Cornelia Schmidt Liermann
“Massa nos copió todas las propuestas para el campo”
La diputada recibió a LPO y contó cómo logró convertirse en la referente en temas agropecuarios del PRO.

Cornelia Schmidt Liermann (51) no representa una política convencional, sino más bien una mujer común y corriente, desestructurada en la vida, metódica en el trabajo y sumamente amable en las relaciones sociales. Dispuesta a conversar de todos los temas, la diputada nacional del PRO recibió a La Política Online en su despacho del edificio anexo de la Cámara de Diputados.

La mayor parte de las oficinas de los legisladores no son lugares que se caractericen por su amplitud. Todo lo contrario. Pero de inmediato, Schmidt trata de disimular la incomodidad que genera la falta de espacio y ofrece muy gentilmente productos regionales que va recolectando de sus visitas al interior del país y del contacto permanente que tiene con los productores. “Me regalaron estos kiwis orgánicos que se comen con cáscara; son fantásticos, hay que apoyar estas producciones”, cuenta.

Porteña, de padres alemanes y abogada de profesión, Schimidt (o “Connie” como le gusta que la llamen) ingresó a la política en los últimos años y de a poco, casi por casualidad, se fue convirtiendo en una de las máximas referentes en temas agropecuarios del PRO. Reconoce que el campo no es su especialidad, pero remarca su capacidad para articular temas netamente técnicos con la política.

-Un dato curioso en usted es que, a pesar de ser diputada por la ciudad de Buenos Aires, tiene un alto grado de identificación con el interior y particularmente con el campo. ¿Cómo se dio esto?

Me tocó muy de cerca el conflicto entre el campo y el Gobierno en 2008. En ese momento, cuando trabajaba en la Fundación Konrad-Adenauer recuerdo que hasta llegué a reunirme con Julio Cobos por este tema. Fue ahí cuando me propuse trabajar cerca del campo. Luego, una vez que fui electa diputada en 2011, se fue dando que muchos pequeños y medianos productores que se estaban quedando sin trabajo me venían a ver a mi despacho. Me interesa mucho el tema y empecé a recibirlos a todos. Fue como una mezcla de necesidad de la gente e interés propio. Me partía el alma cuando veía las historias de vida de los productores que tenían que retirarse de la actividad que tanto aman. Después, el año pasado, empecé a viajar al interior para ayudar en la campaña y hubo productores autoconvocados que me pedían que vaya a verlos. Y fui a conocerlos, a ver cómo trabajan. Hasta me he quedado a dormir en las casas de ellos. Son gente del interior del país súper generosa que están en la lucha que no especulan y si tienen dinero lo invierten para aumentar la producción y estar mejor.

-¿Por qué cree que el kirchnerismo no ve esto que usted describe?

Creo que el Gobierno no entendió que los productores agropecuarios son gente con muchos valores y sumamente respetuosos. Me encantaría que Cristina y Kicillof no vean al sector como un enemigo. Además, considero que hay algo de resentimiento y sería importante que ambos se sienten a hablar en serio con los productores. Se darían cuenta que la filosofía del hombre de campo es genial y que son, sin dudas, el motor de la Argentina.

-¿Tiene diálogo con algún funcionario del Gobierno?

El año pasado le pedí una reunión al ministro de Agricultura Carlos Casamiquela. Me recibió y estuvimos más de una hora dialogando. Hablamos de la situación de las carnes y sobre algunas medidas para no perder la Cuota Hilton. Le propuse diseñar una política con Cancillería para no perder mercados. Él estaba totalmente de acuerdo conmigo. Yo valoro que fue muy honesto; me dijo que coincide en muchas cosas, pero el que le marca el rumbo es el ministro de Economía. Ahí me di cuenta que si fuera por Casamiquela el productor estaría un poco mejor. Él es un hombre rescatable y trabaja con gente valiosa. Después de ese encuentro salieron algunas cosas para las economías regionales. Me fui contenta. Creo que hay que confiar en el diálogo y ayudar a construir puentes porque en algún momento te escuchan.

