Política y Justicia
Leones por corderos
Por Ignacio Fidanza
La pelea de Cristina y el peronismo cruzó al mundo de la justicia y promete empeorar. Freiler y votos.

El peronismo enfrenta la dificultad clásica de una crisis de liderazgo. Con una Cristina que prevalece pero no hegemoniza. El resultado es el desorden y la dificultad para trazar un plan posible de acá al 2019, cuando vuelva a discutirse el poder.

Los gobernadores que impugnan el rumbo elegido por la ex presidenta, apilados, han sacado menos votos que ella. Sólo con sumar los resultados del kirchnerismo puro en provincia de Buenos Aires, Capital y Santa Fe, los supera en varios cuerpos. Y a eso hay que agregarle los triunfos en Chubut, Tierra del Fuego y Río Negro.

Se dice de manera liviana que la ex presidenta es un fenómeno político en retroceso y encapsulado en la provincia. La mirada desapasionada del resultado del domingo matiza esa hipótesis, que sirve para contrastar con un movimiento que fue mayoría, pero sigue de largo si se pierde de mirar el presente. 

A los resultados mencionados, interesa sumar lo ocurrido en los distritos más refractarios. En Córdoba, el kirchnerismo se ubicó en tercer lugar y rozó los diez puntos, un resultado por encima de otras elecciones. Y en Salta, otro territorio hostil, también se ubicó en la tercera posición, esta vez con 17 puntos. De manera que un paneo al interior del peronismo la ubica como la expresión mas votada.

Sergio Massa era el único que aparecía con potencial electoral para construir una opción superadora. Su caída fue el triunfo estratégico del macrismo, que le permitió al presidente inyectarle esteroides a la posibilidad de una reelección.

Quienes se oponen a su liderazgo sostienen que obtura un giro al centro, necesario para recuperar el poder. Acaso tengan razón, pero no tienen votos suficientes para imponerla. Ese proyecto tenía nombre y apellido: Sergio Massa. El único que aparecía con potencial electoral para construir una opción superadora. Por eso, su caída fue el triunfo estratégico del macrismo, que le permitió al presidente inyectarle esteroides a la posibilidad de una reelección.

Un escenario posible del 2019 es una Cristina nacionalizando Unidad Ciudadana, dejando al PJ con un armado famélico, que proyecta en Randazzo la foto de un futuro de catástrofe. El PRO no puede pedir más.

Este dilema profundo, entre los que tienen los argumentos y la que tiene los votos, es lo que está deslizando al peronismo a una guerra sin cuartel, que agrava en lugar de resolver sus diferencias.

El senador Miguel Ángel Pichetto pegó debajo de la cintura cuando habilitó en un paso de baile con la Casa Rosada y la Corte Suprema, la caída del camarista Eduardo Freiler, uno de los últimos retenes de las causas de corrupción que asedian a la ex presidenta. Una jugada que instrumentó el PRO, que como hizo con el manejo del escrutinio provisorio, mostró que además de globos, tiene dientes.

Cristina ya demostró que puede sacar demasiados votos sin la estructura del Estado, sin carteles, embargada, casi sin hacer campaña. Le basta con transitar desde su piso de la coqueta Plaza Vicente López a las oficinas del Instituto Patria, mientras mecha algunos post en Facebook, Twitter y Telegram. Habrá que aceptar que la Argentina tiene, al menos, de un 20 a un 30 por ciento nacional de adherentes a la versión cristinista del populismo. Como dato estructural.

Por eso, la pelea va a seguir y se va a poner fea. Ahora la amenaza se cierne sobre su hija Florencia, la única sin fueros.

