Despidos
El Gobierno quiere extender el debate por despidos y el kirchnerismo pide tratarlo el miércoles
En Cambiemos hablan de invitar a todos los sectores. Massa tiene el bloque dividido y los K pidieron sesión especial.

El debate por la ley de despidos llegó a Diputados y el panorama no está nada fácil para el Gobierno: hasta ahora, sólo una parte del Frente Renovador se manifestó en contra y el FpV-PJ pidió una sesión especial para tratar el miércoles el proyecto aprobado en el Senado.

La apresurada convocatoria puede jugarle una mala pasada al kirchnerismo, porque necesitaría los dos tercios al no tener un dictamen de comisión. El anuncio confirma que la idea del kirchnerismo es dejar atrás el proyecto de Diputados para sancionar la ley cuanto antes. 

Para evitarlo, Emilio Monzó y Rogelio Frigerio buscarán sumar una parte de los 23 massistas y asegurarse el resto de la oposición, a excepción del Frente para la Victoria, el bloque Justicialista y los diputados del progresismo y la izquierda, que sumados no alcanzan por poco a los 129 del quórum.

El resto del recinto se completa con fuerzas con los más variados intereses, como los 6 diputados de José de la Sota, cuyo senador Carlos Caserio no votó ayer; los 6 santiagueños, dirigidos por Gerardo Zamora, que sí votó a favor; los 2 que tienen los gobernadores Mario Das Neves (Chubut) y Omar Gutiérrez (Neuquén) y los 3 de Alberto Rodríguez Saá. 

También otros personajes peculiares y sumamente itinerantes como el salteño Alfredo Olmedo, el ex aliado de Pino Solanas Julio Raffo o el bonaerense Darío Giustozzi. Todos le dieron una mano a Macri para aprobar el acuerdo a los holdouts. 

Con los diputados de Bossio jugados con los sindicatos, Sergio Massa se convirtió una vez más en una figura clave, pero si bien dice que avalará el proyecto del Senado está lejos de unir a su bloque en una misma postura.

Los reunió hace dos días y aceptó que las posiciones de los sindicalistas Héctor Daher y Facundo Moyano no podrán conciliarse con las de Horacio De Mendiguren y Marco Lavagna, quienes anticiparon su rechazo. El resto del bloque también se divide entre un dueto u otro, pero prefiere no hablar. 

Para mimarlo, Monzó le armó un despacho de lujo en el primer piso del Palacio Legislativo, que debía ocuparlo el prosecretario administrativo que nunca asumió. El kirchnerismo quiso imponer a Emanuel Álvarez Agis, ex número 2 de Axel Kicillof.

Para asegurarse tiempo, en Cambiemos insisten con la idea de estirar el debate todo lo posible en la Comisión de Presupuesto, que se reunirá el martes para tratar el proyecto para bajarle IVA a alimentos de jubilados y beneficiarios de planes sociales.

Recién después, el macrista Luciano Laspina, presidente de la Comisión, definirá cuando se tratan los dos proyectos para prohibir despidos (está el de Diputados y el del Senado) y, sobre todo, en cuanto tiempo.

El reglamento le concede al presidente de la Comisión la misión de convocarla y definir su agenda, una voluntad que sólo puede torcer el pleno del recinto.

Hay otro punteo interesante: en Presupuesto Cambiemos tiene 19 de 49, pero puede acercarse a 25 con aliados como el propio Lavagna, el giustozzista Eduardo Fabbiani, la cordobesa Adriana Nazario, el santiagueño Juan Manuel Juáreez o el massista Alejandro Grindenetti.

Una mayoría tentativa le permitiría bloquear un intento apurado por cambiar la agenda de trabajo impuesta por Laspina, que tiene que ser larga.

“Hasta ahora habló la mitad de la tribuna. Nuestra idea es que se expresen todos los sectores: pymes, empresarios y funcionarios”, adelantó a LPO Eduardo Amadeo, diputado de Cambiemos y miembro de la Comisión de Presupuesto.

Lo acompañó Mario Negri, jefe del interbloque Cambiemos. “Hay que hacer un debate amplio, como hicimos con los holdouts”, sugirió.

La duda entre en el oficialismo es, ni más ni menos, qué hará Macri con el tiempo que gane en Diputados. Por su reacción de esta tarde, pareciera no estar dispuesto a negociar nada.

La tarea, en tal caso, la tendrán Monzó y Frigerio, quien viene de un feroz fracaso en el Senado cuando intentó convencer a los gobernadores de retirar a sus legisladores.

El miércoles habrá sesión para tratar el proyecto de acceso a la información pública, que tiene acuerdo de todos los bloques.

Monzó deberá estar atento: pueden pedirle ahí mismo convocar a la comisión de presupuesto para apurar la ley de despidos. Y apurar el trámite una semana.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.