-¿La conoce personalmente a Cristina? Cómo mujer, ¿qué le diría si la tiene cara a cara?

No la conozco, pero me encantaría poder sentarme a hablar con ella algún día. La veo solamente cuando viene al Congreso una vez por año. Una vez le mandé una carta por el tema de las adicciones sobre un programa del Sedronar. Nunca tuve un cara a cara con ella. Le diría que me preocupa que su política está llevando a que el país se quede con pocos productores muy grandes. Hay un proceso de concentración notable. Lo que ellos dicen que no quieren que pase, está pasando. En los tambos, en el sector triguero y en maíz es una picardía que pase esto porque eso produce que la gente se vaya de los pueblos y emigre a las grandes ciudades.

-¿Qué cargo le gustaría ocupar en caso de que Macri sea electo presidente?

Me gustaría ser diputada 4 años más porque no van a venir tiempos fáciles y yo tengo buena relación con varios diputados, inclusive con los del Frente para la Victoria, con los que creo que podemos trabajar juntos en el Congreso. Pero en realidad yo soy un soldado cuatro años más. Donde me necesiten voy a estar, no tengo problema. Lo que si tengo en claro es que después de esos cuatro años me volvería a mi casa porque ya estaría cumpliendo un ciclo. La realidad es que podría ayudar desde otro lugar como una ONG por ejemplo. Tenemos jóvenes en el PRO que valen oro. Hay perros políticos que son necesarios para la política. Y otros como yo que está bueno ayudar un tiempo y después que vengan otros.

-Dicen que los cargos legislativos son los que menos desgaste generan…

Depende como te lo tomes. A mi me encanta, pero es muy cansador porque estoy muy metida. Yo me involucro mucho, remo y remo. Soy muy metódica. Pido y reviso planillas de control. Los martes recibo gente, los miércoles hago reuniones en mi despacho en las cuales vemos si estamos avanzando en los proyectos. Creo que no hay peor cosa que lanzar proyectos que después son inaplicables. No es fácil trabajar acá y sacar proyectos; hay muchas comisiones y diversos intereses.

El Plan Agroindustrial del PRO

-¿Cómo piensan eliminar y reducir retenciones sin afectar los ingresos del Estado?

Hicimos un cálculo que indica que el impacto de la quita de retenciones no es tan significativo para el patrimonio del Estado. Con lo que se pueda recuperar en otra clase de impuestos, porque va a haber más dinero circulando, más o menos se cubriría el 80% de lo que se perdería por eliminar retenciones. Solamente creo que en su momento habría que recalcular un poco porque el precio de la soja bajó y hay que ver cómo puede impactar.

-Si uno observa las propuestas para el campo de Macri y Massa, se puede apreciar que prácticamente no hay diferencias...

Es que Massa nos copió todo. Las 13 propuestas de la Fundación Pensar para la Agroindustria fue una idea nuestra que nos demandó mucho trabajo. Nosotros lo dijimos antes, lo desarrollamos antes y lo trabajamos antes. Pero si Massa quiere aplicarlas, mejor. Ósea, vamos juntos y apliquémoslas, bienvenido.

-¿Cree que Scioli podría tomar alguna de estas propuestas de la Fundación Pensar si es presidente?

Yo confío en que Scioli va a tratar de mejorar un poco la relación con el campo. He hablado con sciolistas y ellos nos dan la razón. Saben que el campo es un mercado de ingresos espectacular para nuestro país.

-¿Cree que el campo debe tener más representación y/o participación política?

Siempre que hablo con productores les pido que se animen a participar. Y un poco perdieron el miedo, pero les falta más empuje. Cuando se dieron los grandes temas como la democratización de la Justicia y el caso Nisman, siempre vas a ver gente del campo participando porque son muy solidarios. No sé si deben tener más representación; cuando la tuvieron trabajaron en soledad. No es fácil estar en el Congreso. Ellos estaban en la Comisión de Agricultura, pero no en la de Presupuesto, entonces le bajaban los proyectos. Hay que hacer una autocrítica y reconocer que no se hizo un marketing de la importancia del campo en las ciudades. Yo creo que se debe trabajar sobre esto como lo hace Brasil.

