Editorial
Que el Ministro del Interior se ponga a trabajar
Por Álvaro González
Wado de Pedro debería trabajar en una nueva Ley de Coparticipación que ponga fin a cualquier decisión arbitraria de parte del Gobierno central contra las Provincias.

Como titular de la cartera de Interior, el ministro Wado de Pedro, debiera trabajar desde la institucionalidad y promover una nueva Ley de Coparticipación Federal que ponga fin, de una vez y para siempre, a cualquier decisión arbitraria parte del Gobierno central contra las Provincias, como la que acaba de tener su gobierno contra la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

En el Congreso de la Nación hemos presentado junto al diputado Pablo Tonelli una Ley en ese sentido, sin embargo, el bloque oficialista ha decidido cajonearla. No necesitamos un debate universitario sobre este tema, necesitamos una norma con la fuerza de una Ley que corrija las arbitrariedades que definen la historia del kirchnerismo.

Porque imagino que debe saber el ministro De Pedro que la gestión más arbitraria del cuarto de siglo estuvo a cargo del expresidente Néstor Kirchner. Fue durante su gestión cuando la parte de fondos discrecionales llegó al récord de 21,8% y la principal beneficiaria de esa arbitrariedad fue, por ejemplo, la provincia de Santa Cruz, de donde aquel era oriundo. Es más, fue durante el primer gobierno de Cristina Fernández de Kirchner cuando esa provincia tuvo una diferencia porcentual del 442% respecto a lo que hubiese recibido según los coeficientes de la ley 23.548, de coparticipación automática.

Los convenios firmados entre 2015 y 2019 no se celebraron a espaldas de nadie, fueron producto de un acuerdo constitucional entre el Gobierno Nacional y entre el Gobierno de la Ciudad, no entre Macri y Larreta. Lo mismo que los convenios firmados entre 2007 y 2015, como fueron el traspaso de la Justicia y el Subte, entre otros. Fueron entre el Gobierno Nacional y el de la Ciudad, no entre Cristina Fernández de Kirchner y Mauricio Macri. Si al Ministro De Pedro le parece que alguien se llevó algo que no corresponde, que lo reclame en la Justicia.

Ya que está haciendo revisionismo, le recomiendo que revise y se pregunte: ¿en qué fueron usados los fondos transferidos? Porque podría descubrir que mientras la Ciudad de Buenos Aires posee un Estado que funciona, con un gasto fiscal equilibrado en el que se conoce cada peso que se gasta; la provincia de Santa Cruz ya ha quedado virtualmente al borde de la quiebra en varias oportunidades y mantiene deudas con servicios, atraso de salarios y rutas financiadas por el Gobierno Nacional de las cuales no construyó ni un kilómetro.

Como ministro político debiera dejar la provocación barriobajera para los kirchneristas de tablón - que sobran -, dejar de llevar encargos de la expresidenta Fernández de Kirchner y honrar su cargo, estar a la altura de un país que ha soportado en todo el territorio una cuarentena extenuante. De Pedro debiera trabajar con los Gobernadores y los legisladores por una Ley con equidad que atienda a las necesidades de las regiones más vulnerables y que respete a una Ciudad - Estado que aporta entre un 22% y 25% de los recursos coparticipables y recibe menos del 3%.

Le recuerdo, además, que esos recursos que la Ciudad aporta son de los 3 millones de porteños y de los más de 6 millones de argentinos que viven, estudian, trabajan, transitan -incluso por el Paseo del Bajo que tan mala obra le parece- o se atienden en la Ciudad.

Es hora de que el Ministro del Interior se ponga a trabajar por el bien de todas las provincias y abandone las chicanas, porque él bien sabe que esta quita no subsana el esquema de coparticipación. Esta quita solo se hizo para perjudicar a Horacio Rodríguez Larreta y afecta directamente a educación pública que reciben 340.000 alumnos, a la salud pública que realiza 9.000.000 de atenciones al año, y a la seguridad de todos los argentinos que circulan por la Ciudad.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
5
Que lastima, que no se le ocurrió cuando fueron cuatro años de miserable gobierno...Pobre Frigerio no estuvo a la altura de lo proclamado por este señor
4
Me parece a mi o el ignorante que escribió esta nota esta ecplicitando en su ultimo parrafo que los 3 puntos quitados no iban a financiar el traspado de la policia sino a "educación pública que reciben 340.000 alumnos, a la salud pública que realiza 9.000.000 de atenciones al año,". Que le cuenten que esos 3 puntos transferidos por Macri tenían un destino específico y era el de financiar el traspado de la policia, no el de financiar al gobierno de la ciudad para que pueda pagar los crecientes servicios de deuda que debe afrontar sin tener que realizar ningún ajuste debido a la pésima planificacion y gestión del pro en la ciudad (porque si con esos 3 puntos se financia salud educacion y seguridad como dice el ignorante, en que estarán usando el resto del presupuesto mas rico de nuestro pais no?).

Me mata como cualquiera se enarbola la bandera del federalismo para defender a la ciudad mas favorecida del pais desde la constitución de nuestro pais (que es de estructura e idiosincrasia unitaria)
3
Y la seguridad no existe, y la salud pública no existe porque hasta pensaron en cobrar a los que no son de porteñolandia aunque viven del gobierno central.
2
Argentina no debería sostener el derroche porteño. Tienen todo por el gobierno central, y tuvieron más recursos por parte del gobierno central, y de parte de las provincias, todo para sostener a las campañas electorales, las mentiras de Macri y ahora viene larreta. Desde 1994 viene esa idea de porteños siendo presidentes. De la Rúa, Macri, Y ahora Fernández.. . Y siempre le tiran a los porteños guita. Y las provincias sosteniendo las fiestas porteñas
1
Lo suyo es una utopía, desde luego impracticable. Si el gobierno nacional pusiera en funcionamiento medidas atinadas, no estaríamos en la situación de queja de los habitantes cultos y de bien. Los bots levantamanos no piensan. Levantan la mano por un precio altísimo para un país empobrecido y consolidan la decadencia, a esta altura imparable. Se comportan como si su ideología incoherente tuviera una liturgia confesional. Grave, doloroso e inevitable.