Deuda
Argentina no es el Líbano
Por Guillermo Laborda
El país de Medio Oriente se encamina al primer default de su hitoria y su deuda cotiza peor que la argentina, paralelos y diferencias.

"No somos el Líbano", podría decir Martín Guzmán. La deuda del país de Oriente Medio cotiza apenas por encima 20% de paridad y se encamina a un default por primera vez en su historia. Aún con la colección de defaults de la Argentina y la postura anti mercado del ministro de Economía, los papeles locales lo hacen al 45%. El FMI ya desembarcó en Líbano para tratar de auxiliar al país en la peor crisis económica de su historia. La deuda asciende al 160% de su PBI. Siempre se puede estar peor: la deuda libanesa tiene una peor nota que la argentina.

La fecha clave para el Líbano es el 9 de marzo cuando le vence un eurobono por 1.200 millones de dólares. El mercado ya se preparó para lo peor dado que ese papel cotiza, a pesar de su vencimiento tan cercano, a sólo 50 centavos de dólar. Hay muchas similitudes entre la Argentina y el Líbano: tienen una economía muy dolarizada y sus bancos centrales tienen pocos dólares. La quita promedio estimada para los tenedores de papeles libaneses es del 50%.

Advierten que sin quita en los cupones, la deuda igual sería insostenible 

El breve paso de Guzmán por Nueva York coincide con el pánico desatado en mercados por el coronavirus. ¿Ayuda o perjudica el coronavirus a la renegociación de la deuda argentina? Un veterano operador argentino que se desempeña en un hedge fund en NY aseguró a La Política Online que "con todos los precios por el piso, los fondos de inversión querrán sacarse de encima los papeles argentinos".

Respecto al coronavirus, es otra muestra que los mercados per se no lo arreglan todo sino que es necesario intervención gubernamental. Una vacuna para esta pandemia se podría preparar en pocos meses, pero los laboratorios no se ponen en campaña dado que aún no saben si será rentable o no en función de la población afectada. Se habla de un costo de 800 millones de dólares. Para detener el pánico, y la acumulación de víctimas, deberían ser los principales estados los que financien la investigación. Aún no sucede.

Hay otros aspectos que le están jugando a favor de Guzmán en el tramo final de la oferta a bonistas. El "efecto Líbano", es decir una caída de los bonos al 20%, es una amenaza pero también una posibilidad. De nuevo: siempre se puede estar peor. También puede jugar cartas el gobierno que son más técnicas pero no menos importantes. Los mercados siempre se rigen por el Indice del Morgan de países emergentes y puede ocurrir que los nuevos papeles que ofrezca Guzmán sean incluídos en ese índice pero no así los viejos. Esto significa que quien no acepte la oferta puede quedarse con una deuda "paria" o "kelper", de segundo nivel y de escasa liquidez.

Recientes protestas contra el gobierno en Beirut.

Obviamente para que lo que haga Guzmán termine de manera positiva tiene que efectuar una oferta medianamente razonable para los bonistas. El riesgo país argentino arriba de los 2000 puntos aún no ve esa dosis racional en Guzmán. Al contrario, por su discurso en la Cámara de Diputados se lo ve bastante irracional. Va atrasado en su cronograma y aún no decidió cuál será su banco asesor. Lo más lógico sería que fuera un norteamericano y un europeo. Dos boutiques como Lazard y Rotschild buscan quedarse con los u$s 100 millones de comisión. Raro. Sugestivo.

¿Y el FMI será un simple voyeur del proceso? La intención de Guzmán es que haya un aval del organismo a la propuesta argentina y la promesa de una renegociación a futuro de la deuda que el país mantiene con la entidad que preside Kristalina Georgieva. Por algo está subiendo retenciones a la soja y ajustando haberes de jubilados que se hayan por arriba de la mínima. Ahora bien hay una inconsistencia de base: dada la baja credibilidad en mercados de la Argentina, para que la oferta a bonistas sea creíble y que los vencimientos desde 2020 en adelante no se vuelvan a defaultear, tiene que estar el FMI avalando ese proceso y los números fiscales a futuro.

