déficit
Prat Gay dijo que necesitan emitir otros USD 3.000 millones para cerrar el año
Los funcionarios Pedro Lacoste y Luis Caputo adelantaron que emitirán una letra en dólares para recaudarlo.

Cuando la Cámara de Apelaciones del segundo distrito de Nueva York levantó le dio la derecha a Prat Gay para el levantamiento de las cautelares, el Ministro de Hacienda y Finanzas Públicas respiró aliviado. Su programa fiscal podía seguir adelante sin necesidad de un fuerte ajuste fiscal.

Hoy sus colaboradores, el Secretario de Política Macroeconómica, Pedro Lacoste, y el secretario de Finanzas, Luis Caputo, dieron precisiones sobre el plan fiscal del Gobierno para lo que resta de 2016 en  una conferencia de prensa realizada en el Palacio de Hacienda.

Caputo explicó que “las necesidades de crédito para este año son de 36.742 millones de dólares” pero gran parte de esos fondos se cubrirán a partir del dinero que el Estado recibirá de organismos internacionales, del Fondo de Garantía Sustentable, de los ingresos por la licitación (destinado al pago de los holdouts) y unos 5.000 millones de dólares que se refinanciarán en el mercado”.

Con todo esto “el Estado necesitará financiamiento neto a través de nuevas emisiones por unos 3.000 millones de dólares”, aseguró el funcionario.

El Estado emitirá estos días una Letra que se pagará en dólares “a un plazo de 6 y 12 meses, que rendirá una tasa en torno al 4% anual” para captar las divisas de los pequeños y medianos ahorristas, dijo Caputo. 

Adelantó que en los próximos días, el Estado estará emitiendo una Letra que se pagará en dólares billetes “a un plazo de 6 y 12 meses, que rendirá, a valores de hoy, una tasa en torno al 4% anual” para captar las divisas que tienen los pequeños y medianos ahorristas en su poder.

Por su parte, Lacoste destacó la viabilidad de la iniciativa al poner como ejemplo que un banco privado lanzó al mercado un plazo fijo en dólares con una tasa del 3% y recibió depósitos por 2.000 millones de dólares, “y si no captó más es por las regulaciones” que hay en el mercado financiero.

Además, destacó que este “es un año difícil” en el plano financiero, ya que los vencimientos, incluidos los pagos a los holdouts, suman unos 15.000 millones de dólares, y el año próximo “está algo más holgado” con 11.000 millones.

A continuación, Caputo consideró como “muy probable” la meta de conseguir 3.000 millones de dólares este año, y destacó “la sustentabilidad, social, política, económica”, de este programa financiero.

“Algunos creen que tomar deuda es algo malo lo importante es para qué nos endeudamos”, dijo Caputo, quien criticó que en la década del 90 “hubo un hiper-endeudamiento y en los 2000 un hiper-emisión”.

Destacó que la relación deuda del Estado sobre el PBI “es muy baja, alrededor del 44%, y el 27% esta contraída con organismo del propio sector público”.

Explicó que si el Gobierno no tomó más fondos en la licitación destinada al pago de los holdouts, absorbió 16.500 millones de dólares a una tasa promedia del 7,14%, cuando las ofertas superaron las 67.000 millones, se debió que “se le quiso dejar lugar a las provincias y a los privados” para que busquen financiamiento en el exterior.

En este marco, el secretario de Finanzas Públicas adelantó que el mes próximo Neuquén, Mendoza, Córdoba y la Ciudad de Buenos Aires, “saldrán al mercado” a buscar financiamiento por 4.000 millones de dólares, con bonos de diversas características.

Por su parte, Lacoste aclaró que “hay un diálogo permanente” con estos estados “para evitar superposiciones” a la hora de salir al mercado y para evitar un sobre endeudamiento, como ocurrió en años anteriores.

“Seguramente las tasas que obtengan (por estos bonos) estarán en línea con la que obtuvimos” para pagarle a los holdouts, que fue del 7,14% en promedio “y seguro mucho más bajas que las que se manejaban en marzo”.

El funcionario aclaró que el Gobierno “no recurrirá” a préstamos del Fondo Monetario Internacional, del cual solo espera que se cumpla con la revisión de los números económicos y fiscales, tal cual lo establece el Artículo Cuarto de ese organismo, probablemente a partir de septiembre.

Otro "road show"

 Y si bien, Prat Gay descartó de plano tomar más deuda en el mercado externo para financiar el gasto corriente, Lacoste adelantó también “el gran interés que existe por invertir en Argentina” y que por eso el gobierno prepara un “road show”, similar al que se hizo para captar fondos para pagarle a los holdouts, pero ahora para inversiones en infraestructura.

El secretario de Política Económica, dijo que "en breve" representantes del Gobierno argentino viajarán a países de Asia, donde las tasas de interés son negativas, y a los Estados Unidos, que acaba de ratificar la tasa de interés sin alzas, en una gira para alentar inversiones de privados destinadas a obras de infraestructura que superan los 16.000 millones de dólares.

"En junio se prevé un viaje a los Estados Unidos, y antes a Asia y Oriente", dijo Lacoste en declaraciones a la prensa efectuadas en el Palacio de Hacienda, durante la presentación a la prensa del programa financiero para el corriente año.


Prat Gay había asegurado: “la posta pasa para aquellos que tienen la responsabilidad de invertir y toman riesgo. Si no lo hacen los empresarios locales, lo van a hacer los internacionales." 

El funcionario destacó que esas inversiones se destinarán a obras de insfraestructura en materia ferroviaria, rutas, puertos y obras en la cuenca del Río Salado.

Solo el Plan para reactivar el Ferrocarril Belgrano Carga requiere de una inversión de 4.000 millones de dólares, mientras que el túnel entre Argentina y Chile por San Juan necesitará otros 1.000 millones, mientras que el de autopistas y corredores viales requerirá de 12.500 millones en cuatro años.

Lacoste destacó que en los procesos de reactivación económica “primero llegan las inversiones financieras, y luego las físicas, las destinadas a empresas y obras de infraestructura”.

La idea surgió durante la gira para atraer el interés de los inversores para colocar bonos destinados al pago de la deuda en default “encontramos también mucho interés de parte de los empresarios para invertir en obras”.

El propio ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso Prat Gay, había anticipado que el gobierno realizaría “un road show en busca de inversiones” y había asegurado tras el levantamiento  de los embargos de Griesa: “nosotros hicimos la parte que teníamos que hacer y la posta pasa para aquellos que tienen la responsabilidad de invertir y toman riesgo. Si no lo hacen los empresarios locales, lo van a hacer los internacionales."

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
Sigue el festival de la deuda !!! estos son los mismos que volcaron la calesita en el 2001 y ahora van a chocar el ascensor.....sigan con la joda, el año que viene van a pagar todo este ajuste salvaje perdiendo por goleada las legislativas...si antes llegan, claro !!!!
1
es una barbaridad la cantidad de deuda q estan tomando... lo que no se tomo en 15 años el macrismo emite en pocos meses!! 36mil millones de dolares!! a 7/8% anual en dolares! son vencimientos de más de 2mil millones de dolares anuales... adicional a los ya vencimientos antiguos... con una balanza comercial deficitaria, como van a hacer para conseguir esos dolares? ya se! mas deuda? ponele la firma cuando macri se vaya del poder estaremos con con vencimientos arriba de los 10mil millones de dolares y sin nada de credito por insolventes... sin contar los juicios q ya comenzaron en EEUU por los bonistas q quieren el mismo trato q los buitres