Elecciones 2015
Scioli confirmó que hay ballotage: "Hay dos visiones diferentes en juego"
En un discurso que continúa con la campaña pidió que "no nos privaticen nunca mas".

Daniel Scioli hizo esta noche un tácito reconocimiento de que deberá enfrentar un ballotage con Mauricio Macri, al enfocar sus críticas al candidato de Cambiemos: "Si fuera por Macri no tendríamos asignación universal por hijo, ni aerolíneas, ni YPF y hubiéramos salido corriendo a pagarle a los buitres".

Scioli anticipó su discurso antes de que se confirme oficialmente que hay ballotage, posiblemente para ahorrarse el disgusto de aparecer como derrotado, ya que su campaña jugó a fondo con la idea que ganaba en primera vuelta.

Pero con los datos en la mano, dio por sobreentendido que había segunda vuelta y de hecho empezó en ese mismo instante su campaña para el ballotage, descargando una serie de críticas contra Macri, a quien deberá enfrentar el 22 de noviembre.

Y directamente convocó a "los indecisos y los independientes" para alcanzar "la victoria de los argentinos". 

Acompañado por un demudado Carlos Zannini, el candidato oficialista empezó a sufrir esta misma noche el previsible vacío de La Cámpora y el núcleo duro del kirchnerismo que se concentró en el hotel Inter Continental y evitó acercarse al Luna Park, en medio de reproches a Scioli por haber "peronizado" la campaña.

Esa posición fue profusamente anticipada por el ministro de Economía, Axel Kicillof, que en medio de la guerra de nervios por si había o no ballotage, se dedicó a autocelebrarse en Twitter por haber sido electo diputado nacional, ignorando olímpicamente la elección nacional y la suerte de Scioli.

El gobernador se cerró desde temprano entre su círculo íntimo, en un trailer situado en la equina del Luna Park. Hasta allí llegaron Karina Rabolini, su hermano Pepe, Rafael Follonier, Daniel Filmus, Gustavo Marangoni, Diego Bossio y Pacho O’Donell, entre otros.

Jorge Telerman iba y venía para informar los tiempos de Scioli, mientras todos iban perdiendo la esperanza de consagrarse esta noche.

Misma distancia marcó Aníbal Fernández que se quedó con La Cámpora en el Inter Continental, paradojas de la vida, el jefe de Gabinete de Cristina toma distancia de Scioli en su hora más difícil, cuando fue uno de los grandes responsables de la dificultad del gobernador para alcanzar la diferencia necesaria para imponerse en primera vuelta.

Macri alcanza la segunda vuelta cimentado en dos elecciones claves: Su rotundo triunfo en Córdoba y la gran elección de María Eugenia Vidal en la provincia de Buenos Aires, que todavía está peleando voto a voto con Aníbal Fernández, que hizo una de las peores elecciones del peronismo bonaerense, arrastrando a impactantes derrotas a decenas de intendentes.

Scioli hizo buenas elecciones en Mendoza y Santa Fe, pero no le alcanzó para emparejar la mala performance en Córdoba y su propia provincia.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 3
    fredybra
    26/10/15
    09:48
    Jajaja Aldus y Justicia Social que dirán de este batacazo de Cambiemos, se siente se siente Macri Presidente!!!!!
    En el balotaje, van a sacar menos votos que en esta elección, Anibal echándole la culpa a Scioli dinamito esa alianza que se sostenia con pinzas
    Responder
  • 2
    faxbox
    26/10/15
    09:25
    vas a perder por el voto castigo y por no tener huevos.
    Responder
  • 1
    toporosario
    26/10/15
    02:24
    La única y verdadera mariscala de la derrota es la reina del colifate, q nunca se caracterizó x tener buen olfato para los candidatos (recordar vice boudou). Fué ella la q lo eligió al pusilánime de scioli, le puso al jarrón chino de vice, y armó la interna entre la morsa y dominguez, para escaparle al compromiso q había asumido con bergoglio, q - obviamente - quería la gobernación para el chupa-cirio de julián.
    el rencoroso Francisco le tiró abajo la jugada, simplemente con los mensajes clericales sabatinos y dominicales q se fueron desgranando en baires después de las paso, resaltando los deméritos de la morsa.
    Responder