Santa Fe
Lifschitz piensa en un radical enemigo de Binner como ministro de Seguridad
Se trata del diputado Maximiliano Pullaro que denunció al jefe de policía Tognoli. Las reuniones con Berni.

Pese al hermetismo de Miguel Lifschitz sobre la conformación de su Gabinete, LPO supo que el próximo ministro de Seguridad será el diputado radical Maximiliano Pullaro y el gobernador electo ya se lo comunicó a Sergio Berni, en una entrevista que mantuvieron los tres el jueves pasado en Rosario.

La cartera en Seguridad no es un cargo menor y quien sea nombrado deberá afrontar la crisis de violencia que viven las principales ciudades de la provincia reflejada por las tasas de homicidio más altas del país en Santa Fe y Rosario.

La causa principal de este flagelo fue el incremento del narcotráfico, que Pullaro se encargó de denunciar como pocos dirigentes del Frente Progresista Cívico y Social (FPCyS), la fuerza que gobierna la provincia desde 2007.

Consultado por LPO, el diputado confirmó que ya habló con Lifschitz pero advirtió que su designación no se discutió “en las mesas formales” de los partidos del Frente Progresista.

“Circuló mi nombre. Es una mirada de algunos sectores que piensan que yo puedo ser el Ministro, lo cual me honra, pero no hubo ninguna charla concreta” sostuvo y agregó que “si nos lo ofrecen lo vamos a evaluar con el espacio político al cual pertenezco porque también soy diputado electo”.

Pullaro pertenece al grupo NEO, un sector del radicalismo que integran, entre otros dirigentes, Carlos Fascendini, el vicegobernador electo.

El jueves acompañó a Lifschitz a una reunión Berni para hablar sobre la problemática del narcotráfico. “Estuvimos analizando aspectos técnicos. Hemos estado reunidos en varias oportunidades pero nunca con ese objetivo”, intentó desligarse ante LPO.

El diputado radical Maximiliano Pullaro.

El secretario de Seguridad de la Nación mantendrá su puesto si Scioli sucede a Cristina, por lo que la reunión blanqueó un interés del gobernador electo por tener una relación cercana con el próximo presidente. Si gana Macri, la tarea de tejer vínculos con las Casa Rosada la tendrán los radicales que integran el Frente Progresista.

No fue la única reunión que el gobernador y el diputado tuvieron en la semana: también se entrevistaron en rosario con Noah Mamet, embajador de Estados Unidos, siempre interesado en el combate contra el narcotráfico.

Rosario vive una severa crisis de seguridad por la explosión de las bandas de narcos que además de matarse entre ellos y amenazar a la población, empezaron a meterse con resortes sensibles de la vida democrática, como las presiones sobre la prensa para que no reporten sus fechorías.

Acostumbrado al riesgo

Pullaro no es un recién llegado en la dura problemática del narco rosarino. En el 2012 denunció por supuesto tráfico de estupefacientes a Carlos Ascaini, sindicado como uno de los principales narcotraficantes del sur santafesino. 

En mayo de ese año, en un operativo realizado por gendarmería detuvieron a Ascaini y le hallaron una bolsa con un polvo blanco pero los análisis de laboratorio arrojaron un resultado negativo. Había un mínimo contenido de esa droga, mezclada con azúcar.

Sin embargo, la investigación de Ascaini derivó en su presunta vinculación con el entonces jefe de policía Hugo Tognoli quien ahora deberá enfrentar el juicio oral y público acusado de tener vínculos con el narcotráfico y prestar amparo a las bandas locales.

Tognoli había sido nombrado por Hermes Binner al frente de la fuerza policial y mantuvo su jerarquía durante los primeros meses de la gestión de Bonfatti hasta que estalló el escándalo que trascendió los límites de la provincia y sacudió al gobierno socialista.

La interna que mantiene el sector de Lifschitz con el binnerismo, la cual se tensó luego de la pésima elección que hizo Hermes Binner como candidato a senador también repercute en la conformación ministerial del próximo gobierno.

Según señalaron fuentes del socialismo a LPO, el nombramiento de Pullaro también responde a las tensiones en la fuerza gobernante por el tema del narcotráfico. Es difícil no interpretarlo como un intento del gobernador electo de despegarse de las peores políticas de Binner, quien a su vez señala a la denuncia de Pullaro como la disparadora de la crisis narco en Santa Fe. En rigor, un antecedente suficiente para ser el próximo ministro de Seguridad.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
2
MIGUELITO EL NARCO SOCIALISTA ASUMIRÁ EN MEDIO DE LA ILEGALIDAD Y DE LA ILEGITIMIDAD Y CON UN SEVERO OLOR A FRAUDE.
1
Aca en wheelwright todos sabemos que este pibe es sobrino de los que manejan la droga en el sur de la provincia y que mucho bla bla bla pero poco piripipi..al contrario paga todas las campañas con la plata de la droga y de la trata de menores en rufino donde tienen un bulin disfrazado de whiskeria.