Gobierno
Macri prometió bajar la inflación en el segundo semestre y defendió a “Nicky” Caputo
El presidente defendió el gradualismo y dijo que “Cristina es parte del pasado. Le viene un período de reflexión".

Mauricio Macri prometió que la inflación tendrá una baja en el segundo semestre, defendió a su amigo y contratista Nicolás “Nicky” Caputo y se desinteresó del futuro de Cristina Kirchner, durante entrevistas concedidas a los diarios Clarín, La Nación y Perfil, con motivo de los 100 días de Gobierno.

“En el segundo semestre va a bajar la inflación drásticamente. Siento que hay un primer paso hacia la felicidad y es que bajó la tensión”, confió el presidente que de todos modos aseguró ser “consciente de lo que la inflación genera”.

“El principal responsable de la inflación es un gobierno que gasta mal y más de lo que puede. Después sí, siempre hay vivos, y hay que estar atentos para sancionarlos”.

“Si miramos los precios frente al tipo de cambio final de equilibrio, no aumentaron tanto. Aumentaron más de lo que venían porque, justamente, se empezó a sincerar precios que no estaban transparentados. Había una distorsión artificial”, sostuvo el presidente.

“Es tan grave la herencia recibida que hay que ir gradual”, ratificó Macri, ante la consulta sobre la polémica en su Gabinete en torno a si conviene o no aplicar una política de shock.

“Generar trabajo no es algo de un día para el otro. Yo les agradezco a los argentinos la comprensión que tuvieron en estos meses, porque la herencia ha sido muy pesada. Ha sido mucho peor de lo que imaginaba”, se victimizó el presidente”.

“Los gremios tienen una postura moderada porque tenemos un buen diálogo y un entendimiento. La carrera a dar es la de la productividad, la de la competitividad”, confió Macri.

“No podemos negar la realidad de la herencia: 700 por ciento de inflación acumulada durante casi una década, reservas menguadas en el Central, trabas de todo tipo para mover la economía, aislamiento del mundo, y un Estado que ha sido desmantelado para convertirlo en una gran bolsa de clientelismo político”.

Justicia y capitalismo de amigos

Macri no quiso opinar sobre el proceso judicial que atraviesa el ex presidente de Brasil Ignacio Lula Da Silva, aunque aclaró que espera que en Argentina “aquellos que aquellos que hayan violado la ley paguen las consecuencias”.

“Yo estoy harto, como la mayoría de los argentinos, de la corrupción. Insisto: depende de los jueces. Espero que los jueces entiendan que hay una demanda de que se acabe la impunidad”.

“Yo tengo un compromiso y no lo cambio: quiero independencia, transparencia y celeridad en la Justicia. No quiero que la Justicia investigue a un ministro mío 15 años después. Si algún ministro mío comete una macana, quiero que la Justicia investigue y yo seré el primero en colaborar. Pero creo que no debo ser opinólogo de las causas, que si conviene o no conviene”, prometió.

Macri defendió a Nicolás Caputo, “Nicky” como lo conocen, su amigo y uno de los mayores beneficiarios de obra pública durante su gestión en la ciudad de Buenos Aires y ya con algunas licitaciones ganadas en la Nacion.

“Nicolás Caputo es como mi hermano y es un empresario importante, como toda su familia. Por suerte tenemos muchos empresarios como ellos”, lo protegió.

“Lo que ganó fue el siglo XXI sobre el siglo XX, porque acá hubo un cambio cultural que nos introdujo en el siglo XXI. Que también se refleja en gran parte del Partido Justicialista, porque muchos gobernadores estaban atrapados en una lógica que no los expresaba. Ahora comenzaron a expresarse y me parece que hay una renovación".

Macri considero a Cristina Kirchner “parte del pasado. Yo me imaginé un período de ella de tranquilidad y reflexión. Tal vez, me dicen, que actúa más de lo que se conoce. Pero no imaginé un rápido giro del kirchnerismo o del peronismo hacia una mayor independencia”.

“Mi mayor frustración es no poder bajar el enojo de ese núcleo kirchnerista”, confesó, respecto a la grieta que aún persiste en la sociedad.

“El peronismo está ayudando a gobernar como nunca imaginaron. Todos decían que el peronismo no nos iba a dejar gobernar. Pero si al Presidente le va mal, no hay gobernador o intendente que pueda llevar el día a día adelante”, afirmó Macri.

Macri consideró un error haberse apresurado a nombrar a los jueces de la Corte por decreto, aunque sostuvo que por ahora no piensa en ampliar el máximo tribunal, como le exigen los senadores del peronismo

“La designación de los miembros de la Corte por decreto tuvo un error de base importante, pero sirvió para que la gente comprendiera que somos un gobierno que va a tomar decisiones. Me permitió, la verdad, saltear el apriete de nombrar gente semiidónea. Yo necesitaba estar seguro de que dejo dos jueces impecables para la Corte. Para mí es muy importante que sean dos personas con trayectoria, no amigos del Presidente, y hasta exageré: no los conozco ni los quise conocer. Que Dios los ilumine”.

Confianza en el mundo

Macri celebró las visitas de líderes mundiales. “Que haya venido Matteo Renzi, François Hollande y la próxima visita de Barack Obama son una muestra de confianza. Por eso les digo a los argentinos: nos están abriendo la mano. Está en nosotros agarrarla, caminar juntos y no volver a morderle la mano al que te quiere ayudar”.

Recordó que “el vicepresidente del Banco Mundial me felicitó públicamente porque no podía creer que en 100 días hubiéramos hecho tantas reformas centrales, y eso le permitía creer que se abría un gran panorama para la Argentina”.




Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Juasss!
2
BLA BLA BLA
1
Caputo es parte del presente