Economía
En 10 años, Rwanda creció diez veces más que Argentina ¿cómo?
Por Eliana Scialabba
Los países que más crecen son aquellos con menor presión tributaria. Tajikistán, India y Laos, entre otros, también crecieron 10 veces más que Argentina en una década.

Nuestro país se encuentra hace más de 10 años en la trampa del estancamiento, y está claro que una de las principales causas del débil desempeño económico de Argentina se debe a los altos impuestos que recaen sobre el sector privado.

Este problema no es exclusivo de Argentina, sino que es un flagelo a nivel mundial, aun considerando que las realidades de los países difieren mucho entre sí. Sin embargo, lo paradójico es que los argentinos pagamos impuestos como los que se pagan en los países avanzados y recibimos bienes públicos como los que se brindan en los países de ingresos más bajos.

De acuerdo a un informe realizado por el Centro de Estudios Económicos Argentina XXI (CEEAXXI) en el que se analizaron 111 países de distintos niveles de ingresos, para el período comprendido entre los años 2009 y 2019, observamos que los países que más crecieron fueron aquellos con una carga impositiva menor. 

Esto implica que la menor presión tributaria produce un mayor excedente de recursos para el sector privado, el cual puede destinarlo a la inversión productiva, generando crecimiento económico y, por lo tanto, mayor nivel de empleo.

La clave está en la definición de los derechos de propiedad: cuando una familia o una empresa privada realiza una inversión, lo hace sabiendo que son los propietarios de los recursos y, por lo tanto, deben realizar una "buena elección", si no, es dinero perdido. Con el gasto público en cambio se abre la puerta a un comportamiento frecuente y peligroso: en lugar de tener incentivos en invertir el dinero de los contribuyentes en proyectos que les sean redituables a ellos, tienen incentivos a gastar en aquello que les permita mantenerse en el poder.

El gráfico lo muestra: cuanto menor es la presión fiscal, mayor es el uso privado de los recursos, y por lo tanto, más eficiente. Esto se traduce en mayor crecimiento económico. De esta forma, vemos que países como Rwanda (7,34%), Tajikistán (6,75%), India (7,12%) y Laos (7,18%) crecieron en la última década 10 veces más que Argentina (0,7%), de acuerdo a los datos del FMI de 2009 a 2019.

Estos resultados también están presentes cuando analizamos nuestro desempeño respecto a países de la región con menor carga impositiva: en el mismo período, Colombia creció 5 veces más que Argentina, Chile 4 veces y Brasil 2 (con 3 una presión tributaria inferior a la nuestra en 3 puntos del PBI). La evidencia es contundente.

Cabe aclarar que bien podría argumentarse, desde la teoría de convergencia condicional, que los países de menores ingresos crecieron más de 3 puntos porcentuales promedio por encima de las economías avanzadas y 1,6 puntos más que las economías emergentes y de ingresos medios. Esta teoría sostiene que  los países que parten de menores ingresos tienden a crecer más rápido debido a la existencia de rendimientos crecientes. Y si bien esto es válido, no debe dejarse de lado la relación negativa que se observó en la última década entre el nivel de impuestos y la tasa de crecimiento de las economías.

Los números hablan por sí solos. Los impuestos no son neutros, ya que además de los efectos macroeconómicos mencionados previamente, tales como desincentivar la acumulación de capital y la creación de empleo, también generan distorsiones de los precios relativos, lo que se traduce en una disminución del bienestar social.

Tal como decía Frédéric Bastiat, "la gente empieza a darse cuenta de que el aparato del gobierno es costoso. Lo que aún no ven es que el peso recae sobre ellos". Es por esta razón que siempre bregamos por una reforma impositiva, en la que el sector público reduzca los impuestos, a fin de hacer más rentables las inversiones privadas, y de la mano de ellas que pueda crecer la economía y el nivel de empleo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.