Carlos Garetto
"Vamos a eliminar las retenciones en trigo, maíz y girasol”
El referente agropecuario del Frente Renovador se mostró a favor de que Macri y Massa compitan en las PASO.

Carlos Garetto -de 62 años- recibió a La Política Online en una sala de prensa del Hotel Hilton en el marco de un encuentro entre los principales referentes de la Escuela de Gobierno Y+P+F 2015 del Frente Renovador que lidera Sergio Massa.

Garetto viene de compartir un panel con Marco Lavagna, Miguel Peirano, Aldo Pignanelli y Martín Redrado en el que expuso sobre el rol del campo en el desarrollo económico del país. Sabe que son muchas las razones para que los candidatos presidenciales cuenten al sector agropecuario como un eje central de sus plataformas políticas. Pero admite que el campo ha perdido el protagonismo que alguna vez tuvo en 2008 en plena pelea por las retenciones móviles con el Gobierno nacional.

Su decisión de pasar del gremialismo rural a la política partidaria no fue fácil. En diciembre del año pasado dejó Coninagro tras 6 años como presidente. Y enseguida su nombre empezó a sonar en diversos ámbitos políticos. “Tuve ofrecimientos del PRO y del sciolismo”, reconoce. De origen radical, la política no le resulta un terreno ajeno: Garetto fue intendente de su ciudad, Leones (Córdoba), de 1999 a 2003. “Fueron años muy duros por la crisis económica que vivía el país”, recuerda.

Siempre cordial y acostumbrado a interminables viajes por el interior del país en su camioneta particular, el referente agropecuario del massismo subestima, entre risas, los casi 500 kilómetros de distancia entre Leones y Buenos Aires. “Ya le hice más de 400 mil kilómetros a la chata y todavía tiene resto”, remarca con su clásica tonada cordobesa para luego disponerse a responder las preguntas de LPO.

-Teniendo en cuenta su origen radical, ¿por qué decidió sumarse al Frente Renovador?

Fui convocado por Massa dado que conocía mi historia personal, la actividad gremial que había desarrollado en la Mesa de Enlace y mi actuación dentro de Coninagro. A partir de estos tres puntos, encontramos coincidencias y a él le interesaron mucho los temas que veníamos abordando y las propuestas que generamos que en definitiva son coincidentes con lo que hoy está planteando el equipo económico del Frente Renovador.

-¿No le pesó el hecho de que Massa tenga un pasado reciente en el kirchnerismo?

Él fue muy claro cuando vio que ese no era el camino que debía seguir el país. Yo creo que la decisión que tomó en 2013 le ha dado un alto grado de prestigio. En la UCR hay sectores que han acompañado y después se han abierto como el caso de Julio Cobos. Considero que son actores políticos que han sabido diferenciarse en momentos difíciles y que sin dudas supieron plantarse con fortaleza y valentía política.

-¿Cómo fue el proceso de cambio del gremialismo rural a la política partidaria?

Yo vengo de la política. Fui intendente de Leones cuatro años. Es decir, conozco los dos lados del mostrador. Viví un mandato en plena crisis económica siempre militando en el radicalismo. Fueron momentos difíciles que me dejaron experiencias muy valiosas. Luego, indudablemente, el conflicto entre el campo y el Gobierno generó desafíos en cuanto al rol que tiene que jugar el sector en la opinión pública. No solamente debe haber una defensa gremial del productor tranqueras adentro, sino también es prioridad una participación de sus representantes afuera, de manera tal que el campo no esté ajeno a la discusión pública teniendo en cuenta el peso que tiene en la economía.

-¿Es cierto que tuvo ofrecimientos del PRO y del sciolismo?

Hubo conversaciones con todos los sectores, pero el más insistente fue Massa. Tenía tres o cuatro posibilidades. Sin embargo, el proyecto que más me cerró fue el del Frente Renovador por el equipo que se formó y las propuestas en materia agropecuaria.

-¿Le gustaría ser ministro de Agricultura de Massa?

Esto no es cuestión de cargos. Acá hay que dar previsibilidad y donde pueda ser útil voy a estar para defender a los productores y seguir acompañando los reclamos y las necesidades que tienen miles de familias del interior del país. Se trata de lo que podamos contribuir para llevar respuestas a la estructura agraria argentina.

Las encuestas

-¿Qué análisis hace de la caída que están registrando algunas consultoras en la intención de voto de Massa?

Las encuestas son las urnas. El fuerte del electorado está en la provincia de Buenos Aires. Este electorado tiene una concepción progresista muy clara y Massa la sabe interpretar. Allí tenemos una fortaleza muy importante. Me parece que hay que mirar esto y no estar atado a las encuestas. No hay que dar por muerto a nadie en política. El proceso es muy dinámico, parece que falta poco, pero a la vez falta mucho. La fotografía es una cosa, pero la película puede ser otra.

Las encuestas no son las urnas. El fuerte del electorado está en la provincia de Buenos Aires y ahí Massa es fuerte. No hay que dar por muerto a nadie en política.

-¿Está a favor de una gran interna opositora a nivel nacional en función del resultado en las elecciones de Mendoza?

Totalmente. Esto lo ha planteado Massa, pero tienen que estar todos de acuerdo y debe haber coincidencias en puntos básicos en materia económica y social. A partir de allí hay que generar un debate y plantear una alternativa en las PASO para que de ahí surja un referente más amplio. Yo creo que la sociedad está reclamando la unión de la oposición. Y sería un error no interpretarlo.

