Finanzas
Predomina la cautela
Por Guillermo Laborda
San Valentín trajo algo de alivio, pero no se recuperó todo lo perdido.

La semana de San Valentín trajo algo de alivio a los mercados en un febrero convulsionado por la suba de las tasas en Estados Unidos. A 10 años, el rendimiento del bono de EE.UU. no llegó a quebrar el 3%, e incluso marcó un pronunciado descenso alimentado la resurrección parcial de bonos y acciones argentinas. Pero no hay demasiado para festejar dado que aún no se ha recuperado lo perdido. Es sólo la sensación de que la posición personal de cada operador, "la perso" en la jerga, dejó de adelgazar para ir recuperando algunos kilos. Bienvenido sea.

Los papeles argentinos tienen un contenido ciclotímico que los diferencia de sus pares emergentes. Un análisis pendiente para los sociólogos. Es como que el mercado está 100% optimista o 100% pesimista. Se pasa de bando rápidamente. Hoy predomina la cautela; atrás quedaron momentos de "súmmum" tras el triunfo de Cambiemos en las elecciones legislativas; se duda en la actualidad hasta del grado de la reactivación de la economía. Y el Wall Street Journal publicando esta semana una columna de Mary Anastasia O'Grady acerca de la posibilidad o no de que Mauricio Macri complete el mandato cuando hace tres meses se hablaba de que Cambiemos iba a ser gobierno hasta el 2027 como mínimo.

Pero ¿cómo vienen el dólar y las tasas en pesos en esta montaña rusa? Más tranquilas dado que son variables que domina en gran medida el gobierno en definitiva. En plena negociación de paritarias, predomina el tipo de cambio estable o "dólar gremial". No son épocas, justo cuando comienza la tradicional batalla con los docentes de marzo, para ir reacomodando el tipo de cambio y generar ruido con las mayores expectativas de inflación. Lo hecho, hecho está.

Por ello tampoco hay margen para bajar más las tasas en pesos, dado que repetir descensos de un punto y medio, más allá de lo que signifique en la credibilidad del BCRA, gatillaría despegues adicionales del dólar. En definitiva, siempre y cuando no haya nuevas sorpresas desde Wall Street, se puede inferir que tanto dólar y tasas se mantendrán en los actuales niveles hasta fin de marzo, cuando lleguen las divisas de la soja. Recién desde esa fecha, con el campo aportando divisas, puede haber margen para bajar más tasas sin que impacte en dólar y precios.

Un informe del JP Morgan resulta valioso en ese sentido. Titulado "Actualizando el valor de la cosecha 2018" y efectuado por Diego Pereira y Lucila Barbeito, señala que la sequía continúa afectando más del 70% de la Pampa Húmeda reduciendo así la cosecha estimada de soja de 57,5 millones de toneladas en el año pasado a 50 millones para este año. "En el neto, el valor de la cosecha se espera actualmente que decline en 1.700 millones de dólares, 0,3% del PBI, en comparación interanual", consigna el trabajo. Los pronósticos meteorológicos no ayudan dado que no contemplan cambios significativos para las próximas semanas.

Resucitó también esta semana el club de fans del Bitcoin, agrupación duramente castigada con el despegue de las tasas en EE.UU. y factores puramente ligados al planeta de las criptomonedas. La banda de los pesimistas con este submundo financiero hace circular gráficos con lo que fue el desplome del Nikkei en 1989, el Nasdaq en 2001, y las acciones de constructoras de viviendas en 2006 para reflejar, según el sitio "Seeking Alpha", que el patrón de precios del Bitcoin encaja adecuadamente en lo que fueron los derrumbes de otras burbujas de activos. En una reciente cumbre en Dubai, Christine Lagarde, la titular del FMI, habló de la necesidad de regular a las criptomonedas, apuntando a "quién hace qué, quién es autorizado y quién es supervisado".

Las emisiones de deuda quedaron congeladas hasta que aclare la situación en los mercados internacionales. Un único anuncio relevante fue el del Club Atlético River Plate de lanzar un fideicomiso en abril por US$ 20 millones para la compra de jugadores y a tres años y medio de plazo. La tasa será cercana al 9% anual en la moneda norteamericana. Anteriormente la gestión Donofrio había lanzado un fideicomiso pero para atender la ola de cheques voladores que dejó la gestión Passarella. Como siempre sucede, la noticia tuvo repercusión en las mesas en un mercado que es fanático del fútbol. Hasta en Twitter hubo quienes aludieron irónicamente a que la calificación de este instrumento de deuda de CARP iba a ser de "A" pero que iba a bajar a la "B". Pasiones financieras y deportivas, unidas.

