Editorial
A río revuelto, ganancia de la población
Por Mariano Lanouguere
Ante las próximas elecciones, se presenta el terreno de posibilidades que genera la alternancia en el poder y las oportunidades para colar en este nuevo paradigma de la política argentina ideas y sistemas propios de la Era Digital y el Siglo XXI.

Con mucha seguridad tendremos un gobierno de otro color a partir del 10 de diciembre del 2019: allí entran en juego no sólo los nuevos funcionarios que llevarán las riendas del país, sino la oportunidad impostergable de aportar al nuevo gabinete y sus equipos técnicos las ideas, que con mucho miedo y poca suerte, no pudo aplicar Mauricio Macri en sus cuatro años al mando del Estado.

El paradigma de la administración pública, en cualquiera de sus estamentos, ha cambiado y ha convertido en anacrónicos a todos aquellos gobiernos que no se han actualizado, digitalizado y abierto a la sociedad que los ha legitimado en las urnas.

Una de las herramientas de las que el nuevo Gobierno debe empapar al Estado, desde la hora cero de este nuevo comienzo, es la del "Gobierno abierto" que ha emergido como un valioso instrumento a fin de convertirse en política pública ante las "nuevas ciudadanías" digitalizadas, más informadas y demandantes de información y explicaciones.

Este nuevo concepto surge para que éstas puedan influir en el debate, diseño y aplicación de nuevas políticas en sus distritos. Surge también para transparentar la gestión de los poderes ejecutivo, legislativo y judicial; fomentar la participación ciudadana en la producción de nuevas políticas e iniciativas en beneficio del conjunto societario y promover la colaboración mutua entre las diversas áreas que componen a la administración pública de nuestro distrito, los particulares, las universidades, las ONG's y las empresas aquí radicadas.

Nuestro país se ha insertado en el mundo digital con ideas del siglo pasado, digitalizando algunos documentos públicos y creando aplicaciones, donde lo más "revolucionario" que forjaron fue la nueva posibilidad de gestionar un turno de forma on-line para hacer un trámite otrora presencial. Entendiendo el concepto de "gobierno abierto" como una avanzada mucho más profunda, con internet como indispensable herramienta para canalizar el programa a aplicar y desarrollar las plataformas necesarias para la divulgación en bruto de los datos públicos, los cuales deben ser extraídos, trabajados y publicados bajo los siguientes principios:

A) abiertos por defecto;

B) oportunos y exhaustivos;

C) accesibles y utilizables;

D) comparables e interoperables;

E) para mejorar la gobernanza y la participación ciudadana; y

F) para el desarrollo incluyente y la innovación.

Cualquier Programa de Gobierno Abierto que quiera aplicarse debe basarse en sus tres grandes pilares: la transparencia, la participación y la colaboración, y debe funcionar orientado a transformar realmente la interacción entre la administración y la ciudadanía, como una nueva forma de comunicación recíproca y, desde luego, como una nueva forma de practicar una "democracia directa".

Debemos encarar esta transformación de forma imperiosa: la desconfianza de la ciudadanía hacia las instituciones democráticas es cada vez mayor y esto se expresa en los índices de percepción de la corrupción y en los índices de abstención de las últimas elecciones. Cuanto más se retrase una iniciativa de estas características, menos eficiente será puesto que es primordial que la ciudadanía en su conjunto participe activamente en la co-creación de políticas públicas y en el proceso de rendición de cuentas como constante auditor.

Estos datos en bruto (bases de datos) que pueden ser utilizados, reutilizados y redistribuidos libremente por cualquier persona, se publican: a) con la finalidad de facilitar el acceso a la información pública en formato reutilizable siendo estos relativos a la gestión pública municipal y de gran interés para la población local y b) impulsar el desarrollo de herramientas creativas (sea de la sociedad civil como de organizaciones) para atraer y servir a la ciudadanía.

Una idea de tales magnitudes debe llevarse a cabo de forma aún más intempestiva en municipios y comunas locales, para proveer al vecino herramientas innovadoras a partir de sus propios datos en crudo, gráficos, estadísticas y mapas con toda la información relevante de la comuna. Allí el ahora vecino-usuario deberá encontrar desde los recibos de sueldo del intendente, funcionarios públicos y concejales hasta las facturas, licitaciones y demás información relativa sobre todas las compras y contrataciones que ejecute el Municipio.

Se debe hacer hincapié en la publicación minuciosa sobre todo lo relativo al presupuesto municipal: ingresos (de dónde provienen) y egresos (en qué gastan nuestras comunas). Toda la creación de estadísticas con fin ilustrativo para la sociedad deberá ser contrastable con su correspondiente publicación análoga de datos en crudo en los data sets del sitio web, creado a tales fines y solo se editará a fin de otorgarle al usuario una estética y sencilla manera de observar información. Se debe disponer de un proceso para asegurar que los datos que se revelan son exactos y fiables, y mostrar el resultado de ese proceso a los usuarios.

Los datos publicados por el Gobierno deben estar en formatos y enfoques que promuevan el análisis y la reutilización de esa información: lo más valioso, sin dudas, de los datos de un Programa como el propuesto, surge de la capacidad de la ciudadanía para llevar a cabo análisis propios de los datos en bruto, en lugar de confiar en el que pudiera expresar el Estado municipal. Este último debe garantizar la inmediata disposición de los datos a publicar, apenas ellos se hayan producido por algún área o agencia de la comuna. Los datos, tanto en crudo como en formato estadístico para visibilizar la transparencia institucional, deberán ser publicados lo más rápido posible, pues la oportunidad es parte importante del valor de los mismos.

