Cada vez más las reservas se usan para pagar deuda en vez de estimular la economía
La presidenta anunció hoy los pagos pendientes para el 2012 con las reservas del Bcra, que continúa sin mostrar el papel dinamizador de la economía pretendido en su nueva Carta Orgánica. El gobierno continúa así en su clásica línea de "honrar las deudas" a rajatabla.
La presidenta anunció hoy que en agosto se pagará la cuota final del Boden 2012 por un total de 2.281 millones de dólares (10.330 millones de pesos), "En agosto vamos a terminar con lo que fue el corralito que inició la Alianza en el 2001, cuando estalló el país", sostuvo la Presidenta, quien hizo hincapié en que mencionaba la cifra de la deuda en pesos porque es "argentina".

Por otro lado, también adelantó que en diciembre se abonará el Cupón PBI atado al crecimiento del 2011. "En diciembre, estaremos pagando el cupón del PIB. Tenemos que pagar 15.560 millones de pesos que equivalen a 3.435 millones de dólares", dijo.

Al mismo tiempo y en sintonía con las declaraciones, por la mañana el boletín oficial publicó que se usarán unos 2.179 millones de dólares de reservas del Banco Central para saldar los compromisos con los organismos de crédito internacionales.

Con estos anuncios, el gobierno continúa en el mismo sendero que caracterizó al kirchnerismo en todas sus etapas: el pago de los compromisos con tenedores de deuda y organismos internacionales a rajatabla.

LPO consultó a dos especialistas sobre las implicancias de estas decisiones sobre la economía y sus posibles causas y efectos.

"El pago religioso de todos los compromisos responde a la necesidad de todo gobierno de “honrar sus deudas”. Es que es imposible mantener una economía en estabilidad si se está en estado de cesación de pagos. Y más aún si se tienen las divisas suficientes como para saldarlas", aseguró Marina Dal Poggeto, economista del estudio Bein.

“Una situación de default implica una quiebra generalizada de los bancos, un retiro de depósitos masivos, las economías en esas condiciones se desploman”, agregó la economista.

Maximiliano Castillo Carrillo, de la consultora ACM, puso algunos matices sobre esta política. “Creo que el gobierno se equivoca en la estrategia de financiamiento, lo más razonable sería ir pagando los intereses con el superávit primario y refinanciar el capital”, explicó. Y luego aclaró “el problema es que ya no hay superávit primario”.

“No renovar el financiamiento es recesivo, porque te estás quedando con un menor stock de reservas sin contraparte”, analizó. “El gobierno decide no pagar los rendimientos de esos bonos y eso carece de sentido”, agregó.

Pero luego reconoció que todo pago que se realice a término “es positivo para el país”. Otra será la historia en el 2013, atado al crecimiento del 2012. En abril la actividad mostró un crecimiento del 0,6%, por lo que teniendo en cuenta que se necesita un mínimo de 3,26%, la tendencia se muestra complicada para esos tenedores.

“Yo creo que no se va a pagar”, sugirió Castillo. “El tema va a pasar por si el gobierno quiere reconocer un crecimiento menor a ese 3,26%”, sostuvo.

Esto quedó claro en la crisis del 2001: el default se produjo ante la quiebra total del estado y la economía argentina en su conjunto, pero ni bien comenzó a recomponerse, las cancelaciones volvieron a estar a la orden del día.

En ese sentido, la reforma de la Carta Orgánica del Banco Central respondía a estas necesidades de financiamiento. Anteriormente, sólo aquellas reservas que estuvieran por debajo del respaldo a la base monetaria podían ser usadas para pagar deuda. Pero ahora el directorio de la entidad decide a su antojo cuál es ese nivel.

A modo ilustrativo: al nivel de reservas actual, el pago efectuado hoy no podría haberse realizado, ya que el stock correspondiente a las reservas de libre disponibilidad no llega ni de lejos a los U$S2.179 millones necesarios. Además, flexibiliza el financiamiento intra sector público. Con su nueva Carta Orgánica, el Central amplió su capacidad a unos 50 mil millones de pesos.

