Gobierno
Macri ante el riesgo de quedarse sin mercado
Por Ignacio Fidanza
Golpeado por la derrota del gradualismo no logra ofrecer un rumbo claro y suma al enojo social la desconfianza del mercado.

La bomba de profundidad que implicó la derrota del gradualismo, empieza a exponer trazos de su efecto más pernicioso: El gobierno de Macri no sólo se quedó sin relato, sino que también ofrece indicios preocupantes de un pérdida de rumbo.

En las semanas posteriores a la corrida, combinó el anuncio de un regreso al FMI de la mano de un ajuste fiscal tradicional, con la reedición apenas disimulada de políticas kirchneristas de intervención en los mercados.

El ministro de Industria (ahora se llama Producción), Francisco Cabrera, forzó a los supermercados a ampliar los productos del programa de Precios Cuidados; reglamentó en tiempo récord una Ley de Defensa de la Competencia que se supone otorgará dientes al Estado para combatir los aumentos de precios "excesivos"; y exigió a las principales empresas de alimentos y otros bienes críticos, que abran sus costos para analizar los márgenes de rentabilidad.

Un tardío homenaje a Guillermo Moreno, de la mano de un gobierno que le dijo al mundo que Argentina ahora sí se iba a ajustar a las reglas del mercado, para atraer inversiones.

El mismo día que Aranguren proponía fijar desde el Estado un precio para el barril de petróleo, Macri vetaba indignado la ley que limitaba el aumento de tarifas, bajo el argumento que espantaba inversiones y mantenía subsidios.

Pero el absurdo no se detuvo allí. El ministro de Energía, Juan José Aranguren, un cruzado que incineró decenas de puntos de imagen positiva del presidente en el altar de las tarifas a niveles de mercado, se desconoció a sí mismo y ofreció otro remix kirchnerista: congelamiento del precio de los combustibles y barril criollo para salir del laberinto que generó el congelamiento.

Fugar hacia adelante sumando medidas intervencionistas que tratan de solucionar los problemas que generan anteriores medidas intervencionistas, es un clásico de las políticas de corte populista que Macri prometió erradicar.

Pero como la Argentina no tiene desperdicio, Aranguren propuso el regreso del barril criollo -esto es un precio del crudo fijado por el Estado de manera autónoma a lo que ocurre en los mercados-, el mismo día que Macri vetaba indignado la ley que limita los aumentos de tarifas, por considerar que mantenía la práctica insoportable de subsidiar.

Si en el futuro, el precio internacional del petróleo cayera por debajo de los 70 dólares que propuso su ministro de Energía, Macri deberá subsidiar no ya a usuarios de luz y gas, sino a poderosos petroleros. Una dinámica de negocios garantizados a expensas del Estado, similar a la que ofrece el nuevo carry trade que se montó sobre tasas del 40%, dólar, Lebacs y dólar futuro, ahora de nuevo manipulado por el Banco Central, como en las épocas de Alejandro Vanoli.

¿Qué paso para que el macrismo apelara a políticas que condenaba? El giro ortodoxo que le marcó como única salida posible la corrida, fue interferido por las presiones de sus aliados -Carrió y los radicales-, dejando expuesta la naturaleza híbrida de la actual coalición. Una amalgama que combina rasgos del menemismo de los noventa, con una narrativa alfonsinista, entendida esta como una versión primigenia del gradualismo no peronista, que supo encarnar décadas después Cristina, en su versión hard.

El cruce de esas dos culturas políticas, que en la campaña alcanzaron su máximo nivel de eficiencia operativa, ahora están lastrando a la acción del Gobierno. Lo que se trasmite no es amplitud de recursos, sino falta de rumbo y contradicción.

Macri se enfrenta así a un riesgo grave: Quedarse sin clientela. Enojar a los sectores medios por el ajuste que se viene y a los sectores de mayor poder económico, por el avance de políticas neo kirchneristas. No se trata ya de debatir si está o no asegurada su reelección, si no de cual será el aporte que dejará su Gobierno.

