Dólar futuro
El kirchnerismo quiere convertir a Sturzenegger en el “autor material” de los dólar futuros de Kicillof
La operación se lanzó durante la gestión del ex ministro, pero la pérdida patrimonial se concretó en la actual.

El kirchnerismo ensaya una toma de judo para devolverle al macrismo el peso de su denuncia por la maniobra del dólar futuro –presentada en su momento por Federico Pinedo y Mario Negri-, que ayer llevó a indagatoria a Cristina Kirchner.

Un grupo de diputados nacionales encabezados por Héctor Recalde, presentaron ayer, poco antes del discurso de Cristina, una denuncia contra el presidente del Banco Central, Federico Adolfo Sturzenegger, que básicamente lo pone en la posición de “autor material” de un delito –si es que existe- que tiene como creador intelectual al ex ministro Axel Kicillof.

La denuncia recayó en el juzgado federal de Sergio Torres y pide, con un grado interesante de cinismo, que se investigue a Sturzenegger por la venta de contratos de dólar futuro que le causaron al Central un daño estimado en 70.000 millones de pesos.

La denuncia del kirchnerismo, busca poner en evidencia una idea que viene sosteniendo Kicillof: La política económica no puede dirimirse en los tribunales.

Y para que esto sucediera, según la denuncia, debieron confluir dos hechos: Por un lado, la voluminosa venta de contratos de dólar futuro en el mercado de futuros de Rosario (Rofex) y, por otro, la devaluación del tipo de cambio.

Autor material y autor intelectual

A partir de octubre de 2015, el ex presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, amplió cuantiosamente el monto de contrato de dólar futuro que vendía habitualmente como una estrategia para bajar las expectativas de inflación. Mientras las expectativas entre privados marcaban contratos de dólar futuro entorno a los $15 en varios mercados, el Central se ofrecía como contraparte para celebrar estos contratos a un valor muchísimo menor en dos mercados: el Rofex mayoritariamente y en el Mercado Abierto Electrónico (MAE) en segunda instancia.

Por estos contratos por fuera del valor de mercado, contrarios a lo que establece la normativa que habilita al BCRA a realizarlos, está imputado Vanoli por "defraudación por administración infiel en perjuicio de la administración pública".

No obstante, cabe señalar que esta maniobra venía (en menor volumen) realizándose hacía mucho tiempo. Y cada vez que las expectativas de devaluación no se concretaban, es decir, cada vez que el Banco Central vendía por debajo del valor de mercado y luego en la realidad –a causa del cepo- la cotización oficial del dólar resultaba menor a la pautada, eran los privados los que terminaban pagándole al Banco Central.

Sturzenegger y Vanoli.<\/p>

Los kirchneristas subrayaron que en el período comprendido entre octubre del 2014 y noviembre del 2015, se generaron ganancias para el Central en concepto de futuros del orden de los 5.511 millones de pesos.

Ahora, los diputados kirchneristas sostienen, con asidero en esas pasadas ganancias de la gestión Vanoli (ver denuncia adjunta), que si Sturzenegger no devaluaba un 50 por ciento la moneda, el Central jamás habría tenido que pagar 70.000 millones de pesos por estos seguros. Por tanto, para ellos, debería ser Sturzenegger y no Vanoli el imputado.

La jugada, se presume, busca poner en evidencia una idea que viene sosteniendo Kicillof: La política económica no puede dirimirse en los tribunales, porque entonces todas las decisiones macroeconómicas son plausibles de reproche legal.

En su denuncia los diputados kirchneristas subrayaron que con la operatoria de dólar futuro, durante la gestión de Vanoli, el Central ganó 5.511 millones de pesos.

“Dado que las nuevas medidas impactaron directamente sobre la liquidación de los contratos de compra de dólares a futuro, paradójicamente se produjo la situación que los denunciantes del ahora partido gobernante intentaron presentar como delictiva, esto es que, a través de los contratos de dólar futuro, se ocasionarían pérdidas estratosféricas para el BCRA y generando ganancias ilícitas a los que ellos llamaron 'grandes especuladores en el exterior, grandes empresas, entidades financieras, inversores institucionales y personas físicas de alto patrimonio'”, sostiene el escrito que presentó Recalde.

"Repárese que, no obstante la emergencia declarada en la Comunicación conjunta de ROFEX y Argentina Clearing N° 657 Y 658 de fecha 14 de diciembre de 2015, fue la liberalización del mercado de cambios y la consecuente devaluación de la moneda nacional impulsada a mediados de diciembre de 2015 la que produjo, insisto, lo que los denunciantes catalogan de quebranto para el BCRA y beneficio ilegítimo para terceros”, agrega el escrito.

En función de esto, sugieren que Sturzenegger sea imputado por el delito de “defraudación por administración infiel en perjuicio de la administración pública al haberse modificado las condiciones en que fueron celebrados los contratos denominados de dólares a futuro en perjuicio de los intereses estatales y en favor de particulares”.

