La Justicia y las elecciones
La estrategia de la Corte para quedar fuera de la pelea electoral
A Lorenzetti y otros ministros los obsesiona evitar que el gobierno o la oposición utilicen políticamente fallos para los comicios de octubre. Hay temas importantes a definir, como despenalización de la marihuana o la libertad de Astiz y el "Tigre" Acosta que los complicaría. Analizan demorar los fallos críticos hasta después de octubre o apurarlos para marzo.
Una de las premisas que se impuso Ricardo Lorenzetti cuando asumió como presidente de la Corte Suprema de Justicia fue acercarla a la gente. Por eso apuntó específicamente a cambiarle su imagen, a renovar el prestigio de sus jueces sin erigirse como un tribunal elitista y que los fallos no sólo sean de acceso público permanente, sino que afecten en forma directa el día a día de los ciudadanos.

Aunque esto en parte fue llevado a cabo y se sigue profundizando, en los próximos meses ese avance podría traerle complicaciones. Es que en vísperas electorales, varios de los ministros de la Corte que trabajaron duro para desprenderse de la imagen “adicta” que dejó el menemismo en la institución, hoy quieren evitar quedar en medio de la pelea entre el kirchnerismo y la oposición y que sus fallos sean utilizados políticamente.

Marcando una nueva tendencia en el ámbito judicial, Lorenzetti dio hoy una conferencia de prensa durante la apertura del año judicial del máximo tribunal, donde antes expuso un discurso impecable. Allí alertó sobre la celeridad de los fallos, resaltó la importancia de la autonomía de los jueces y habló de la implicancia política que tienen los fallos del máximo tribunal.

Si bien pidió celeridad a sus pares, alertó sobre los riesgos de seguir los tiempos de la política. Este es, justamente, el debate interno de la Corte por estos días. Un tema que fundamentalmente obsesiona a Lorenzetti, un hombre con una carrera judicial intachable pero sin kilometraje político, algo que si pueden exponer Eugenio Zaffaroni –ex diputado porteño y asesor en el Congreso- o Juan Carlos Maqueda -ex diputado y senador nacional-.

Lo que no quieren es que el resultado de algunas causas acabe en acusaciones por parte del gobierno, corriéndolos por izquierda, o que otros fallos los exponga ante la oposición. “Lo último que quieren es a Néstor Kirchner o Carrió usándolos para hacer campaña”, resumió un funcionario judicial a La Política Online.

Posición dual

Entre los fallos más complicados y políticamente determinantes, aparecen algunos sobre temas jubilatorios –muchos fallos pendientes por la ley de movilidad jubilatoria-, un aparente despido discriminatorio que influye directamente sobre los gremios, la posible libertad de los ex represores de la ESMA, Alfredo Astiz y Jorge “Tigre” Acosta o la despenalización de la marihuana.

Por todo esto, hoy en la intimidad de la Corte se debaten dos aristas. Una, es “patear” hasta después de octubre los expedientes más complicados políticamente y hasta esa fecha dedicarse a algunos de carácter más social, para no quedar en evidencia ante la sociedad. La otra opción es trabajar ya mismo esos fallos, puntualmente en marzo, la que consideran una distancia temporal prudente hasta el mes electivo de octubre.

Si bien aparecen como especulaciones, esta última posibilidad es la que por ahora podría ganar terreno. Si bien cuando se lo consultó por la causa de despenalización Lorenzetti no dio precisiones, aclaró que “no va a demorar mucho, pero hay muchos detalles que coordinar para que el mensaje a la comunidad sea claro y no confuso”.

En la misma orientación suma que mañana la Corte Suprema llevará a cabo una audiencia pública por la tala indiscriminada de bosques en la provincia de Salta, luego de un reclamo de la comunidad indígena Wichi. Un problema que podría tocar de cerca al gobernador Juan Manuel Urtubey –su familia tiene negocios con el desmonte- o hasta su antecesor, el senador Juan Carlos Romero.

Lo único claro, es que a esta Corte vista como muy prestigiosa tanto desde el ámbito político interno como internacional se le viene una jugada importante. Tal vez la prueba más fuerte desde su conformación. Por eso no quieren quedar pegados a una definición política de la que prefieren estar al margen.

Trabajo en imagen

Lorenzetti hace tiempo que viene trabajando muy seriamente el tema del posicionamiento público de la Corte. Se ha hecho asesorar por expertos en imagen pública y ha impuesto una Corte más moderna, más visible para la sociedad y más independiente políticamente, no sólo del gobierno sino de la oposición también.

Entre esos cambios esta el portal online de la Corte Suprema (www.csjn.gov.ar), con un importante avance tecnológico y de acceso a la información que podría ser tomado como ejemplo. Allí se pueden ver día a día cada fallo del máximo tribunal, los cuales calculan en más de 1.000 por mes.

Sobre esto habló hoy justamente Lorenzetti, cuando hizo referencia a la necesidad de avanzar con la informatización del Poder Judicial. Para esto pidió la participación de las organizaciones no gubernamentales y reclamó mayor "transparencia".

En ese sentido, Lorenzetti aseguró que es obligación de los jueces difundir información respecto de las causas que tienen relevancia institucional. Todo un cambio a la postura histórica que sostuvo hasta aquí la Corte Suprema.
Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.