Gobierno
¿Quién le pone el cascabel al gato?
Por Ignacio Fidanza
Un bombero no es un plan, ni un gabinete potente. Macri resiste los cambios y demora el acuerdo con el peronismo.

El relevo del presidente del Banco Central luego de semanas de mala praxis en el manejo del mercado era inevitable. El acuerdo con el FMI le puso la última piedra a la gestión de Sturzenegger, al dejar a la intemperie la inexistencia de una política monetaria consistente.

Pero esa decisión era apenas el primero de los tres pasos que están a la vista de cualquiera que los quiera ver. Falta un ajuste drástico del gabinete para pasar a un esquema clásico de 8 a 12 ministros con poder y el acuerdo con el peronismo para meter el ajuste comprometido con el Fondo en el Presupuesto 2019.

El Gobierno vive un momento de fragilidad política en gran medida auto inflingida por sus propias contradicciones o si se quiere, la tóxica fantasía de una Presidencia sin costos. Pero eso es el pasado. La realidad ya se encargó de ajustar esas clavijas, cuando el gradualismo voló por el aire.

El problema que enfrenta ahora la Argentina, es la resistencia sorda del Presidente a encarar un sendero que como pocas veces en la historia reciente, tiene un consenso de casi todos los factores de poder, incluido su propio círculo de confianza. Los tres puntos enunciados los comparten desde Nicky Caputo hasta Miguel Pichetto y Sergio Massa, pasando por María Eugenia Vidal, Horacio Rodríguez Larreta, los principales empresarios y hasta Wall Street y el FMI.

Desde que se escapó el dólar Macri viene corriendo la crisis de atrás. No porque a esta altura lo sorprenda, si no por su actitud refractaria a aceptar el mensaje que contiene.

Por eso, el cambio de gabinete a regañadientes de este jueves por la noche no causó el impacto esperado. Porque desde que se disparó el dólar, Macri viene corriendo la crisis de atrás, no porque a esta altura lo sorprenda, sino por su actitud refactaria a aceptar el mensaje que contiene.

Parte de esa dificultad se expresó en la fallida conferencia de Nicolás Dujovne de este viernes, en la que no anunció ninguna medida y afirmó que los cambios son apenas una etapa más del exitoso programa que Macri lanzó al inicio de su gobierno. Esta retórica que busca disimular el fracaso, o si se quiere apunta a contener el lastimado ego presidencial, no es un buen mensaje para un mercado que espera gestos contundentes. Las palabras también tienen efecto cuando se pronuncian desde posiciones críticas del poder.

Caputo es el bombero designado para apagar el incendio del dólar. Tal vez lo logre y junto al respetado Cañonero consigan además trazar una política monetaria sensata. Pero eso es la emergencia. Lo que no se ve es una cabal comprensión de Macri -al menos en sus gestos y discursos- de la gravedad de la situación.

De otra manera no se entiende la demora en abordar el acuerdo con el peronismo. La secuencia que viene es previsible: Ajuste, mayor conflicto social, perdida del poder adquisitivo de al menos diez puntos este año, huelgas y caida de la actividad. "Nada de eso se puede transitar sin un acuerdo con el peronismo", confirmó a LPO un destacado integrante de Cambiemos.

No es un paseo

Macri debería tener mucho cuidado con los pasos que da en estos días. Si la conferencia de Dujovne para no decir nada importante fue un error, su convocatoria a gobernadores, senadores, la Corte Suprema y casi cien jueces federales, para leer un discurso lleno de generalidades sobre el narcotráfico de apenas seis minutos exactos y retirarse, fue lo más parecido a un tiro en el pie. No importa la anécdota del pase de facturas entre Garavano y De Andreis.

El problema que enfrenta el Gobierno es de pérdida de confianza. Esta no se reestablece con discurso duranbarbista. El cálculo de no decir nada puede servir para la campaña, no para una situación como la actual y menos frente a los actores del poder. Hubo decepción y sorpresa. Para qué abundar, no seamos malos.

Gobernar la Argentina no es un paseo. La fantasía de una élite iluminada que desde los salones revestidos en madera caoba del Jockey Club define los destinos de la patria, es además de elitista, peligrosa. En este país inmenso, hace falta mantener los ojos bien abiertos y los pies en el barro. Si no, lo que puede ocurrir es que se pierda la capacidad de anticipar los acontecimientos, que es de las cosas más graves que le pueden ocurrir a un gobierno.

Contra lo que dicen algunos líderes de Cambiemos, que no le hacen nada bien al Gobierno, Macri está muy lejos de enfrentar una situación desestabilizadora. Pocos presidentes tuvieron una oposición tan dispuesta a acordar. Pero esto no significa que dejen de ser oposición, ni que los tiempos sean eternos.

Macri sigue atrapado en la lógica gradualista que ya le fracasó en lo económico. Es probable que en su vida personal sea un acierto, pero en el actual contexto su traslado a la política sólo sirve para espiralar la crisis. El caso de Dujovne es emblemático: Esta construyendo un ministro de Economía de verdad en cuotas y a fuerza de golpes de mercado. Secretaría por secretaría. En el medio, el país pierde reservas, el valor de la moneda se destruye y la incertidumbre crece.