YPF, entre las más castigadas

Si se desea tener un adecuado panorama de lo que está sucediendo en los mercados internacionales, leer el informe del "oso" es indispensable. Este ejecutivo de banca privada que se escuda detrás de ese seudónimo le agrega además ingredientes clave para el inversor argentino como su visión sobre los mercados emergentes. Estos son los puntos principales del tradicional envío que hace semanalmente a clientes:

1) Vimos como nuevamente los factores técnicos se activaron a pleno y los programas electrónicos provocaron compras masivas cuando el S&P toco la zona de los 2530; este era un número muy importante ya que representa el promedio móvil de los últimos 200 días y de quebrarlo los índices podrían haber seguido derrapando hasta caer más de un 20% lo que sería considerado entrar en un mercado bajista.

2) La última vez que sucedió esto fue en Noviembre del 2016, en la madrugada, luego del triunfo de Trump donde el mercado llego a estar casi 10% abajo y por arte de magia pegó la vuelta para terminar con una suba de casi el 50% hasta los máximos de Enero; así como la semana pasada fue la peor desde el 2011, ésta ha sido la mejor desde el 2011.

3) La realidad es que la caída fue muy violenta, con mucho volumen, y en poco tiempo y lo que hemos vivido desde el viernes hasta hoy es lo que conocemos como un "short covering" que podrá perdurar un tiempo, pero lo que inició todo esta corrección sigue vigente; hay que estar atentos porque a pesar de la recuperación, algo para tener en cuenta es la caída del dólar contra el Yen que volvió a 106 (máximo valor en 15 meses) y el euro a 1,25; a su vez el oro que había bajado volvió a recuperarse a 1350; todo esto a pesar de la suba de tasas.

4) A partir de ahora y como sucedía hasta hace 10 años, los operadores deberán seguir todos los meses el índice de inflación que ayer salió por encima de lo esperado; EE.UU. está viviendo una economía con un desempleo del 4,1% (disfrazado) y con un mercado estrecho en cuanto a creación de puestos de trabajo que ha empezado a presionar sobre el salario que inevitablemente se traduce en mayor inflación; en definitiva quizás acelere la suba de tasas la primera en marzo y dos más para el resto del año.

5) El verso de ahora por parte de algunos analistas es que las acciones siguen estando atractivas y que solamente una tasa del 4% cambiaría esa ecuación... por si acaso, a medida que nos acerquemos a los máximos, empiecen a comprar protección.

6) Hemos visto como los bonos emergentes han caído de precio, dependiendo de la fecha de vencimiento, entre 5 y 10%; los más castigados en general han sido los soberanos argentinos y los bonos largos corporativos como los de YPF donde vemos que el Bono al 2047 al 7% emitido a fin del 2017 cotiza en 90,50 y el tan querido centenario de Argentina al 2117 paso de 105 a 91 y cerró en 93.

7) Los bonos de PDVSA pasaron a cotizar al igual que los soberanos, sin intereses; realmente una vergüenza que EMTA, el organismo que regula mercados, se tome tanto tiempo; hay que esperar para ver qué sucede en Venezuela, si hay elecciones en abril.

8) El BCRA dejo las tasas sin cambios, arriba del 27%; eso es 1,5 puntos arriba de donde estaban en octubre antes de las elecciones pero el dólar estaba en 18 y desde el anuncio del 28 de diciembre la tasa bajo 1,5% y el dólar subió 16% y la inflación fue del 1,8%; siguen "re calculando" en el BCRA. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Los economistas en gral.tienen tan poca integridad hasta para dar una opción real y objetiva aclaro que no me estoy refiriendo al autor de este artículo, tanto miedo tienen a decir que el us.tiene que valer $26 y es real y lineal (periodo 40 años)hoy sigan valores lto.nafta,kilo ganado en pie.mercado de hacienda es sencillo y uno los escucha y hablan,bla,bla y los entiendo de algún lado tienen que ganar plata pero son lamentables.
1
Estimado Laborda, con respecto a la montaña rusa de expectativas que van desde dudar que Mauricio Macri complete el mandato a la convicción de hace tres meses se hablaba de que Cambiemos iba a ser gobierno hasta el 2027 como mínimo, tiene una explicación muy simple. La gente de los mercados no se endulza los oídos con el relato macrista, la contrapone con la realidad, que para ellos, son las finanzas (tasas de interés, activos financieros, inflación, deuda, etc). Y perciben lo mismo que perciben muchos peronistas: que si seguimos por esta ruta, nos estrellamos. Por supuesto, quieren creerle porque es un representante de ellos, y lo apoyan todo lo que pueden, pero no quieren quedar pegados a un nuevo 2001. Así de simple es la montaña rusa de expectativas.