CGT: la oposición se declaró en mayoría y rechazó el llamado a elecciones
Se reunieron en la UOCRA, con la presencia de Barrionuevo, "Los Gordos" y los independientes, como el metalúrgico Caló, posible sucesor de Moyano. No asistirán mañana al Comité Confederal, que definie los  congresales para votar el 12 de julio. Negaron que busquen una ruptura.
Los rivales internos del jefe de la CGT Hugo Moyano se declararon hoy "mayoría" en la central obrera y anunciaron su decisión de faltar a la reunión del comité confederal convocada por el sector que responde al líder camionero, para definir la elección de la nueva conducción.

El jefe del gremio de estatales y referente del sector de los independientes de la CGT, Andrés Rodríguez, fue el encargado -con Héctor Daer (Sanidad)- de anunciar en conferencia de prensa en la sede de la Unión Obrera de la Construcción (UOCRA) el boicot al encuentro de mañana, en el salón Felipe Vallese de la sede de Azopardo, y de la publicación de una solicitada firmada por más de 70 gremios en la que se abogará por "la unidad".

En el encuentro, además, de los sindicalistas mencionados y del anfitrión Gerardo Martínez, estuvieron Luis Barrionuevo, los "gordos" Oscar Lescano, Carlos West Ocampo, y ex aliados de Moyano como Omar Viviani, Omar Suárez, Roberto Fernández (colectiveros) o José Luis Lingeri (obras sanitarias), y el metalúrgico Antonio Caló, que aspira a reemplazar a Moyano como secretario general de la Confederación General del Trabajo.

Andrés Rodríguez aseguró que entre los gremios reunidos hoy "descansa la representación de la mayoría" de la CGT y cuentan con "cerca del 70 por ciento de los congresales" que deben elegir mediante voto secreto, el 12 de julio, al nuevo titular de la central obrera.

El sindicalista de los estatales, que aclaró que "de ninguna manera" se busca una fractura del movimiento obrero, resaltó que buscarán "bregar por la unidad y la auténtica normalización, legítima y legal, de la CGT" y ratificó que tomaron como decisión "no concurrir en el día de mañana al comité central confederal" que convocó el sector de Moyano.

Tanto el portavoz del encuentro, como otros referentes, insistieron con cuestionar la legalidad y legitimidad de la convocatoria de Moyano de mañana y contrapusieron ese tipo de decisiones con lo que pretenden que ocurra después de la elección del 12 de julio: "Aspiramos a que la CGT se normalice como tiene que ser. Con un cuerpo directivo y un secretario general, que actúe colegiadamente, que actúe por consenso".

En el encuentro, los sindicalistas ratificaron las reivindicaciones del movimiento obrero, entre las que nombraron tanto el aumento del mínimo no imponible del impuesto a las ganancias, la mejora del salario mínimo, las asignaciones familiares para todos los trabajadores y las paritarias libres, entre otros puntos de la "agenda pendiente", pero cuestionaron que esos reclamos se planteen ante el gobierno, según su criterio, como "cuestiones políticas" y no laborales.

"Vamos a demostrar que somos mayoría. Que Hugo sepa que somos mayoría, que se discipline y que integre el futuro consejo directivo", advirtió el gastronómico Barrionuevo, quien insistió con su postura de que la CGT sea conducida por un triunvirato.

Moyano se había manifestado optimista ayer cuando estuvo rodeado de sus seguidores en un almuerzo en el sindicato de trabajadores textiles (Setia), en el partido de Ezeiza, respecto de las posibilidades de seguir al frente de la central obrera: "Acá está la mayoría", recalcó el camionero.

Hoy, los antimoyanistas reivindicaron para sí ese número.
Barrionuevo pidió a Moyano que "sea disciplinado" y acate la decisión de la "mayoría" que integran sus pares opositores, en tanto Martínez se mostró confiado en que ellos lograrán "1.200 congresales" para vencer al camionero en el congreso de julio.

El titular de la UOCRA tuvo un discurso conciliador, sin embargo, en breves declaraciones a la prensa: "El objetivo es llegar a un congreso ordenado sin ningún tipo de desorden ni incidentes".

Diferencias


Desde hace varios meses, los gremios opositores a Hugo Moyano se muestran como un bloque mayoritario que expresa la necesidad de un nuevo liderazgo al frente de la CGT. Pero a poco más de un mes del congreso normalizador que establecerá las nuevas autoridades, no conseguían establecer una estrategia común para desbancar al camionero.

