¢â‚¬Å“¿GOBIERNAN SORETES DE LA PRENSA? ¢â‚¬Â
Esa frase eligió el ex ministro de Seguridad de Cobos para expulsar periodistas de la Legislatura.
“¿Quiénes gobiernan? ¿Nosotros o estos soretes de la prensa?”. Esa fue la cuanto menos desacertada frase elegida por el diputado radical y otrora ministro de Seguridad de Mendoza, Alfredo Cornejo, para mostrar su descontento por la presencia de periodistas en la Cámara de Diputados de esa provincia.



La insólita crónica da cuenta de un extraño y bochornoso episodio que se dio la semana pasada en la Legislatura de Mendoza, cuando Cornejo exigió desalojar a los reporteros porque “cumplen con un servicio de orden privado”. Viendo los periodistas que ninguna autoridad legislativa se hizo eco de ese pedido, permanecieron en el recinto, obligando al presidente de la Cámara, el diputado justicialista Carlos Ciurca, a convocar a los diputados y a Cornejo a otra sala, para aclarar la situación.



Una vez allí, sala a la que Cornejo entro claramente ofuscado, fue donde disparó la desorbitante frase, la cual le valió según relató el diputado del ARI, Néstor Piedrafita al Diario Los Andes, una reacción inmediata de Alejandra Naman, también del ARI, quien finalmente terminó trenzada a gritos con Daniel Cassia, del PJ, y José Montaño, de la UCR.



La tensa situación, que fue tomada por muchos sectores como un duro golpe a la libertad de prensa por nada menos que un ministro del gobierno provincial, finalmente fue bajando la temperatura, volviendo todos al recinto para llevar adelante la sesión, que terminó siendo pública.



En la audiencia en la que Cornejo se puso tan ofuscado con la presencia mediática se iban a tratar algunos proyectos suyos pidiendo penas más duras y modificar algunas leyes.



Cornejo ya venía llamando la atención mediática con declaraciones turbulentas. Apenas unos días antes, al asumir la cartera de Seguridad, hizo referencia al asesinato de Laura Abonassar, asesinada aparentemente por un grupo de jóvenes criados en la marginalidad, se refirió a ellos como “pendejos de mierda” e “hijos de puta”.



Para justificar semejante aseveración, Cornejo dijo hablando con un periodista que “eso es lo que son, porque todo esto me indigna, ¿o a vos no? Hay que indignarse como se indigna la gente si no perdemos credibilidad pública”.



Cornejo, cobista de pura cepa, sonaba como posible candidato a gobernador de Mendoza, en reemplazo de justamente Julio Cobos, quien todavía aspira a integrar la fórmula con Kirchner, Néstor o Cristina.