Pampa Energía
Pablo Díaz, de La Noche de los Lápices a Mindlin
¿Quién no recuerda a Pablo Díaz, sobreviviente de la Noche de los Lápices, encabezando machas por el boleto estudiantil? ¿Quién no vio la película y se emocionó en algún fogón cantando "Rasguña las piedras". Pero pocos saben que Pablo Díaz es hoy un lobbysta de Pampa Energía, el grupo kirchnerista de Marcelo Mindlin, dueño de Edenor. La verdadera historia de esta impensada sociedad, según el libro "Gracias, Néstor".
El periodista Lucio Di Matteo acaba de publicar por Sudamericana, el jugoso libro “Gracias Néstor” que revela el fulgurante ascenso de algunos pocos elegidos empresarios que gracias a su cercanía con el kirchnerismo lograron ingresar en el muy selecto y discrecional club de la nueva “burguesía nacional” que moldeó el ex presidente. A continuación los principales fragmentos del capítulo que se ocupa de Marcelo Mindlin, dueño de Edenor y Transener; y su impensado lobbysta, el ex protagonista de “La Noche de los Lápices”, Pablo Díaz.


-Julio! Julio!

Si había un día para congraciarse con el kirchnerismo, era ese. La cena de gala del 9 de diciembre de 2007, realizada en el Palacio San Martín (sede de la Cancillería), era inusual por partida doble: traspaso del mando de un presidente a su esposa, y que por ello había única cena (en lugar de las dos habituales).

Para cualquier empresario que pretendiera crecer durante los próximos cuatro años, había que estar entre los 450 invitados, que iban desde jefes de Estado hasta ministros argentinos o del exterior. Tan exclusivo era el evento que sólo había unos pocos embajadores: Carlos Bettini (en España), Alicia Castro (Venezuela) o Héctor Timmerman (Estados Unidos).

Este último, primo por parte de madre de Marcelo Mindlin, le había conseguido un lugar entre los comensales. El dueño de Transener y Edenor vio llegar a Julio De Vido, el poderoso y confirmadísimo ministro de Planificación Federal, y consideró que era la mejor ocasión para “chapear” su llegada a “Julio” frente a sus pares.

-Julio! Julio!, exclamó previamente al efusivo abrazo.

Instantes después, De Vido tomaba los brazos de Mindlin con delicadeza, los separaba de sí, le echaba una mirada de desprecio y seguía su camino como si nada hubiera ocurrido. Cual epifanía, la anécdota le permitió a Mindlin entender que nunca había integrado, ni podría integrar jamás, el círculo de empresarios que gozan de la máxima confianza de Néstor Kirchner.

Su representante en el trato con los empresarios, Julio De Vido, se lo había demostrado en los escasos 15 segundos (quizás menos) que duró el peor papelón público de su vida. Como el Quinto Beattle, una figura que muchos músicos quisieron arrogarse para obtener ventajas; pero que terminó siendo la confirmación de que El Cuarteto de Liverpool siempre fue eso, un grupo de sólo cuatro.

(…)

Apenas se enteró que Kirchner quería “argentinizar” YPF, Marcelo Mindlin se imaginó como elelegido. Por su propia y desmesurada ambición, pero también porque el dato le llegó desde uno de sus más fieles colaboradores, Pablo Díaz, quien a su vez se enteró en una reunión que mantuvo con el propio Kirchner y Rudy Ulloa.

Díaz es uno de los cuatro sobrevivientes del trágico episodio conocido como La Noche de los Lápices, aunque libro y película mediante, para el marketing político masivo se trata del único sobreviviente. Una condición inmejorable para ser objeto de culto entre quienes gobiernan el país desde 2003. “Kirchner tiene la culpa del sobreviviente, por eso a mí me valoran tanto”, explicó alguna vez Díaz en diálogo con el autor de este libro.

Mindlin, Lavagna y un “servicio” de medio millón

Corría mayo de 2006, la intención oficial de “argentinizar” YPF ya era pública, y Mindlin se sentía más kirchnerista que nunca (antes o después). En 2004 se quedó con la mitad de Transener, un monopolio natural que transporta la energía de alta tensión por todo el país, y cuyo ícono son las gigantescas estructuras metálicas que se ven desde la ruta.

Para este logro, fueron fundamentales dos personas: Roberto Lavagna y Pablo Díaz. El entonces ministro de Economía controlaba -por organigrama y peso político- la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), donde el presidente Ismael Malis dudaba de otorgarle casi el control de una empresa estratégica a un fondo de inversión (entonces Dolphin, hoy Pampa Energía).

