ese caso la objeción de China no vendría por el reconocimiento de Paraguay a Taiwán?

Ahí sería la gran prueba de fuego del Mercosur. Puede decir "sin mi socio yo no entro". Para eso se hizo el Mercosur.

Hablando del Mercosur, venimos de un momento tenso entre el gobierno de Peña y Argentina. ¿Cómo imagina la relación después de las elecciones?

Tenemos que dejar de lado las escaramuzas y centrarnos en el bosque. El presidente Peña propone hacer de la hidrovía una autopista de agua. Estamos sentados sobre el 60 por ciento de los granos que necesita el mundo. Vamos a ser unos tremendos tontos si no nos ponemos de acuerdo para hacer más eficiente la hidrovía, que pasa por Buenos Aires y Montevideo, por el Paraná y el Uruguay, y el Paraguay también, y beneficia el centro oeste de Brasil y a Bolivia. Peña propone dejar de tratar el tema de la hidrovía a nivel de directores para elevarlo a una agenda de presidentes, una prioridad en la que cada uno haga su parte en dragar, en cobrar un peaje, pero consensuado por todos y que eso sea un Misisipi, donde haya una alta eficiencia, donde haya calado para llegar hasta Brasil. Desde ese punto de vista, una nueva presidencia en Argentina puede ser muy importante para este proceso, porque entendemos que Brasil está en la jugada, Bolivia también. Si Argentina se une a este tren podemos lograr muchísimo desarrollo para nuestros países. Espero que vaya por ahí el tema en vez de quedarnos en si el peaje estuvo bien o mal, es caro o es barato. Vos no le podés imponer a tu socio un peaje. Las cosas se trabajan con tiempo. Eso ya fue, es historia.

¿El gobierno de Peña piensa avanzar con la llegada de los ingenieros militares norteamericanos en la hidrovía?

Esa es una iniciativa del gobierno Cartes, por increíble que parezca, que le propuso al Congreso la contratación del Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EEUU, que son los que llevan adelante el mantenimiento del Misisipi y los ríos Ohio y Misuri. En su momento el Congreso dijo no y eso quedó ahí. Abdo Benítez renovó el memorándum. Mi postura es que si los mejores ingenieros del mundo son militares, yo no les voy a decir que se saquen las presillas y vengan como civiles. Tenemos que trabajar en que Paraguay y los otros países, de consenso, hagamos un estudio de cómo debe hacerse, porque los ríos Paraná y Paraguay son el tapón o no del pantanal. Jugar este partido en la hidrovía sin tener en cuenta lo ambiental puede ser muy peligroso. Nosotros podemos hacer una autopista de agua espectacular y nos quedamos sin pantanal. Para ese tipo de cosas se precisa de una expertise que Paraguay no tiene y no sé si la región tiene. Tenemos que ser inteligentes y si hay alguien que haya hecho este tipo de estudio, que venga ayudarnos. Paraguay no encontró a alguien mejor hasta ahora que no sea el Cuerpo de Ingenieros de los marines. Al ser marines son militares y al ser militares viene todo este tema de que los militares de EEUU van a comerse la región. Esa nunca fue la intención de Paraguay ni va a ser.

"Seguimos viendo a EEUU como un socio mayor, pero los tutelajes nunca son buenos"

Pero se entienden los resquemores o las dudas.

Por eso hay que trabajar esos resquemores y hay que buscarle una vuelta. Creo que la clave pasa porque se instalen y el presidente Peña tiene una magnífica oportunidad ahora que va a ser presidente pro témpore del Mercosur para que la hidrovía sea una prioridad para los cinco países. Hay que elevar el nivel del debate y de las decisiones sobre la hidrovía.

Paraguay no encontró a alguien mejor hasta ahora que no sea el Cuerpo de Ingenieros de los marines. Al ser marines son militares y al ser militares viene todo este tema de que los militares de EEUU van a comerse la región. Esa nunca fue la intención de Paraguay ni va a ser

¿Cuáles son los temas que va a impulsar Peña como presidente pro témpore?

No hablé con él de eso, pero creo que está muy claro que hay que avanzar en todo lo que se pueda con el acuerdo con la UE, que viene trancado. O lo hacemos o no lo hacemos. Lo segundo para mí es materializar los acuerdos que están medianamente avanzados como el de Singapur, y avanzar con Corea del Sur, un país importantísimo que nos puede proveer tecnología a todo el Mercosur. Y empezar a trabajar las otras alternativas. ¿Por qué no Reino Unido o la India, con el que tenemos un mini acuerdo? Si el Mercosur no se mueve, el mundo no nos va a llamar. Uno consigue lo que negocia. 

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
Noticias Relacionadas
Santiago Peña y Rubén Ramírez.

Peña se muestra con Lezcano para apagar la interna en Cancillería y apuntan a Leite

LPO
Los versiones sobre el cambio de cabeza en Cancillería llegaron al presidente. El peñismo señala al senador Gustavo Leite, que aspira al cargo. Insisten en que Lezcano tendría preparada su salida.
El cartismo denuncia que el gobierno argentino usa el peaje en la hidrovia para la campaña electoral

El cartismo denuncia que el gobierno argentino usa el peaje en la hidrovia para la campaña electoral

Por Richard Ferreira
El senador cartista Gustavo Leite dijo que "hoy sabemos que el tema del cobro injusto del peaje busca recaudar para la campaña del partido de gobierno".