Puede discutirse si con esto le hacen un favor a Vanoli. Puesto que lo que exponen equivale a decir que Vanoli ideó el crimen y fue Sturzenegger quién jaló el gatillo. Es que sin venta masiva de futuros por debajo de los $15, no habría habido pérdidas por la devaluación. Y sin devaluación, no habría habido pérdidas por venta de dólares futuros.

El presidente provisional del Senado, Federico Pinedo.<\/p>

Sus argumentos al respecto figuran en la misma denuncia. Afirman que Vanoli tenía cargo hasta 2019 y no tenía pensado devaluar para cumplir con la obligación de preservar el valor de la moneda como ordena la Carta Orgánica. Agregan que su salida se debió a la presión política y el acoso judicial de parte del juez Claudio Bonadío, el mismo que ayer citó a indagatoria por este tema a la ex presidenta.

Omiten, sin embargo, que la forma de evitar la pérdida patrimonial era el sostenimiento del cepo que mostraba señales de agotamiento. Pero bien podrían argumentar que de haberse sostenido una administración del tipo de cambio hasta marzo, el grueso de la pérdida se habría evitado. No sería extraño escuchar este argumento de ahora en adelante.

De hecho, el ex candidato presidencial del kirchnerismo Daniel Scioli, había hablado con su asesor económico Miguel Bein, sobre la necesidad de mantener planchado hasta esa fecha el dólar, para evitar este perjuicio al Central.

En su denuncia, los diputados sostienen que el macrismo ya sabía el perjuicio que iba a causar apurando la devaluación y por eso, para resguardarse de los costos que iba a generarle al Central, justo el día siguiente a que Macri se ganara un lugar en el ballottage, los entonces diputados de Cambiemos Pinedo y Negri denunciaron a Vanoli.

En el fondo la cuestión  se reduce a determinar si era necesario abrir el cepo en un sólo movimiento, que causara un perjuicio al Central de 70 mil millones o se podría esperar hasta abril o mayo. 

Lo cierto es que Cambiemos no denunció la venta de futuros por debajo del precio de mercado, cuando daban ganancias.

Pero los kirchneristas se desentienden de que, si el Banco Central en esa fecha estaba vendiendo esas cantidades anómalas de futuros, era precisamente para redirigir la demanda de dólares spot (en el momento) que, por la inviabilidad misma del cepo, hacían caer las reservas del Banco Central a niveles preocupantes.

La única medida de Vanoli para moderar las expectativas de devaluación fue vender futuros en el corto plazo y seguir depreciando la moneda con cuentagotas. El mercado no le veía ningún éxito a esa estrategia y anticipaba que el cuentagotas se iba a convertir en un chorro tarde o temprano, por eso veía tan baratos los contratos con el Banco Central.

En el fondo la cuestión técnica se reduce a esto: si era necesario abrir la canilla de un saque -el levantamiento del cepo- o se podía esperar hasta más tarde, tal vez mayo o abril, con una apertura gradual que significara incluso ganancias para el Central.

Bonadío cómplice

Los diputados señalaron en su denuncia que si el juez Bonadío consideró que había prueba suficiente de delito como para allanar el Banco Central, debería haber sido coherente consigo mismo y no haber dado luz verde al pago de estos contratos para que se consumara el desfalco. Y sin embargo, cuando los agentes que regulan estos contratos, el Rofex y Argentina Clearing, lo consultaron por la ejecución de los pagos, él los avaló.

El juez Claudio Bonadio.<\/p>

De allí que en la denuncia se lea: “No es ocioso recordar que una de las finalidades que tiene la etapa instructoria (de una causa judicial) es evitar o hacer cesar la comisión de un delito.”

En consecuencia, los diputados del bloque del Frente para la Victoria, sugieren la carátula de “prevaricato” por parte del juez Bonadío y también piden que se lo investigue por “abuso de autoridad y violación a los deberes de funcionario público”.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
No es delito vender a futuro una moneda,delito es vender LO QUE NO SE TIENE.
El gobierno anterior,fuè lo que hizo,ante una desesperada maniobra por no tener que volver a devaluar como lo hizo en enero de ese mismo año.
2
jajajaja...sigue la inimputable militarada de la garkampora escribiendo boludeces, luciana comentario 1, larga la grappa, no te preocupes que el choripan lo vas a recibir igual.....#vamosquellegó jajajaja, mejor escribi #decomodoropydirectoaezeiza !!!!!!
1
Por fin la justicia va a orientar las cosas a donde debe ser. Nosotros dimos derechos para el pueblo y previsibilidad a la economía. imprimíamos billetes apra que el pueblo tuviera dinero y si ese dinero generaba inflación controlábamos el dólar diciendo lo que valía y punto; no había esa tontería de determinar el valor de la moneda por la masa de divisas y el patrón internacional, criterio absurdo burgués. Gracias deberían dar de haber tenido un ministro como Kicillof. Hoy con el sinceramiento todos pierden, antes con los controles todos ganaban, no importaba si se podían sostener, todos ganabamos. #vamosquellegó