La verdadera revolución viene con la utilización de herramientas de democracia directa, ya utilizadas con gran éxito en Europa, en municipios como Madrid o Cataluña. Incluso contamos en nuestro país con un caso extraño, como la experiencia de O.G. implementada en Bahía Blanca, con éxito relativo y alejado de los estándares a los que se intenta llegar con una revolución de tales características.

Mediante la creación de un sitio web y disponiendo en él de un sistema de registro de usuarios con validación obligatoria y exhaustiva de datos personales, mediante acreditación de identidad vía datos biométricos (tecnología ya aplicada por la administración Cambiemos en aplicaciones como Mi AFIP o Mi Argentina) y en contraposición con el padrón electoral más actualizado al momento, se deben configurar secciones como ‘‘Propuestas'', ‘‘Debate'' y ‘‘Votaciones''.

En la primera de estas, se debería habilitar a cualquier usuario debidamente registrado a proponer su propia iniciativa de política pública para cambiar, mejorar o transformar algún aspecto, área o cualquier ítem de la comuna. Los requisitos de forma básica para proponer tales propuestas deberían establecerse u abrirse para cada una de ellas un hilo de foro en la sección ‘‘Debate'', para la eventual participación de los demás ciudadanos sobre la crítica o mejora de tal iniciativa.

Finalmente, todas las propuestas que consigan el aval del 2% del padrón electoral habilitado para elegir intendente en ese Municipio deberían ser pre-aprobadas por el sistema y puestas a consideración en la tercera sección, ‘‘Votaciones'', donde la población podrá votar por su aprobación o no por mayoría simple. Tal decisión, emanada de la voluntad popular, debería ser vinculante para el Municipio, que debería ejecutar la nueva y legitimada demanda en el plazo de un año.

La aplicación de todos estos puntos es de vital importancia a la hora de crear un nuevo régimen de gestión sobre la actual administración. Estos garantizan la participación ciudadana, creando una suerte de "democracia directa" donde cualquier ciudadano habilitado por nuestra legislación a elegir y ser elegido podrá proponer nuevas iniciativas y someterse al escrutinio popular, ya que con una pequeña cantidad de adhesiones a su propuesta (el mismo porcentaje que se le exige a un partido político para sortear con éxito las Elecciones Primarias Abiertas Simultaneas y Obligatorias y poder participar de las Elecciones Generales) podrá ubicarla al mismo nivel que un proyecto de ordenanza municipal emanado de un concejal y esta será votada, a condición de que sean más los votos afirmativos que negativos, para que esta sea "ley" de carácter vinculante para el Poder Ejecutivo municipal.

El hecho de que un vecino de la comuna pueda plebiscitar su iniciativa generará sin dudas la sensación de cogobierno y devolverá la confianza de la población hacia sus instituciones, porque, de hecho, este pasará a formar parte activa de ellas y del Gobierno en general. Es que de verdad, la ciudadanía podrá participar activamente del diseño de políticas públicas y además tener un eficiente, eficaz y real acceso a la información, desde el cual podrá sin dudas ejercer un rol de contralor, al someter a la Administración a la rendición constante de cuentas.

Se entiende al "gobierno abierto" como un concepto revolucionario y de grandísima utilidad para mejorar nuestras democracias modernas, con su consecuente transferencia de soberanía hacia los ciudadanos a través del poder de iniciativa pública por vía de medios digitales, la transparencia de toda la documentación publica relativa al erario público, finanzas, contrataciones, estadísticas demográficas y hasta de tráfico en las principales arterias de la ciudad; y la publicación de los datasets en bruto, para que a partir de él se generen herramientas digitales como aplicaciones para teléfonos celulares o computadoras, y se fomenten así otros medios de información, recopilación de datos y todo producto de utilidad que provenga de la colaboración entre ciudadanos particulares, organizaciones no gubernamentales, empresas y la administración pública.

Sin embargo, y por último, nada de esto será posible si el Gobierno no recurre y se sostiene en la población: debe integrarlos a todos y fomentar la participación de ellos en todos los medios públicos o privados a su alcance con el objetivo de que efectivamente se comprometan al uso productivo, analítico y provechoso de los datos y estadísticas, así como de las plataformas para hacer realidad sus ideas. A su vez, para ello también se deberá afrontar capacitaciones para todos los empleados y funcionarios públicos de la comuna que queden afectados a la construcción de esta estructura que modificará, sin dudas para siempre, la gestión municipal y dará lugar a un ida y vuelta entre dirigente y vecino jamás visto en ningún barrio de nuestro país.

En resumidas líneas, este cambio de gobierno que se avecina trae consigo un terreno fértil en el que se pueden implantar grandes ideas, con poquísima inversión financiera y grandes beneficios para la población en general. Esto, siempre y cuando dejemos atrás los vicios del pasado y la política se anime, por fin, a romper el paradigma del verticalismo para con quienes legitiman su conducción y a utilizar herramientas que nos igualen para que el pueblo pueda sentirse verdaderamente parte (o intentar serlo, por lo menos) de los cambios que siente que necesita su sociedad.

Para ello debemos tener el coraje de mostrar, sin filtros de Instagram, todo aquello que hacemos desde la gestión estatal, someternos al escrutinio permanente, el cual puede darnos más o menos legitimidad según nuestro desempeño como funcionarios y delegar, a través de este tipo de herramientas de democracia directa, ciertas decisiones a la ciudadanía, la cual también le devolverá a la política nuevas herramientas creadas a partir de, por ejemplo, los datasets publicados, y que sin dudas volverá a enamorarse de la valiosa y casi única herramienta eficaz para transformar la realidad que es la política. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.