La francesa Alstom también habría pagado una coima al asesor de Jaime
La empresa francesa que había ganado la licitación del tren bala le pagó a Manuel Vázquez 500 mil dólares en concepto de consultoría. Fue unos meses después de que la firma presentara su oferta por el proyecto. "Kirchner tomó el proyecto como propio", dicen los mails del asesor de Jaime.
La empresa ganadora de la licitación del trunco proyecto del tren bala, la francesa Alstom, le pagó 500 mil dólares en concepto de consultoría al principal asesor de Ricardo Jaime, Manuel Vázquez. La suma fue abonada meses después de que la firma presentara su oferta para desarrollar el servicio que, en teoría, iba a unir Buenos Aires con Rosario y Córdoba.

Según publica el diario Clarín en su edición de hoy, Vázquez, a través de su consultora CAESA, firmó en 2007 un contrato millonario con Alstom Brasil, la sede paulista de la fabricante francesa de trenes que finalmente se quedó con la licitación de uno de los principales proyectos argentinos de infraestructura motorizado personalmente por Néstor y Cristina Kirchner: el tren bala que uniría a alta velocidad Buenos Aires con Rosario y Córdoba.

El 9 de junio de 2006 a las dos y catorce de la tarde, Manuel Vázquez, el asesor principal de Ricardo Jaime, escribió un correo electrónico en portugués que, traducido, dice así: “Caro Luciano, como te anticipé Argentina está en proceso de contratar un tren bala (…). Ya están interesadas diferentes empresas del mundo como por ejemplo: Alstom, Bombardier y Siemens. La persona que está monitoreando el proceso y colaborando con el Secretario de Transporte soy yo mismo”.

Si se siguen las coincidencias cronológicas, es llamativo que -según consta en los varios de los 20 mil mails incautados por la justicia de las computadoras de Vázquez, el asesor del ex secretario de Transporte facturó al menos unos 500 mil dólares a Alstom Brasil apenas un tiempo después de que esa compañía, agrupada en un consorcio de empresas, presentara su oferta para la licitación.

Este dato se desprende de tres facturas emitidas por CAESA entre el 9 y el 11 de junio de 2007, donde consigna la firma de un contrato por “servicios de levantamiento y análisis de proyectos ferroviarios en la República Argentina según acuerdo de consultoría asignado el 18 de septiembre de 2006 entre las dos empresas (por Alstom Brasil y Caesa). En los tres casos especifica que se realicen los depósitos en el Banco Supervielle de Plaza San Martín.

El seguimiento de Vázquez era tan personalizado que hasta la consultora de medios, Doris Capurro, le envió un mail con el título: “Adjunto comunicado — confidencial” el 26 de marzo de 2007. Adentro, está incluido un archivo institucional donde dice “La oferta del grupo de empresas Veloxia (el consorcio donde estaba Alstom) ofrece una financiación privada por el 100 por ciento para el proyecto COBRA (el tren bala)”. El documento, de doce páginas, tiene la fecha del día siguiente, cuando habría sido distribuido como información oficial de la empresa.


Con el argumento de la crisis financiera y el agregado de la fuerte polémica que se abrió durante y después de esa licitación, el tren bala nunca se subió a los rieles. Pero mientras duró el proyecto (hoy suspendido, pero con el contrato aún vigente), los Kirchner lo impulsaron personalmente.

Otro correo de Vázquez, del 3 de abril de 2006, lo dice de manera explícita: “anoche hubo una reunión con el Presidente de la Nación por el tema del tren Rosario/Córdoba. Este proyecto él lo ha tomado como propio”, en alusión a Néstor Kirchner.

Cuando ya estaba al mando de la Rosada, Cristina anunció la adjudicación en un acto multitudinario en la casa de Gobierno el 16 de enero de 2008. Con el salón Blanco colmado y la Presidenta eufórica por el avance del proyecto, confirmó que el consorcio Veloxia se quedaría con un negocio de 1.320 millones de dólares que insumiría tres años de ejecución. “No es sólo una obra pública con altísima tecnología, sino que estamos dando un salto importante hacia una Argentina diferente que viene a completar un desarrollo y articulación en materia vial para el país”, dijo entonces.

Otro de los correos de Vázquez, fechado el 3 de abril de 2006, da datos reveladores sobre el supuesto direccionamiento de una licitación que por esos días estaba organizándose.

El asesor de Jaime le escribe a Apolinar Rodríguez, directivo de Renfe a quien conocía por el convenio de compra de trenes usados del 2005, para pedirle asistencia en los pliegos y le dice: “Están definidas algunas cosas: el equipo a contratar será, en un principio, el que ofrece Alstom”. Son datos que muestran que Manuel Vázquez, era sin duda, un asesor clave en el riñón del poder kirchnerista.
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
"Salen a la luz más negocios del asesor de Ricardo Jaime", dice el título del presente artículo periodístico. Así es. Y es que hablando de "buenos negocios" los gobernantes y funcionarios provenientes del PJ son como mujeres multíparas: a cada rato dan a luz...Baste recordar lo actuado por esos dos grandes patricios contemporáneos, Ménem y Kirchner. No por nada eran el uno para el otro y se prodigaban mutuos elogios. Y no por nada compartían muchos de esos "buenos negocios", como el del petróleo, el del gas, el de las mineras, por mencionar solo algunos. Es que es sabido: para un corrupto no hay nada mejor que otro corrupto.