Inversión Extranjera Directa
Las Pymes seguimos en marcha
Por Mauro González
En un contexto de pandemia mundial y en medio de una crisis económica que atraviesa al país, necesitamos del tan preciado dólar para fortalecer a nuestras empresas y la soberanía productiva de Argentina.

Finalmente, luego de semanas de expectativa, el Consejo Económico y Social dio a conocer un decálogo de principios que orientarán la reactivación productiva de nuestro país. Sectores empresarios, gremiales y el Estado, representado por el Ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, acordaron trabajar sobre 10 ejes que definirán las medidas a tomar por la cartera.

Si bien está presentación logra atender a todas las inquietudes del nuevo escenario productivo, deja también en claro que será la acumulación de divisas el factor determinante de la salud que pueda ostentar el plan en su totalidad. Necesitamos exportar más; una macroeconomía estable; promover la inversión privada; y ser cautos con la apertura comercial, dirá en 4 de sus apartados. En definitiva, lo que necesitamos son dólares.

Necesitamos atraerlos y disminuir su salida. Es por esto que resulta menester pensar en dos conceptos que podrían estar ausentes, o al menos difusos, en la presentación del Consejo.

Es necesario en primer lugar comenzar a planificar un esquema de Inversión Extranjera Directa que contemple los fomentos necesarios que el Gobierno deba otorgar. Desde ya, siempre teniendo presente nuestra soberanía productiva.

La IED propiciará la entrada de divisas al mismo tiempo que genera un escenario de previsibilidad y confianza. Debemos identificar los sectores de la industria más urgentes. Aquellos que cuenten con la capacidad instalada necesaria, la mano de obra más calificada, o atiendan a demandas más voluminosas. Optimizar dichos sectores mediante el desarrollo tecnológico para producir más y de manera eficiente.

Y en este sentido, sentar las bases para un proceso sostenido de sustitución de importaciones. Nuestra matriz productiva tiene un alto componente de insumos importados, que demandará cada vez más dólares a medida que aumente la producción. En tanto mantengamos esa lógica no solamente tendremos el problema inmediato de la salida de divisas, sino que además no terminaremos de fortalecer nuestra industria.

Un entramado productivo que está tan sujeto al tipo cambiario podrá sostenerse en la medida que los gobiernos fomenten el desarrollo industrial como base de su modelo económico. Pero bastará un nuevo giro conservador para dejar a nuestras empresas a merced de las preferencias cambiarias del sector primario y el especulativo.

Necesitamos dólares para fortalecer a nuestras empresas, y necesitamos de esas empresas para fortalecer nuestra soberanía. Y también es cierto que necesitamos de todos los sectores productivos. Necesitamos más y mejores puestos de trabajo capaces de robustecer el mercado interno. Necesitamos desarrollar la potencialidad de todas las regiones, de manera inclusiva e innovadora. En definitiva, necesitamos PYMEs produciendo en cada rincón del país.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.