Un gobierno que se idealizó como de salida virtuosa del populismo y dos años después empieza a morderse la cola.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
19
"Un gobierno que se idealizó como de salida virtuosa del populismo y dos años después empieza a morderse la cola". Puedo entender que el Gobierno de Macri fue una salida al "populismo", pero el adjetivo "virtuoso" , viendo al primer mandatario y su relación con la política y al equipo económico , le queda muy , pero muy grande.
18
De cual mercado habla, no será el de Villa la Angostura??
17
Por qué se queda sin mercado ? Nunca lo tuvo fue especulativo desde el inicio sea realista Fianza y sincero nunca hubo inversiones solo timba y ganaron mucho o ignora la última corrida salieron de lebac compraron a 20;50 y volvieron el supermercado vendiendo a casi 26 y encima pusieron por un mes al 40/ ahora seguramente esta por hacer otra joda de que me habla de.economista esos capitales amigos de la timba.
16
El peronismo, en todas sus formas, es sinónimo de CORRUPCIÓN y, el pueblo que quiere una VERDADERA REPÚBLICA ARGENTINA no quiere NUNCA MÁS CORRUPCIÓN EN EL PAÍS ...!!!! El 10 de Diciembre del 2015 fue el día que en la NUEVA ARGENTINA comenzó el NUNCA MÁS para el peronismo en todas sus formas y será NUNCA MÁS ...!!!
15
El riesgo grave, MACRI más que enfrentarlo lo topo... el rebote le provoco un saldo negativo en la mirada de la sociedad y ello, le llevó a clausurar su liderazgo en la interna de cambiemos... midiendo menos que Vidal y quizás que su mentor, Rodríguez Larreta que disimula los resultados, evitando la ira de Mauricio, que les guste o no, es el Conductor del sector. Gobernar, ellos lo ignoraban, no es lo mismo que llegar, ahora se enteran que un Club como Boca, o un Municipio como CABA, no es un país difícil y complejo como Argentina, fenómeno de riqueza deseada, pluriclasista, pluricultural y plurireligioso... inédito, su propia riqueza y la lucha por acapararla, genera su insólita pobreza. Sin quererlo, su relato naufragó, haciendo sin pudor, lo mismo que vinieron a desterrar, -peor- algún analista diría que sin talento y sin medir tiempos. La suma de sus destiempos, se verifica a diario dinamitando su relato... que al tiempo resulto falso. El fútbol, la pobreza y la inflación... ni hablar de seguridad o de justicia, todo de mal para peor. La crisis financiera, fue peor de lo soñado... los indices saltaron del 15 al 30 de inflación, es el 100 x ciento. Reaccionaron negando la realidad y haciendo inesperadamente lo contrario que pregonaron... le pelearon al mercado y este vil, sin banderas, les llevó casi 12 mil millones de dólares. Si pensaban hacer populismo tardío, mas les valía un cepo y quedarse con los billetes. Mucha impericia, mucha improvisación y muchas conveniencias propias, que debidamente exageradas, terminan pareciendo ciertas. Muchos editorialistas, van elevando el tono de sus críticas, sus gestos son elocuentes, tanto como los de Mirtha Legrand y ella si, que los ayudo... pero cuando les supo decir de onda, que no veían la realidad, le cortaron el rostro con sus trolls. Otro caso paradigmático, es el de Beatriz Sarlo, que directamente los califico de ineptos... ellas hablaron mucho antes de la crisis, que al fin llegó. Los opinólogos pro PRO, como Zuleta o Berenstein se queman el cerebro, con análisis que explican con mucha cordura y cientismo... la falta de talento, de experiencia y de plan. Ellos rebuscan las contradicciones del peronismo y su falta de liderazgo, olvidando que antes con Menem o con Kirchner, paso lo mismo... como dijo Cafiero, parecía que peleábamos y nos estábamos reproduciendo. Pensar que ahora, no pasará lo mismo es hacer ficción política.
14
Todos saben que esto ya fracaso, el tema es ver como terminara
13
Buen análisis, el modelo no tiene sustentabilidad, ya fracaso, solo resta saber como terminara y los costos para la población, los beneficiarios de la crisis ya sabemos cuales son y serán: los banqueros y los grandes empresarios que fugan sus millones al exterior
12
Marcos appignano01/06/2018 01:12
La némesis de regulus está en marcha...

Buenisimo, todavía me estoy carcageando...
11
1 de junio de 2018, estamos peor que el 11 de diciembre de 2015. El presidente, cuyo mayor defecto es un exceso de optimismo, según dijo con su poder de autocrítica, parece decirnos: "aprovechen esta semana, este mes, vamos a estar mucho peor, muchísimo peor, van a extrañar al Macri de junio de 2018".
10
el macrismo es el camino mas corto entre un peronismo y otro peronismo