El cruce áspero de política y justicia no es nuevo. El kirchnerismo usó y abusó de ese recurso, como de tantos otros, y no muestra arrepentimiento ni ofrece garantías de que no volvería a hacerlo. Por eso, los únicos corderos, si es que los hay, son los que miran el juego desde afuera.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
7
Parece que acá hay varios que no se dieron cuenta que cristina le ganó a macri, eugenia, bullrich esteban, massa, randazzo, cgt y gobernadores peronistas.
Cristina está muerta, este es un capitalismo serio. Cristina está en carrera y ahora estan buscando en la afip quien filtro los datos de los blanqueadores chorros, contrabandistas y evasores que nos gobiernan.
6
Cristina sacaba los votos que le permitían victorias gracias al apoyo no peronista, ni cristinista. Esa masa de gente la perdió y no va a volver. Hoy están con Macri y con Masa. Gente que busca racionalidad después de la locura que fueron los últimos años. Tiene mas chance Masa aglutinando PJ y corriéndose de la candidatura principal (quizás) concentrando gobernadores e intendentes, que Cristina intentando hacer valer su piso/techo de 35 puntos. Me parece que viene por ese lado, o serán los años de vacas flacas para el PJ ...
5
No conoces al peronismo y en los intendentes "renovadores" PBA 2016 tenes el desenlace al enfrentamiento Cristina-PJotismo, Cristina planta candidatos K puros en las provincias PJotistas y les caga la gobernacion 2019, la estrategia a seguir es win-win: provincias para el PJotisno, Nacion para Cristina. Cordoba 2011 es el caso testigo: el pacto Cristina-Kincho, en 2011 Cristina no le planto candidato a goberna y el Kincho se abstuvo en las presidenciales d ese año, ganaron los dos, la derrota del cordobesismo en las PASO fue la mejor noticia para Cristina, coloco a Cordoba en el mismo escenario 2011, si Cristina le planta a Carro d candidato a gobernador el cordobesismo fue en 2019,
4
el peronismo termino con lopez rega (el ultimo verdaderamente peroncho) en los 70... q vienen a salvar q? si no hay mas nada! se termino compañeros, pintenlo de izquierda (cosa q nunca fueron) o de derecha (q siempre les gusto mas) pero QEPD peronismo.... por mas q tn o cualquiera lo quiera salvar no exiten mas!
3
Rambin. Ordená tus conceptos. A que llamás "capitalismo serio"?. A lo que está haciendo MACRI?. A deprimir el mercado interno transfieriendo recursos a mineras, grandes distribuidoras energéticas y bancos para que estos después fuguen dólares al exterior?. A eximir de impuestos y retenciones a sectores que no generan empleo como los que se dedican a la siembra o las grandes compañias mineras?. A exportar "limones" y otras cosas con nulo valor agregado?. A destruir proyectos tecnológicos de tecnología nacional como ARSAT?
2
qué pasa "Cacho perez" que te veo llorando por los rincones contra el "neoliberalismo" de Macri. Acá las dos opciones son capitalismo serio y previsible o comunismo ou versiones socializantes. Los comunistas ya perdieron la guerra en los años 70, ahora por lo menos lo intentan civilizadamente por el voto. Pero en una nación que creció oyendo las historia épicas de inmigrantes que "hacian la América" en base a trabajo y esfuerzo y nunca más volver al lugar de donde salieron, parece que el discurso "popular" de pagar jubilaciones a quien nunca hizo aportes, de tener provincias sin clases durante meses, de hacerse rico de la noche a la mañana con guita del estado, parece que todo eso no seduce a nadie....salvo a esos pobres que miden su bienestar en cantidad de asados que pueden comer por mes
1
MASSA nunca fue una opción ?real? de poder, y tuvo un éxito UNA SOLA VEZ, con votos "prestados" en la elección legislativa del año 2013, que ganó en Provincia de Bs As. Y ganó esa vez, porque en esa elección NO PARTICIPÓ el Partido de MACRI. La prueba es que cuando el partido de MACRI se presentó, MASSA siempre salió ?tercero?, ej. elección Presidencial posterior (2015) y en la pasada Legislativa (2017). La imagen de ?presidenciable? de MASSA fue otra de las construcciones de los medios.
A eso hay que sumar, muchas incoherencias y oportunismos que desencantaron a muchos de sus originarios seguidores.
Acá las opciones fueron ?y siguen siendo- la liberal conservadora (MACRI) y la mas social o popular (PERONISMO K principalmente).
No hay lugar para terceras opciones