Libertad de Expresión
Ahora el kirchnerismo quiere investigar a Sergio Szpolski
Los trabajadores fueron a Diputados y sólo los recibieron en el FpV. Polémica por el rol de la ex Side.

La Comisión de Libertad de Expresión de Diputados recibió este martes a los trabajadores de Tiempo Argentino y Radio América, desalojados a los golpes ayer a la madrugada por el empresario correntino Mariano Martínez Rojas, quien irrumpió con patovicas adjudicándose la propiedad de los medios.

La comitiva de empleados tuvo varias sorpresas en el Congreso: sólo asistieron diputados kirchneristas y, no sin cierta incomodidad, aceptaron citar próximamente a Sergio Szpolski, dueño original los medios y aliado editorial de los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

“Vamos a citar a Szpolski a la Comisión”, prometió Remo Carlotto, su presidente y flamante miembro del bloque Peronismo para la victoria, integrado con los seis diputados del Movimiento Evita que se fueron del FpV-PJ, varios presentes en la reunión.

Los trabajadores pidieron a los diputados que investigue los vínculos de Szpolski con la actual Agencia Federal de Inteligencia (AFI) ya que el ex administrador del Grupo 23, Juan José Gallea, fue nombrado por el gobierno de Macri como director de finanzas de la AFI.

Los trabajadores relataron la odisea del domingo y volvieron a cargar contra la ex Side y actual Agencia Federal de Inteligencia (AFI), refugio de varios de los miembros del ex Grupo 23 como Juan José Gallea, actual director financiero de la casa de espías y ex administrador de los medios de Szpolski.

“Creemos que el propio kirchnerismo debería ocuparse de los vínculos de Szpolski con la ex Side y también con este Gobierno”, resumió a LPO Martín Cangini, trabajador de radio América. Su compañero Antonio García hizo un planteo similar en la Comisión.

Gallea llegó en esta gestión a la ex SIDE de la mano de Daniel "El Tano" Angelici, presidente de Boca y operador de Mauricio Macri en algunos temas judiciales. 

Los trabajadores denunciaron que con ese respaldo, el ex empresario de medios del kirchnerismo, parece tener garantizado que ninguna causa judicial en su contra avance, como no puede lograr Cristóbal López, dueño de C5N.

Los trabajadores de Tiempo Argentino protestaron hoy frente a la redacción.

Sólo con esa protección, entienden los trabajadores, Martínez Rojas pudo irrumpir a la sede de Amenabar 23 con la inacción de la Policía Federal y la fiscal de turno, Verónica Andrade. La fiscal adujo que los patoteros, una vez que ingresaron al local, denunciaron que eran atacados y eso motivo la confusión inicial. La explicación no convenció a los trabajadores.

“Quiero remarcar la responsabilidad del oficialismo: (la ministra de Seguridad Patricia) Bullrich dijo que el problema es entre privados”, cuestionó el jefe de los diputados kirchneristas, Héctor Recalde.

Cómplices del vaciamiento

El oficialismo brilló por su ausencia en Diputados, con la excusa de la sesión especial por el bicentenario programada para mañana en Tucumán. Tampoco se interesó en el tema: sólo se comunicó con ellos la radical Karina Banfi, sin aportar mucho más que un respaldo voluntarioso.

“Nos llamaron funcionarios de quinta línea del Ministerio de Trabajo para no decirnos nada”, se indignaron los trabajadores del Grupo 23 en el Congreso. Los obreros de radio América, que no armaron una cooperativa como los de Tiempo Argentino, tampoco lograron que la Enacom licite la radio con sus 100 empleados y por eso pidieron una cita con su titular, Miguel de Godoy.

De Godoy, como anticipó LPO, le está reclamando al empresario correntino que justifique de donde sacó los fondos para comprar la radio y sino puede hacerlo, eso es motivo para quitarle la licencia y volver a licitarla.

La inacción o parsimonia oficial, creen los trabajadores, no es otra cosa que complicidad con un premeditado plan de aniquilamiento de los medios, iniciado con la comercialización de la publicidad adeudada.

Antes de irse, Szpolski vendió todas las deudas que tenía por pautas millonarias del Estado a bancos y ahora los medios se quedaron sin activos para cobrar, denunciaron los trabajadores al detallar como se instrumentó el vaciamiento.

“Antes de irse Szpolski vendió las deudas por millonarias pautas del Estado a los Bancos y los medios se quedaron sin activos a cobrar. Lo supimos cuando logramos embargos favorables”, contaron los obreros a LPO.

El Banco elegido sería el Macro, pero también otros como el Creedicoop, propiedad del diputado kirchnerista Carlos Heller. Podrían cobrar plata del Estado sin darles un peso a los trabajadores.

La tarea siguiente era el vaciamiento y ahí aparece Martínez Rojas un sombrío empresario de la noche correntina, según lo definió la diputada y coterránea Araceli Ferreyra, que según los trabajadores no sería más que un testaferro más de Szpolski, cuyo modus operandi fue igual en medios como el diario Diagonales de La Plata. 

“Martínez Rojas  tenía que dejar las oficinas vacías y se quedó a mitad de camino por la resistencia de los empleados. Por eso enloqueció”, interpretan. 

Su énfasis por ocupar el poco capital disponible es por demás curioso: sin haber pagado los sueldos por 7 meses (clásico recurso para empujar renuncias) logró poner de su lado a los empleados de la planta transmisora de América, quienes le habrían facilitado el acceso a las instalaciones de Amenabar el domingo.

Tiempo Argentino y Radio América, a su vez, funcionaban a nombre de empresas fantasmas lideradas por empleados menores del Grupo 23, como el caso de Rodolfo Flores, quienes con la venta de las publicidades por cobrar, ahora tendrían motivos para declararse insolventes.

De todo esto se hablará en la próxima reunión de la Comisión de Libertad de Expresión. Y tal vez Szpolski, hasta ahora en silencio, se atreva a dar la cara ante los kirchneristas que financiaron sus medios, un encuentro que si se concreta, promete ser para alquilar balcones.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Que pongan retratos de Spolsky y Garfunkel en las calles y manden a los pibes a que losescupan, y listo.
1
Que problema, no? Se investigarán a si mismos estos muchachos??