El vínculo Mindlin-Lavagna había comenzado mal, porque un empleado de Ecolatina (entonces propiedad del ministro) pasó por las oficinas de Dolphin a vender un servicio de u$s 500.000. “Un precio no competitivo”, se quejaba Mindlin, agregando: “prefiero seguir mirando a mis hijos a los ojos antes de aceptar eso”. Algún tiempo después, miró a los ojos a Enrique Quique Devoto, el consultor energético que Lavagna le recomendó para hacer su presentación a la CNDC, y logró que le aprueben su entrada a Transener.

El sobreviviente de La Noche de los Lápices también fue clave para ese logro. Desde 2003, Díaz era secretario privado del subsecretario de Energía Eléctrica, Bautista Marceschi. Desde ese puesto recopiló todos y cada uno de los argumentos que este funcionario, uno de los que más conoce el sector energético, tenía contra el ingreso de un fondo de inversión a Transener. A fines de 2004, la CNDC aprobó la entrada de Dolphin a Transener; a comienzos del año siguiente, Díaz ya era directivo de ese fondo de inversión, con un sueldo que quintuplicaba al que percibía en el Estado.

En el siguiente año, Mindlin se quedó con Edenor por apenas $ 300 millones (u$s 100 millones de entonces), aunque la empresa facturaba alrededor de $ 1.000 millones por año. La desesperación de Electricité de France por irse fue clave. También el lobbying que realizó Pablo Díaz, llevándole a De Vido la frase que quería escuchar: “si entramos a Edenor, bajamos la demanda ante el Ciadi, y no saldremos públicamente a pedir suba de tarifas”.

Con esos dos antecedentes exitosos, Mindlin creyó que YPF podía ser el siguiente paso. La mañana del viernes 11 de mayo, mientras desayunaba con Pablo Díaz en el Café Roma, le dijo muy confiado: “avisale a Kirchner que tengo la fórmula para comprar YPF”.

Ese mismo día, el hombre emblemático de los Derechos Humanos se reunió con Rudy Ulloa y le prometió que harían historia. Algunos horas después, alardeaba que “de la misma forma le avisamos a Marceschi que teníamos la fórmula para Edenor”, y vaticinaba: “Estamos esperando la reunión con El Uno; si hay un socio, será el que diga él”.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
37
Que desilusion, yo pense que Lucio pintaba para ser un gran periodista, parece que el humanismo lo termino poniendo en la vereda de los poderosos, te publican el libro porque estas del lado de los que intentan destruir la unica alternativa que tiene la Argentina. Ahora si Pablo es empresario o no, que... cual es el problema, que yo sepa Argentina no es comunista, y sustenta los derechos de propiedad privada y la libre empresa no? porque un defensor de los ds. hs. no puede ser empresario?. Hay Lucio, te busque tanto en la web y mira donde te encuentro.
36
Quiero el facebook de Pablo Diaz si alguien lo sabe y me lo pas a me enanctaria ojala me agregue como amigo.
35
la verdad me parece algo horrible lo que le paso a esos jovenes
pero creo que esos hijos de puta tienen q estar pagando x lo q le hicieron a pablo y a los demas
34
son todos chantas y coimeros ,esas son las cosas que nos dejaron los milicos, militante social a empresario .una cosa mas y el menemista de macfarlein donde esta ,, ese es devenido empresario ahora
33
hola,quiero que porfavor me digan si pablo diaz,el sobreviviente de la noche de los láspices,sigue vivo,y qué edad tiene actualmente en el año 2010
32
sigue vivo pablo diaz
31
Lo más terrible es que el día en que se conmemora la noche de los lápices saquen una nota tan repugnante. No importa lo que sea Pablo o si kirchner o no kirchner. Lo más importante de este día que finalizó y una noticia mucho más interesante es que a tantos años del hecho la juventud sigue expresándose sobre el hecho de la forma masiva que lo hace.
Parece que los pibes tienen más conciencia y por sobre todo más amor a la vida que la inmundicia que comanda este sitio y muchos de los que lo comentan
30
LA PELICULA EN SI., TE DEJA PENSANDO .. PERO YO., QUE LA VI 2 VECES ME PUSE A LLORAR DESDE LA MITAD HASTA EL FINAL... PERO CONTO LAS COSAS COMO FUERON...
29
hay que ser bien cararrota.,no? un tipo., que en la juventud lucho por los derechos estudiantiles ., hoy sea TAN CHUPAMEDIA del gobierno nacional.. este pais da para todo...
28
esta bien que el gobierno le de un lugar a un defensor de los derechos humanos... luciano de villa mercedes san luis