Cristina explosiva: “Magnetto presionó para que no sea candidata”
La Presidenta revela en el libro de Sandra Russo que el CEO del Clarín, Héctor Magnetto, se opuso a su candidatura en el 2007. "Magnetto lo había ido a ver a Néstor a Olivos y le había dicho que no me querían como candidata. Se lo decían a todo el mundo", sostiene. Además confirma la relación de Alberto Fernández con el multimedios: "El vocero del Grupo, hacia adentro, era nuestro jefe de Gabinete".
El diario Página 12 publica hoy en exclusiva un anticipo del libro “La Presidenta” de la periodista Sandra Russo, columnista del programa 6, 7, 8. Lo interesante del anticipo es que la autora logró mantener varias entrevistas con Cristina Kirchner, que desde que asumió la Presidencia nunca dio un reportaje. Sin pelos en la lengua, la Presidenta confirma lo que es ya una verdad pública: la relación de su ex jefe de Gabinete Alberto Fernández con el Grupo Clarín. También expone en un testimonio de valor histórico, como vivió la crisis por la resolución 125. A continuación los principales párrafos de la entrevista.

–A mí en el 2008 me quisieron destituir. Sí. No tengo ninguna duda. No habían querido que fuera yo la candidata. Fundamentalmente el Grupo Clarín. Magnetto lo había ido a ver a Néstor a Olivos y le había dicho que no me querían como candidata. Se lo decían a todo el mundo.

El otro día me vengo a enterar... Preguntale a Florencio Randazzo, pedile que te cuente cómo era, cuando él estaba convencido de que iba a ser yo la candidata, Felipe Solá le decía “no, eso se cae, mirá que yo hablo con Alberto Fernández y me dice que eso se cae”. Y Randazzo le decía “pero mirá que yo hablo con Néstor y es la candidata”, y el otro le insistía que no, que yo no era. El Grupo estaba ejerciendo mucha presión, eso yo lo sabía. Lo que no sabía era que el vocero del Grupo, hacia adentro, era nuestro jefe de Gabinete.

La resolución 125

-En el 2008, la 125 pasó de ser una decisión política aislada a ser el eje de discusión de todo el modelo económico y social. Por eso digo que fuimos obligados a la pelea. La situación nos obligó a pelear para defender el Gobierno. Vos prendías la televisión ese año y escuchabas las cosas que decían de mí y de Kirchner, y nunca se las habían dicho a nadie. A nadie. Nunca. Yo puedo hacer discursos con contenidos fuertes, pero son conceptos. Me devolvían agravios personales, uno atrás del otro.

Cuando vi la embestida, la verdad, no dudé. Se dio naturalmente. No pensamos nunca en retroceder ni en negociar ni en hacer un gobierno débil. Me refiero a lo que me vengo refiriendo desde que empezamos a hablar. A las convicciones. A lo que me parecía lo mejor para el país. Yo me planté y bueno, dije, si me echan, que sea por lo que pienso y hago, no por lo que no me animo a hacer. No me iban a echar por débil. No quise ser como Alfonsín, que se terminó yendo después de haber hecho lo que no quería. Eso sí que no. Ni por estúpida, porque me estaban subestimando.

La ley de medios

-Yo ya había empezado las reuniones con la Coalición por una Radiodifusión Democrática, el colectivo que durante años elaboró los 21 puntos originales del proyecto de la ley de medios. Quería interiorizarme. Alberto Fernández me preguntaba: “¿Qué vas a hacer con eso?”. “Nada”, le decía yo. “Me interesa.” “Mirá que a Clarín eso no le interesa”, me decía, y yo le contestaba: “No lo hago por si le interesa o no le interesa a Clarín.” Varias veces cruzamos ese diálogo. Era tenso. Terminé diciéndole: “Y si al Grupo no le interesa, para qué te hacés problema vos”.

Empezamos a trabajar más fuerte con la Coalición, pero creo que ellos tampoco creían que lo íbamos a llevar adelante. Nadie creía que nos íbamos a animar. Seamos sinceros. Nadie.

