Guía para entender el acuerdo con China
El Banco Central y el Banco Popular chino firmaron en Medellín un preacuerdo para un swap cambiario. Es un préstamo contingente de 70.000 millones de yuanes –U$S 10.200 millones- por tres años. El gobierno argentino quier poder usarlo libremente y el chino que se limite a los productos importados de su país. Redrado busca quitarle presión al dólar y su par asiático avanzar contra la divisa norteamericana en los mercados.
Martín Redrado sorprendió ayer a empresarios y hasta a varios funcionarios del Gobierno. El titular del Banco Central firmó un preacuerdo con su par chino, Zhou Xiaochuan por un swap cambiario de 70.000 millones de yuanes –un equivalente a 10.2000 millones de dólares y al 22% de las reservas del BCRA-. Es un préstamos contingente por tres años que Argentina pretende usarlo a libre albedrío y China presiona para que sólo sea para comprar importaciones de su país. Se definirá en algunas semanas cuando el pacto sea definitivo.

Según el diario Clarín, la presidenta Cristina Kirchner lo sabe desde hace una semana. Y un equipo de cinco miembros del Banco Central lo negocia desde el último febrero. Pero ayer la noticia llegó hasta Medellín desde Beijing y además de sorprender al ministro de Economía, Carlos Fernández, según pudo saber La Política Online dejó preocupados a los industriales argentinos sensibles a las importaciones asiáticas y desencajados a los empresarios que componen la Cámara de Comercio Argentino-China que n o estaban la tanto de este acuerdo. Pero su vocero, Ernesto Fernández Taboada se mostró optimista y precavido. "Es una medida financiera que le servirá a la Argentina para comerciar, pero todavía falta ver la letra chica, sostuvo en diálogo con este medio.

La idea de Redrado es que este acuerdo le dé liquidéz al mercado y le quite presión al dólar que la semana pasada continuó trepando y alcanzó a cotizarse a 3,73 pesos.

Qué es y cómo se maneja el swap cambiario

Es un crédito abierto por tres años, por el cual Argentina le puede solicitar a China prestado el equivalente de hasta 70.000 millones de yuanes - que a la cotización actual equivalen a 10.200 millones de dólares-. No es de uso inmediato ni obligatorio. Se utiliza en caso de urgencia.

Para acceder a este dinero, Argentina tiene que depositar el equivalente en pesos en un banco chino, para lo cual tendría que emitir moneda antes.

Si el país decide recurrir al préstamo debe avisar al Banco Popular de China con 72 horas de anticipación. En ese momento, se define el monto, la tasa y el plazo del crédito (que puede ir de uno a tres años).

Si bien todavía no se especificó cuáles son los usos posibles de ese préstamo de contingencia, Argentina presiona para que pueda acceder en el momento que lo precise y que nos e ate al comercio bilateral, mientras que China busca que sólo sea para comprar mercadería que provenga de su país.

Este acuerdo le da al gobierno de Cristina Kirchner el financiamiento que no consigue en los mercados y evita el uso de las reservas del Banco Central. En tanto, China busca a través del swap introducir su moneda en el mercado de América Latina e ir cercenando el poder que tiene el dólar en el intercambio comercial.

Temas de la nota:
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.