Economía

-¿Considera que hay que repensar la coparticipación federal?

Hay que volver a una coparticipación federal real. Lo que tenemos hoy no es real. Las provincias deberían tener ellas mismas las ganancias que generan con un sentido solidario. Si hay provincias que puedan originar demasiado se debe ayudar a las que no. Esto es algo que se tiene que hablar con las provincias y de hecho lo estamos hablando en algunos lugares.

-¿No cree que fue apresurado que Macri haya prometido terminar con el cepo cambiario el 10 de diciembre?

Yo confío en lo que dice Mauricio. Tiene que ver con la confianza que se tiene en la población. Él no va a poder cambiar al país solo. Lo hacemos entre todos. Cuando estuvimos con Mauricio en Alemania vimos que hay gente que estratégicamente invierte en la producción agroindustrial porque buscan tener algo de tierra y tratan de saber que lo que ellos producen se va a seguir consumiendo sostenidamente.

-¿Van a aumentar impuestos a otros sectores económicos para compensar la pérdida de ingresos del campo?

Con una política impositiva en serio se podría ir compensando con otros sectores. Habría que hablar, por ejemplo, con las industrias en Tierra del Fuego que no pagan nada para compensar un poco. Hay otros sectores que están siendo muy beneficiados y habría que equilibrar la balanza. No puede ser que toda la carga impositiva esté únicamente centralizada en el agro. Habría que revisar también las leyes de fomento de las economías regionales porque en algunos casos se está fomentando una actividad en una región que no es la indicada para esa determinada producción.

-¿Si tuviera que agregar un punto más a las propuestas del PRO para el campo, qué pondría?

Yo sueño con que haya un banco para la agroindustria. Hablo de un banco netamente destinado al fomento de la actividad agropecuaria. Estoy convencida que si tuviéramos uno, funcionaría todo mucho mejor. Quiero un banco agrario en el cual el productor confíe y deposite sus recursos y el fruto de su trabajo ahí. Es una idea y un sueño que tengo por si renuevo mi mandato como diputada.

-Pero, en cierta forma la carta orgánica del Banco Nación establece estos puntos…

Justamente la inquietud del banco agrario surgió luego de que varios productores me plantearan la preocupación existente por la falta de créditos del Banco Nación. Ya presenté tres pedidos de informes para que me expliquen cómo funciona este tema y si no me informan voy a tener que iniciar alguna acción legal.

-¿Qué otros proyectos le gustaría tratar?

Estoy trabajando en un proyecto que se llama “Aprender Practicando” que surgió de mis visitas al interior. Los chicos no saben a qué se quieren dedicar cuando están en la secundaria porque las economías regionales están muertas. Sacamos un proyecto de Ley que consiste en que en el último año secundario se puedan hacer prácticas rentadas en algunos oficios y empresas. Los tambos no encuentran gente que quiera ir a trabajar a los campos. Empezamos a hacer pruebas pilotos en algunos oficios. La idea es que en el último año de secundaria se puedan hacer oficios que surjan de las necesidades del municipio y que la paga establecida represente un 10% del sueldo mínimo del sector. Es un modelo que imitamos y que funciona muy bien en Suiza y Alemania.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Massa, y su equipo del Frente Renovador, No copio las Politicas Agropecuarias del PRO. Me extraña que alguien diga algo así. Hay diferencias entre ambas plataformas, desde el FR no caen en la demagogia. Las coincidencia simplemente se dan porque desde el Frente Renovador se escucha a las entidades representativas y mas comprometidas con el Sector Agropecuario y en base a eso se han analizado y diseñado las políticas a aplicar. Las entidades han expresado sus problemáticas y las posibles soluciones a todos los partidos políticos que se han acercado, desde el FR se los ha escuchado y decidido acompañar.
2
El PRO va a arrasar en las elecciones y el FPV tendra un 23 % como Menem en el 2003 (que son lo mismo)
1
Ni sueñen que van a ganar.