Elecciones 2019
Una elección que se definirá al filo de los números
Por Juan Pablo Djeredjian
Los promedios calculados por el Observatorio de Encuestas indican que Macri deberá hacer un enorme esfuerzo para no perder en octubre y su estrategia debe apoyarse en triunfar en el ballotage.

Desde su lanzamiento a fines de mayo, el Observatorio de Encuestas 2019 viene reflejando a través de sus promedios el fenómeno de hiperpolarización electoral que todas las consultoras coincidieron en pronosticar este año.

Como explicó LPO en las ultimas semanas, ante un escenario en que las dos fuerzas principales concentrarán cerca del 80% de los votos, las PASO tendrán el efecto de una primera vuelta, efectivamente sacando de carrera a las otras fuerzas, y muy probablemente forzando una definición en octubre.

El Observatorio midió a lo largo de junio y julio un escenario con las consultoras nuevamente muy activas, tanto las más cercanas al gobierno como al kirchnerismo, y con encuestas saliendo a la luz cada pocos días. Más allá de su orientación política o histórica, todas midieron en las últimas cinco semanas la remontada macrista que devolvió el alma a un gobierno golpeado y lo llevó a subirse a un exitismo que ahora preocupa a la campaña que dirige Marcos Peña. El siguiente gráfico muestra la evolución semanal sin proyectar los indecisos: 

¿Qué preocupa a Peña entonces? Después de todo, el gráfico muestra la fuerte recuperación de Macri en las últimas cinco semanas, sumado a un Alberto estable e incluso mostrando una apenas perceptible caída. Además, los números de la última semana promediada recuerdan al resultado de las elecciones de octubre de 2015, un enorme triunfo simbólico de Macri, que, a pesar de perder por 3 puntos contra Scioli, terminó por llevarlo a la Presidencia en el ballotage.

Pero esa elección fue muy distinta a esta: la fuerza que lideró Sergio Massa se mantuvo competitiva como el espacio "del medio" y logró evitar la polarización que vemos este año. Teniendo en cuenta esa diferencia, si tomamos los mismos datos utilizados en el gráfico anterior pero proyectamos los indecisos, el panorama se vuelve escalofriante para Juntos por el Cambio:

Los datos para la 3ra semana de julio no sólo son terribles para Macri porque muestran al Frente de Todos a 2 puntos del límite de los 45% que garantizan una victoria en primera vuelta, sino también porque estos siguen siendo los números de las encuestadoras para las PASO. Es decir que los números del Observatorio colocan a Alberto Fernández arañando la Presidencia aun sin tener en cuenta el natural flujo y reordenamiento del apoyo electoral que sucede tras las primarias.

La historia muestra que las PASO terminan por acentuar la polarización y herir de muerte a las terceras fuerzas. ¿Podría Juntos por el Cambio evitar que incluso 2 o 3 puntos de la fuerza de Lavagna y Urtubey fluyan hacia Alberto Fernández y Cristina Kirchner en las elecciones generales? Después de todo, se trata de dos fuerzas peronistas y varios de sus integrantes incluso compartieron gobierno en el pasado.

Por otro lado, ¿lograrán convencer al fuertemente ideologizado votante de Espert que deben abandonar sus convicciones para votar a un mal menor cuya gestión califican de "inepta"? Una cosa es elegir entre dos opciones indeseadas en un ballotage, otra muy distinta es conscientemente decidir no votar al candidato que representa las ideas liberales solamente para evitar un mal mayor. Ahí radica el mayor peligro que Macri enfrenta en la primera vuelta.

Son cuestiones que desvelan al comando de campaña macrista. Mientras tanto, saben que lo mejor que pueden hacer es fortalecer la campaña con el mensaje hacia su electorado de la importancia de ir a votar en las PASO para evitar el golpe psicológico que podría significar una diferencia mayor a 5% de Alberto sobre Macri.

Todo al ballotage

Juntos por el Cambio debe entonces apostar todo a la segunda vuelta. No solo porque ese escenario ya lo posiciona naturalmente como "el mal menor" ante el electorado para nada despreciable de Espert - y también en menor parte para el de Lavagna-, sino también porque los propios números de Macri que vienen registrando las encuestadoras son mucho mejores.

 

Los promedios de las últimas cinco semanas rondan el 50% para ambos candidatos, por lo que no escapan del error estadístico. Pero el escenario de ballotage es el único para el cual algunas consultoras se animaron a reportar una victoria de Macri. Y el Presidente se juega todo a que tengan razón. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
6
19-3-1-4-5-14-1-19 @ 25-1-8-15-15 . 3-15-13
5
Coincido con Observador. Excelentes gráficas de tendencias en el tiempo, para agregar al Observatorio. Gran trabajo, JP
4
Esperemos que este señor Dejereyán ( o como se llame) dé la cara después de Octubre para hacerse responsable de afirmaciones tan temerarias como infundadas que acaba de firmar ahora.
3
Juan Pablo, creo sería buena cosa pongas estas mismas gráficas que muestran tendencias en link del observatorio de encuestas. El texto de este artículo en algún momento va quedar desactualizado, el link del observatorio no.

Por otra parte, se me ocurre debieran poner una etiqueta mas llamativa para acceder a los promedios de encuestas. Uno primero tiene que ingresar a tu artículo que está en opinión y que no siempre estará a esa altura y luego ingresar a otro que menciona al artículo.

Háganla mas fácil. Esta es buena información para tenerla tan difícilmente visible.
2
Estimado:
las palabras, macri y esfuerzo...
son antagonicas.
1
Que finito esta esto.