Fútbol para todos

–Tampoco creían en el Fútbol para Todos. En realidad, si uno lo mira en perspectiva, en términos de cambio y transformación de las costumbres, eso fue muy fuerte. En este país había chicos de veinte años que nunca en su perra vida habían podido ver el partido en sus casas. Tenían que ir al bar de la estación de servicio a ver el partido. El que no tenía cable tenía que salir de su casa para ver el fútbol, porque mirá, se habla de pan y circo, pero a la gente pobre ni el circo le habían dejado. El que no tenía cable no veía el partido o no veía los goles. Estaba naturalizado. El Fútbol para Todos implicó una democratización muy visible, literalmente. Porque le cambió la vida a mucha gente. Hoy el fútbol se ve en familia.

Fue más fuerte incluso de lo que pude prever cuando los directivos de la AFA vieron que estábamos dispuestos a tomar decisiones que nadie había tomado hasta entonces. Alguien a quien prefiero no nombrar, para no incendiarlo, vino y me dijo: “Te puedo hacer el contacto”. “Hacelo”, le dije. A los dos días nos reunimos con Grondona y otros directivos en Olivos, a las diez de la noche, y cuando estábamos hablando yo encaré a Grondona y le pregunté: “Qué pasa si alguien le ofrece más plata que el gobierno. ¿Usted acepta?” Y él me contestó: “No, señora, yo voy a arreglar con usted. No dude de mi palabra”. Decidí confiar.
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
21
Gracias Cristina por ser la única en tanto tiempo en pensar en los argentinos. Seguí adelante, somos millones los que te bancamos. Oídos sordos para los que se dejan encandilar por la concentración mediática imperante en la Argentina.
20
Basta recordar las tapas dominicales de Clarín antes de las presidenciales de 2007 para ver que ella fue la candidata de Clarín.
19
JUAN coincido contigo, fue Clarin quien establecio el mensaje subliminar "Cristina" (lo escribo con miedo porque el yeta) son apellidos, siguiendo lo que habia echo en NYT con "Hilary" es mas como siempre he sido opositora a los K y lectora de Clarin muchas veces se lo hice saber a sus editores, reciendo siempre evasivas en sus respuestas: pero no se peleo por el campo se peleo poque NK queria Clarin para el; penso que podia presionarlo con el tema de los hermanos NH pero lo sacaron a escobazos estos no pelean por ideales pelean por plata y negocios
18
que se cuide la viuda y sus acolitos que Clarin tiene todo preparado para procesarlos a todos hasta ahora siempre Clarin los anticipo con sus estrategias,
17
Entonces quiere decir q Magnetto no tiene tanto poder, sino lo habría impedido directamente. Tampoco recuerdo una campaña mediatica d Clarin en 2007 en contra d Cristina (mas bien todo lo contrario). Y por si fuera poco, d haber recibido algun tipo de presion, su afirmacion deja a los k como complices d la omertad, porq hasta la 125 Clarín era un amigo. Chau Cris, fue feo mientras duró.
16
Alguien debería ponerle una mordaza a esta loca.
15
Juan esta bueno poder debatir ideas sin agredirse, en eso coincidirás conmigo. Respecto a lo chorra que puede ser la clase política, creo que no depende de la bandería política, chorea el peronista, el radical y el liberal. Y cuando había milicos choreaban los milicos. Prefiero la democracia mil veces.
Saludos
14
Sabe que pasa Don Corso; uno se cansa de que le metan el dedo...Es como que el peronismo no sabe hacer otra cosa más que afanar y tratar al pueblo como borregos; a todos, a ricos y pobres. Pero ellos siempre salen del poder, más ricos de lo que entraron.¿Será casualidad?. Si por lo menos hicieran algo por el País
13
Cada día estan mas gorilas lo muchachos que comentan las notas. Después hablan de la crispación o la falta de respeto a las ideas de los demás del kirchnerismo, pero a Luciana Erres por ser oficialista la viven insultando. Otro energúmeno mas abajo habla de los negros de mierda y que se yo... es evidente que el gorilismo goza de muy buena salud aca en LPO.


12
Che ¿como se llama este libro de cuentos?