Con esta medida se derrumba la pretensión del oficialismo de hacer pasar la nueva reforma como una juaga necesaria para terminar de una vez con el neoliberalismo y así poder reorientar los créditos que otorga la entidad Central, direccionándolos a emprendimientos productivos.

Sin embargo, hasta ahora ningún plan fue anunciado bajo esta órbita, y el último emprendimiento encabezado por la presidenta, el ProCreAr, está financiado con los fondos de la Anses.

A la reforma del Bcra se le sumaron dos novedades a la dinámica de la economía argentina: las trabas a la compra de dólares y a las importaciones, que agravan el efecto que la crisis mundial ya está descargando sobre el país.

Y todas ellas tienen un mismo objetivo: maximizar la cantidad de dólares para asegurar el pago de los compromisos.

Ambos economistas coinciden en que estas complicaciones son consecuencia de los errores de gobierno en materia de política económica, como lo fue la intervención del Indec en el 2007 y la apreciación de la moneda como consecuencia de la inflación. En ese momento, el riesgo país de Argentina era similar al de Brasil; mientras que hoy la distancia es de unos 800 puntos.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Para Luciana:

“…La ANSES no es una caja de ahorro para pagarle la jubilación a los pasivos sino una caja solidaria para acciones del gobierno…”; no es cierto: es un organismo público que se encarga de las prestaciones de seguridad social.

“…Desde el fútbol a todas las asistencias y ahora el pago de deuda se toma dinero de la ANSES y punto…”; esta interpretación es equivocada; los fondos del Anses son para PRESTACIONES de seguridad social; pagar deuda del gobierno no es una PRESTACION, y el futbol tampoco es una PRESTACION.

“…Es la solidaridad de todos los que aportan con el régimen de gobierno…”; no es cierto; ese organismo solo debe ADMINISTRAR fondos que no son propios; la solidaridad no tiene nada que ver; solo debe ser eficaz en su tarea.

“…y se van a tener que bancar porque nuestro Estado y sus acciones están más allá de todo…”; no es cierto: es Estado no es “nuestro” sino de todos, y las acciones del Estado deben ser controladas, corregidas, y no están por encima de las leyes.
4
Cada vez me convenzo más (o es un anhelo?) de que Luciana Erres es un invento para mostrar de modo tragicómico la truchez de este gobierno. Sino esa afirmación ilegal de que la Anses se habría transformado en una caja solidaria de acciones del gobierno de turno, y de que la solidaridad de todos los aportantes es con el régimen de gobierno y no con el régimen jubilatorio, son burradas inconcebibles. Y eso de ampararse en un coyuntural 54% no es aval democrático ni popular para creerse dueños de todo.
3
La defensa que voy a hacer es la del sentido común de nuestro modelo basado en el régimen establecido. La ANSES no es una caja de ahorro para pagarle la jubilación a los pasivos sino una caja solidaria para acciones del gobierno. Así de fácil. Desde el fútbol a todas las asistencias y ahora el pago de deuda se toma dinero de la ANSES y punto. Es la solidaridad de todos los que aportan con el régimen de gobierno. Acaso no financian ustedes con sus aportes lo que hacemos y las cosas que haremos y se van a tener que bancar porque nuestro Estado y sus acciones están más allá de todo. 54 por ciento habla por sí solo. VAMOS POR TODO
2
y luciana...q me contas de esta? tambien vas a defender esto? con q cara? a ver con q saltas ahora? esto es lo q vos apoyas?..
tambien podes comentar las noticias malas eh.. esto es democracia..
1
Estos si que saben usar la BANELCO, eh? Aprendan muchachos radicales.
pARECE QUE cRIS BAJO ORDENES EN SERIO... DESAPARECIERON LOS FOREROS K.