Lo mismo ocurre con el acuerdo con el peronismo. Lo enuncia. No avanza. Lo congela. Lo saca del freezer. Se reúne con algunos gobernadores. No define.

No es un buen curso de acción para este momento. Lo que ocurre es lo opuesto de lo que busca. Tal vez quiere conservar el manejo de las decisiones y el tiempo, metiéndole arena al proceso. Está perdiendo ambas.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
12
Con cuál peronismo Sr. Fidanza? Quién representa adecuadamente al peronismo?
11
Llamar gato al sr. presidente es un despropósito. respeten la investidura, todo tiene un limite. todo culpa de la puta, yegua montonera!
10
La solución inteligente, no pasa por un maquillaje, tampoco por denigrar personas capaces como caputo por que el dólar sube. algunas voces hablan de un acuerdo con el peronismo, (no quiero ni imaginar tal disparate), claro, hablar y opinar es gratis y en este país opinan hasta de economía gente sin solvencia que lo único que consiguen es desestabilizar, muchas veces la ignorancia consuela egos personales, pero no resuelve los problemas. las mesas chicas otro invento disparatado, son el maquillaje a la resistencia del presidente al cambio a un verdadero y audaz golpe de timón y es que en esas mesas tiene la solución. después de haber conseguido reintegrar a la misma a los cerebros que se fugaron artos de verse ninguneados, por que nadie los escuchaba, como emilio monzó o ernesto sanz, hay que comprometerlos además a formar parte activa del gobierno . no solo hay una deuda moral, ellos representan a una masa importante de electores, fueron parte del triunfo. parte esencial para el armado político de cambiemos y aceptados tanto por radicales como por peronistas. tiene el presidente la solución en su propia mesa, distinto es que quiera continuar aferrado a los amigos del colegio y el enojo y falta de confianza ciudadana den por tierra con este milagro.
lo sorprendente es que además son politicos, quizás con las cabezas mas brillantes de la política argentina, eso que este país necesita tanto. yo no se, si como en otras oportunidades oímos: que sanz sería un gran jefe de gabinete o emilio monzó un excelente ministro de interior o que rogelio frigerio un buen ministro de economía, pero suena muy adecuado y en estos momentos, imperativo algo de esto. lo que tenemos es evidente que no genera confianza y además está creando una gran incertidumbre y enojo en la población. estamos en peligro y en este país, estar en peligro no es un tema menor. hay que ser responsable, cuidar este milagro. no se comprende por quienes votamos "el milagro", que no estén todos y que prevalezca a toda costa una cuestión de lealtades mal entendidas, por que por sobre todas las cosas prevalece el interés nacional. siempre será mejor y está fuera de toda duda , que la lealtad con los amigos pasa por el respeto y no se puede mezclar con la política, como es el caso y lo grave, es que es acosta de ser leales con los que llegaron contigo y mas grave aún que los amigos, se aferren al sillón y todo esto les de igual. este no es el interés nacional. el país necesita un audaz golpe de timon y la única opción, está en "la mesa chica", no son amigos, fueron votados, así el presidente recupera la confianza y diluye la responsabilidad, por que es cosa de todos y en estos momentos de interés nacional.
9
Hay una sola persona q puede reinstalar las retenciones y parar la crisis d endeudamiento. Pero primero la mitad d los argentinos, pidanle disculpas.
8
Usted es un periodista inteligente. Puedo preguntarle con cuál peronismo y cómo, sin necesidad de eliminar el deficit fiscal.
7
Bueno fidanza que título de zoológico es de lo único que podes opinar y tus otros colegas que escriben acá ,ven venir el tren de frente y para uds.es una luz blanca que hecha uno ahora te diría y pensalo seguro que lo sabes y no arriesgas...devaluan o licuan deudas ,jubilaciones us minina 200 se acuerda o eras niño de Norma Plata y las lágrimas del hdp de Cavallo ,salarios etc.y por ahora nos da us 35 no se de todas manera el responsable es el pte.? El mejor equipo de los últimos 50 años menos mal.
6
Que vengan los bombreos que me estoy quemando, que vengan los bomberos que me estoy muriendo, tralaralarala
5
Desasiado intringulis para una situación mucho más simple, clara y que se puede definir en un antiguo dicho : lo que natura no da , Salamanca no presta....
4
Yo no pierdo las esperanzas...Se que con este gobierno se puede estar mañana aun peor. Con los K sentia lo mismo, pero con estos la sensacion se multiplica por tres.
3
Este gobierno es tan malo que está llamando a gritos a la oposición, para que venga a ocupar su lugar!!. Como dijo una vez el General Perón, cuando se lo consultó sobre que pensaba hacer para volver al poder, y dijo que nada, que todo lo estaban haciendo sus opositores que en ese momento histórico eran gobierno, porque el peronismo estaba proscripto.