Las posturas fueron las más diversas. El sector más duro, la mesa chica "anti-moyano" está integrada por los "gordos" -Oscar Lescano (Luz y Fuerza), Armando Cavalieri (Comercio), Carlos West Ocampo (Sanidad)- y el gastronómico Luís Barrionuevo. Fueron los primeros en plantear que se debía impugnar judicialmente todas las resoluciones de la última sesión del Consejo Directivo de la CGT. Es que temen que Moyano arme los padrones a su antojo.

Pero ni esta mesa chica está unida homogeneamente. Mientras Barrionuevo plantea que hay que ir hacia una nueva experiencia de un triunvirato -el gastronómico aspira a uno de esos tres sillones- para saldar diferencias entre todos los sectores, la mayoría de los "gordos" piensa en una lista de unidad, con un único secretario general.

Los "independientes", en cambio, optaron en un principio por el diálogo con el moyanismo para intentar conseguir una lista única, integrada por algún secretario general que no se ubique en ninguno de los dos polos -"Ni un "gordo", ni Moyano", planteaban-.

Pero las negociaciones fracasaron: el camionero le transmitió al líder de la UTA, Roberto Fernández, que no estaba dispuesta a dialogar con los que "participaron del saqueo en los \'90".

Ante estas diferencias, Antonio Caló jugó fuerte: ya lanzada su postulación, y con el aparente apoyo de la Casa Rosada, el metalúrgico advirtió que si no se llegaba a un acuerdo para presentar una lista de unidad, igualmente pelearía contra Moyano en el congreso normalizador del 12 de julio.

"Es su opinión. No es por desmerecerlo, pero Caló es ni más ni menos que un precandidato. Podrá haber más. A mí no me gusta que me impongan a nadie. Así que con el tiempo se irá viendo. Y si hay más de uno, habrá que ver quién gana el 12 de julio", remató Fernández, develando que, al menos por ahora, todavía hay muchas grietas entre los gremios opositores a Moyano.

Desde hace algunas semanas, el entorno del camionero aseguraba a LPO que estas diferencias había terminado de decidir a Moyano de avanzar con sus candidatura. Esa lectura es la que hizo pública ayer el líder de canillita Omar Plaini: "Nosotros tenemos la certeza de quién es nuestro candidato y también de la agenda de la CGT. Del otro lado pareciera que hay incertidumbre, porque hay varios candidatos, y varias contradicciones".
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
vamos muchachos ponganse de acuerdo y ganenle al initul del negro de moyano, se llevo toda la plata y nos hizo nada, al igual que el inutil d eplaini,,,
3
Los sindicalistas FUERON..... no encajan en el modelo de CRISTINA.

La Hebefrénica va por las CAJAS DE LOS SINDICATOS (morochos fueron)
2
guarda que si van a votacion gana el negro. En el cuarto oscuro votamos a quien se nos canta y sabemos que el negro no nos traiciona
1
Interna en la CGT, Hugo Moyano debe aceptar que no tiene mayoría.

Lo aseguró el secretario general de los Gastronómicos, Luis Barrionuevo. El titular de la UOCRA Gerardo Martínez dijo que los sectores que quieren desplazar al titular de la central obrero tienen "1200 congresales". En Radio América, el duhaldista Gerónimo “Momo” Venegas apoyó a Moyano.
El secretario general del gremio de los Gastronómicos, Luis Barrionuevo, advirtió hoy que el titular de la CGT Hugo Moyano, "debe aceptar que no tiene la mayoría" para ser reelecto al frente de la central obrera y aseguró que los sindicatos opositores se lo van "a demostrar".
Barrionuevo formuló declaraciones a la prensa a las puertas de la UOCRA antes de ingresar a una reunión de sindicalistas antimoyanistas.
El gastronómico pidió a Moyano que "sea disciplinado", en tanto el secretario general de la UOCRA, Gerardo Martínez, se mostró confiado en que el antimoyanismo logrará "1.200 congresales" para vencer en la elección del 12 de julio, cuando vence el mandato del camionero.
Por otra parte, el duhaldista Gerónimo “Momo” Venegas dialogó con Radio América y defendió al titular de la central obrera. “He sido uno de los primeros en estar con Moyano”, dijo el titular de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE).
Considero además que “a falta de oposición la CGT debe tener un rol protagónico” en el país. "Llegan los momentos de definir si estamos del lado del Gobierno o de los trabajadores".
ANTONIO CALO NO TIENE QUE UNIRSE A LA BUROCRACIA SINDICAL, PORQUE TERMINARIA COMO EL COMPAÑERO RUCCI. LOS DELINCUENTES HUGO MOYANO, LUIS BARRIONUEVO Y GERONIMO MOMO VENEGAS DEBEN DESAPARECER DEL GREMIALISMO ARGENTINO. FUERON SOCIOS DE LOPEZ REGA. MEJOR DICHO DE LA TRIPLE A (AAA).