Deuda
Problemas en el excel de Guzmán
Por Guillermo Laborda
Las reuniones del ministro con los fondos norteamericanos terminaron mal. Pocos creen que llegue a un acuerdo por la deuda antes del 31 de marzo.

 El coronavirus se instaló en la Argentina en todo sentido. Y por varios meses. Lo peor de la pandemia llegará en el invierno. Producirá una demora aún mayor en la salida de la recesión y se lo utilizará como excusa de un eventual fracaso en las negociaciones con los bonistas. Las reuniones de Martín Guzmán con los representantes de los fondos de inversión norteamericanos de hace una semana fueron un fiasco. "¿Por qué Brasil se endeuda al 3% y quieren que paguemos el 8% nosotros?", le dijo el titular del Palacio de Hacienda a los ejecutivos reunidos en el quinto piso. Nadie entendía esa comparación tan disímil. Los cuestionamientos de acreedores se centran en la planilla de cálculo del ministro en la que ingresa variables como el déficit fiscal, balanza comercial, tipo de cambio, stock de deuda y luego, tras aplicarse la "fórmula Guzmán", se obtiene la quita a aplicar. Es la base de su discurso sobre la "sostenibilidad de la deuda".

Pero la variable que no se ingresa en esa fórmula es la reacción de los propios bonistas. Una restricción ineludible. La quita que es sustentable en la "fórmula Guzmán" puede derivar en el default y el inicio de las demandas en Nueva York haciendo insustentable todo, desde la salida de la recesión hasta al propio Guzmán. La sustentabilidad es un arma de doble filo, un bumerang. Hay cinco o seis grandes fondos de inversión que definen la suerte de la oferta argentina. Poseen ejecutivos altamente especializados y que no están dispuestos a aceptar cualquier quita. Tampoco se ven influenciados por los bancos asesores. 

El coronavirus hizo que se cancelen los road shows con la oferta argentina por Nueva York, Boston y Londres. La presentación de la oferta sería este viernes por videoconferencia. El riesgo país en 2800 puntos habla de que el mercado se preparó para un fracaso de la propuesta inicial.

Las críticas a Guzmán y su fórmula provienen desde el propio gobierno. Kulfas y Pesce se distancian de las posturas del alumno de Stiglitz. Lo mismo Sergio Massa. Igual el ministro sólo tiene a su cargo la renegociación de la deuda. La situación fiscal la define diariamente Alberto Fernández con el secretario de Hacienda, Raúl Rigo. Es el mismo canal, directo y sin ministros intermediarios, que utilizaba Néstor Kirchner para monitorear cada mañana la recaudación impositiva y los pedidos de gastos. El coronavirus hizo que se cancelen los road shows con la oferta argentina por Nueva York, Boston y Londres. La presentación de la oferta sería este viernes por videoconferencia. El riesgo país en 2800 puntos habla de que el mercado se preparó para un fracaso de la propuesta inicial. La fecha de cierre de la transacción, el 31 de marzo, siempre fue una utopía.

El campo y el FMI

Pero los bonistas no son los únicos adversarios que tiene Alberto Fernández. El staff del Fondo Monetario Internacional analiza el caso argentino para aprobar un nuevo acuerdo. El departamento de Strategy, Policy and Review (SPR) del FMI advirtió en 2018 sobre un default de la Argentina, lo inconveniente de que el organismo lo auxilie y la exuberancia irracional en su deuda. Igualmente el directorio del FMI aprobó el acuerdo y los desembolsos a la Argentina. Ahora el SPR que dirige Martin Mühleisen está con sus acciones en alza dentro de la estructura del FMI. Seguramente son de los propulsores de una alta quita a los acreedores pero de nuevo, el límite pasa por el seguro rechazo a la oferta.

Otro adversario es el campo tras la suba de las retenciones. El paro agropecuario no dejó mayores secuelas dentro del gobierno. Pero las sufrirá con la menor recaudación de impuestos por la caída en la actividad y las menores exportaciones para liquidar. La colección de adversarios del gobierno se cierra con las empresas petroleras. El derrumbe del petróleo debería dejar margen para bajar el precio de los combustibles. Hay igualmente escasísimas chances de que que ello suceda. El problema son las empresas productoras de petróleo, el "upstream". Si se les convalida el precio del WTI en torno a los 34 dólares lentamente irán dejando de producir. Por ello las versiones del "barril criollo" con la determinación por parte del gobierno del precio de venta de barril. Y las trabas impuestas a la importación de combustibles. Bajar retenciones a los combustibles hubiera sido lo ideal pero ¿qué diría el campo? ¿cómo se explicaría un eventual alivio de retenciones para petroleras pero no para el campo?

Cumbre de las provincias petroleras con Lanziani para pedir un barril criollo de 50 dólares

La cuenta regresiva en lo económico viene dada por los pagos de vencimientos de la deuda. En mayo suman 3.300 millones de dólares de los cuales 1800 millones son por organismos internacionales (al Club de París son u$s 900 millones) y u$s 1500 millones son por vencimientos de bonos con legislación argentina, puntualmente el Bonar 24. Un elemento que propios funcionarios toman en cuenta: desde el vencimiento de un bono hay 30 días adicionales para evitar que se declare el default. El tiempo escasea y esos 30 días pueden ser claves.

El éxito de la oferta argentina, más allá de que sea aceptada por bonistas, pasa por el retorno del crédito internacional a la Argentina. Para ello es clave la presentación de números fiscales sólidos, superávit primario, algo que Guzmán elude y quiere eludir hasta el 2023. Por ello, aún cuando el ministro logre una alta aceptación a su propuesta de reestructuración de la deuda y a su fórmula, puede que el crédito no retorne y que la economía siga en recesión. En lo estrictamente fiscal, no sólo hay que serlo sino también parecerlo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
12
con la crisis del coronavirua laborda vos y todos los buitres vayan a cobrarle a la c. d. t. madre.
11
Se respira inconsistencia, default, fracaso y vuelta a "vivir con lo nuestro", como dijo el Mingo (eran otros tiempos, claro).-
10
9
Totalmente de acuerdo con el primer comentario de Informado
8
Guzman sabe que vuelve a vivir a NYC, becado en Columbia, despues de este experimento. Total su beca la pagan los grandes bancos y fondos de inversion a quienes tanto critica.
7
Guzman juega al maton argento. El sabe muy bien que despues de este jueguito de poner en practica su PhD vuelve a vivir a NY financiado con la beca en Columbia por los grandes bancos y fondos de inversion a quienes tanto critica. Su nivel de hipocresia es igual al de los KK.
6
desaparecieron los troskos
5
TODO PAÌS puede vivir SIN deuda externa financiera usuraria.
Los saqueadores y usureros no pueden , por eso hacen lobby y escriben articulos y comentarios absurdos.

Argentina viene muriendo POR LA DEUDA, sòlo empezarà a vivir SIN la deuda. Datos històricos.
4
Quieren arreglar la deuda para volver a tomar deuda. O acaso creen que esta ispa improductivo y planero, que expulsa y castiga a los que crean valor puede vivir sin deuda???
3
EL ÈXITO ES NO PAGAR NADA hasta 2024, previa QUITA del 50 % a pagar en 30 años.

Y DEUDA EXTERNA con Ley N York...NUNCA MÀS.

L O M J E