La cuestión más importante tras la oferta a bonistas es que el país vuelva a recuperar el crédito internacional, ya que en caso contrario al primer vencimiento de deuda importante se volverá a caer en default. Por ello la relevancia de presentar números creíbles y superávit fiscal.

La cuestión más importante tras la oferta a bonistas es que el país vuelva a recuperar el crédito internacional. Caso contrario, al primer vencimiento de deuda importante, se volverá a caer en default. Por ello la relevancia de presentar números creíbles y superavit fiscal de manera tal de que el país vuelva a ser sujeto de crédito nuevamente.

En el interín, la relación del gobierno de Alberto Fernández con los Estados Unidos avanza de manera silenciosa. Las empresas norteamericanas y sus ejecutivos son recibidos por los principales funcionarios, desde Marcó del Pont en la AFIP, Pesce en el BCRA y Kulfas en Desarrollo Productivo. Pero no todo es rosa: la sanción de la ley de Góndolas será un paso hacia atrás afectando a empresas como Coca Cola y otros por lo insólito de las disposiciones de esa norma. Quiuzás en la reglamentación se subsanen deficiencias o nunca se pueda aplicar. Lo que es cierto es que es el principal tema de preocupación hoy en el sector de consumo privado. La cumbre de Alberto Fernández con Donald Trump se dará en 2020 pero no antes de mayo. Hay gestiones avanzando en esa dirección.

La caída de China

Volvió de sus vacaciones el ejecutivo de banca privada que se escuda tras el seudónimo del "oso". Acertó en sus pronósticos sobre la corrección de las bolsas norteamercanas con el coronavirus como excusa y sobre la Argentina, en su último informe, critica la lentitud con las que se está llevando a cabo la renegociación de la deuda. Estas son sus principales afirmaciones en el tradicional envío que efectúa a sus clientes:

1) Quizás el coronavirus sea la excusa ya que los números que veremos en tres meses sobre la economía china serán escalofriantes según algunos analistas y lo que debería suceder es que en algún momento los mercados se anticipen a esto y será allí cuando veamos un ajuste de precios significativos.

2) Pasando a la novela sobre la reestructuración de la deuda y la negociación con el FMI es lamentable el tiempo que se ha perdido desde agosto hasta la fecha y lo que falta todavía; queda claro que uno de los grandes problemas de Argentina es la inseguridad jurídica y el cambio de reglas continuo ya sea durante un mismo gobierno o en este caso el que llega con respecto al anterior; está claro que al FMI le vamos a pagar mas adelante pero sin quita y que los bonistas deberán afrontar la parte más difícil que en laguna medida ya esta reflejado en las paridades de los bonos; lo que no sabemos aún son los detalles y lo más importante es si la propuesta será aceptada por la mayoría para evitar entrar en default, lo que si está claro es que el cronograma presentado por el ministro y la fecha de fines de marzo fue una utopía desde el día que la anunciaron.

3) Teniendo en consideración la experiencia Kicillof en la PBA, la parte más difícil será la de conseguir algún tipo de postergación y ni hablar de quita o reducción de cupón tanto en los discounts como en los bonos par ley NY que vienen de la reestructuración 2005/10.

4) Teniendo en cuenta todo este escenario y algunas cosas más como la resolución del juicio de YPF, es notable la firmeza de la gran mayoría de los bonos corporativos y provinciales; no es sostenible en el tiempo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
7
no no no, como arreglar lo de la deuda para volver a pedir mas deuda, nooooo. Hay que trabajar y exportar y que esos dolares entren y queden en el pais y con eso pagar. alguna vez va a haber que trabajar y generar ahorro genuino
6
Cuánto falta para que seamos el Líbano?

No el de ahora sino el de los años 70...
5
Por ahora guzmy y beto pierden 3 a 0 contra la economia real y los mercados

Kici esta ajoba 5 a 0
4
Laby, el oso es un farabute del rosedal, es tu noviecito?
3
Labo, el libano tiene el tamaño de 3 municipios del congourbano. No tiene tierras, ni recursos agricolas ni minerales.
COmpararlo con la gigante argernta es absurdo
AUnque argent no es el libano, es Chad o Nigeria
2
Sin un verdadero ajustazo del gasto político y del despilfarro fiscal, Argentina es inviable. El Líbano está muy cerca.
1
No somos el Libano...todavia.