empleo
El Indec blanqueó que la desocupación es de casi el 10 por ciento
El dato no puede compararse con el año pasado por la manipulación kichnerista de la Encuesta Permanente de Hogares.

El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) dio a conocer hoy martes que la tasa de desempleo durante el segundo trimestre de 2016 fue de 9,3%. La cifra de desempleo es difícilmente comparable con el 6,6% informado para el segundo trimestre del 2015 y del 5,9% para el tercer trimestre del año pasado.

Es que el Indec informa los indicadores del mercado de trabajo a partir de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) que sigue en revisión por las inconsistencias y "dibujos" realizados por la administración anterior. En particular por la baja de la población económicamente activa (PEA) por las exclusión selectiva de casos de desocupación y subocupación, y la selección "a dedo" de los hogares relevados entre 2007 y 2015.  

Aun considerando la corrección de los datos de desempleo que llevaba el desempleo del 5,9% al 8,6%, este 9,3% deja en evidencia la ineficiencia de las estadísticas del Ministerio de Trabajo a cargo de Jorge Triaca que venían sistemáticamente negando que el flagelo de la falta de trabajo estuviese tan extendido. Las cifras de los aportantes al sistema jubilatorio de la Anses ya habían dado cuenta de la pérdida de al menos 160 mil puestos de trabajo en blanco en el primer semestre. Calculaban que los despidos en negro podían duplicar esa cifra.

El 9,3% no tienen trabajo y lo están buscando. Por ende, el 20,5% de la PEA está desempleado o subocupado.

En el informe de Jorge Todesca, la PEA fue estimada en 12.503.010 personas, lo que redundó en una tasa de actividad del 46%. Este 46% es el promedio histórico. En 2015 había caído al 44,6% cuando hasta el tercer trimestre de 2012 venía subiendo hasta alcanzar el 46,9%.

La tasa de desempleo es el porcentaje de personas sin trabajo y buscando uno del total de la PEA, que son las personas que trabajan o quieren hacerlo. Así, en la medida en la que se achicaba la PEA artificialmente, la sospecha es que en el Indec hiciera desaparecer de las encuestas a aquellos hogares con desempleo para que la tasa de desempleo fuera menor.

Según los datos del Indec, de estas 12,5 millones de personas que integran la PEA, el 68,8% tiene un trabajo de 35 horas semanales o más con el que está satisfecho, el 8% tiene trabajo full-time y está buscando otro, y el 2,7% también trabaja jornada completa, no busca trabajo pero aceptaría otro si se lo ofrecieran.

Además, el 11,2% está subocupado, es decir que trabaja menos de 35 horas semanales y desea trabajar más (7,7% demanda trabajo y 3,5% no). Quien haya realizado una changuita en la semana de referencia ya cuenta como subocupado. 

El 9,3% restante son los desocupados abiertos, aquellos que no tienen trabajo y lo están buscando. El Indec no lleva registro del "desempleo desmotivado", aquellas personas que no tienen trabajo y ya dejaron de buscar por cansancio o lo harían si recibieran una oferta. Por ende, el 20,5% de la PEA está desempleado o subocupado.

Así, los ocupados y subocupados que están buscando un nuevo trabajo suman el 15,7% de la PEA y el 6,2% cambaría de trabajo aunque no lo esté buscando. Por ende, el 25% de la PEA está buscando empleo.

El desempleo no es homogéneo en todo el país. Mientras que en los aglomerados de menos de 500 mil habitantes ronda el 5,9%, en los centros urbanos más grandes trepa al 10,1%. Puntualmente los distritos más castigados son el Gran Rosario (11,7%), el Gran Córdoba (11,5%), Mar del Plata (11,4%) y los partidos del Gran Buenos Aires (11,2%), excluyendo la Capital Federal (8,5%). Río Cuarto (10,5%) es el otro distrito que completa la lista de los que superan el diez por ciento de desocupados.

El desempleo tampoco golpea parejo según sexo ni edad. En las mujeres la desocupación afecta al 10,5%, por encima del 8,5% de los varones. 

Además, alarma que el 18,9% de los jóvenes menores de 29 años no encuentre trabajo. 

Números dudosos

"No se incluyen datos de trimestres anteriores dado que, conforme a la emergencia estadística, el INDEC ha dispuesto que las series publicadas con posterioridad al primer trimestre de 2007 y hasta el cuarto trimestre de 2015, deben ser consideradas con reservas", aclara el comunicado anexo al informe de prensa.

Entre los detalles de las modificaciones realizadas por la gestión anterior del Indec, que imposibilitan la comparación con los valores de 2015, el documento anexo especifica que "A partir del tercer trimestre de 2013 se implementó una nueva muestra para la EPH. Se carece de información técnica veraz y completa para su revisión y se encontraron numerosas inconsistencias entre los diferentes –y escasos- materiales obtenidos (...) tales como: diferencias en las unidades primarias seleccionadas en los aglomerados y diferencias entre las poblaciones de referencia de la EPH y las proyecciones de población usadas para la expansión de los datos, entre otras."

"Otro rasgo a destacar es el notorio incremento en la tasa general de no respuesta que pasa del 23,4% en el segundo trimestre de 2007 al 30,8% en el cuarto trimestre de 2015", aclaró el informe.

Otro de los problemas identificados es de cobertura. Se detectaron zonas donde los resultados se difundían como si correspondieran a toda su extensión geográfica pero las viviendas provenían solo de una parte de la región y se dejaban afuera las áreas periféricas.

"Un caso especial, diferente a los mencionados, es el aglomerado Partidos del Gran Buenos Aires, donde no sólo se cumple -moderadamente- esta afectación por cobertura sino que la estimación anterior, en valores absolutos, difería del valor que le correspondía en función de la proyección de población utilizada entonces para todos los aglomerados. Proyectada esa diferencia al segundo trimestre de 2016, la misma es de más de 800.000 personas", especificó el Indec.

"Otro rasgo a destacar es el notorio incremento en la tasa general de no respuesta durante el periodo 2007–2015. Dicha tasa pasa del 23,4% en el segundo trimestre de 2007 al 30,8% en el cuarto trimestre de 2015", aclaró el informe.

Cuando el Indec anterior difundió la última cifra del 5,9% de desempleo, la consultora Ledesma había advertido sobre la distorsión de la PEA y estimó que omitiendo las triquiñuelas del Indec, la desocupación afectaría al 8,6% de la PEA. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.