-¿Por qué cree que Massa deber ser presidente?

Porque es el que mejor interpreta el sentimiento de la gente. Esto es lo más valioso. A partir de allí hay un vínculo que le da realmente una gran fortaleza para llevar adelante las propuestas que tenemos. Lo veo consustanciado con un mensaje permeable a la sociedad. Noto que sabe cómo generar una transformación social ascendente aprovechando los recursos que tiene el país.

Política Agropecuaria

-¿Cuáles son las principales propuestas para el campo del Frente Renovador?

Sin dudas el principal punto es la cuestión comercial. Hay que eliminar las trabas a las exportaciones; los ROEs han distorsionado el mercado permitiendo una mayor concentración. El productor percibe un precio muy por debajo del valor real de su producción. El otro gran tema es cómo salir de este sistema impositivo confiscatorio. Hay que hacer una reforma muy profunda en la que habrá que adecuar las retenciones. Hoy no tiene sentido mantenerlas en trigo porque no incide para nada en el precio del pan. Hay que eliminar las retenciones en maíz, girasol y en las producciones regionales. También debemos recuperar mercados para exportar carnes. La ganadería ha sido muy castigada y sabemos que va a llevar muchos años recuperarla porque es un ciclo biológico. Para rearmar la estructura ganadera se requiere rentabilidad y confianza.

-¿Cómo creen que podrán eliminar y bajar retenciones sin afectar la recaudación?

Hay que sostener el equilibrio fiscal adecuando el gasto. En otras palabras, hay que trabajar gastando mejor. Se puede bajar la presión impositiva y con ello generar un incentivo de mayor producción para tener más actividad económica y por consiguiente mejorar los ingresos. Pero si por otro lado no se asignan bien los recursos, lamentablemente, se genera un déficit que a la larga lo terminan pagando los sectores con menores recursos porque no hay peor impuesto que la inflación.

-¿Qué piensan hacer con las retenciones a la soja que hoy se ubican en un 35%?

Esto todavía no está definido porque hay que esperar a ver cómo va a quedar la economía en diciembre y la situación en la que va a estar el campo. Los precios internacionales han caído y el tipo de cambio también juega un rol importante en esta cuestión. Es fundamental trabajar sobre un programa anti-inflacionario porque con un 40% de inflación los productores no pueden trabajar.

-¿Cuáles son las diferencias entre las propuestas para el campo de Macri y Massa?

Las ideas son básicamente las que veníamos elaborando en la Mesa de Enlace y que las hemos compartido con los referentes de la oposición. No hay mayores diferencias. Lo importante es cómo y con quién gestionar esos proyectos y en este aspecto considero que el equipo técnico que más capacidad tiene es el de Massa.

-¿Cómo evalúa la política agropecuaria del kirchnerismo?

Si le tengo que poner un puntaje, debo decir que está totalmente desaprobada. Ha venido decreciendo; al comiendo hubo algunas medidas favorables, pero después fueron tomando y sumando una serie de decisiones equivocadas sin mirar el largo plazo y siempre pensando en las próximas elecciones y en su estructura política.

-En el Gobierno festejan que se van a cosechar 115 millones de toneladas…

Hoy el récord de la cosecha está dado por las condiciones climáticas excepcionales que hubo. Si se analiza el promedio de los últimos años, no crecimos en lechería y caímos en producción de carne y de granos en algunos casos. Y si creció la producción agropecuaria total fue por el esfuerzo del productor y no por mérito del Gobierno.

-¿Cómo ve la política agropecuaria de Daniel Scioli en Buenos Aires?

Sin dudas ha habido comunicación y posibilidades de sentarse a dialogar en una mesa. Pero no solamente hay que dialogar y consensuar, sino que después hay que llevar a la práctica los acuerdos. Y aquí es donde fallaron. En parte porque la mayoría de los problemas de los productores tienen decisión en la política nacional. Las provincias deben tener incidencia para que se den las correcciones en políticas nacionales. Esto es lo que está faltando para que a nivel regional se impongan medidas de índole nacional.

-¿Qué medidas tienen planeadas para volver a tener un índice de inflación normal?

Se necesita de un programa económico de 3 o 4 años para llegar a un dígito de inflación. Para esto hay que trabajar adecuando los factores económicos y recuperando inversión para que haya más actividad y empleo. La generación de confianza y de seguridad jurídica resultan fundamentales en este punto. También es importante que la inversión tenga como destino los sectores productivos.

-¿Cómo piensan salir del cepo cambiario en 100 días?

Es posible salir rápidamente en la medida que haya un programa económico con pautas y objetivos bien claros. En el Frente Renovador estamos actuando y previendo esta situación y consideramos que tenemos las condiciones para volver a un mercado cambiario en condiciones normales en un plazo de tiempo relativamente corto.

-¿Cómo vio desde afuera la ruptura que se dio entre las cuatro entidades del campo?

Yo creo que el agro no ocupa la agenda de temas prioritarios que tiene la sociedad argentina. Sí lo tuvo en 2008. Pero hoy la sociedad está pensando más en la inflación y en la inseguridad. Los problemas en educación son más importantes que el trigo. Entonces, evidentemente, se ha salido del centro de la escena pública y lógicamente hay que hacer una autocrítica. La dirigencia debe adecuar su estrategia gremial en función de los temas que no están resueltos. Creo que el productor ha comprendido que hay un escalón superior a esto y que los problemas no se resuelven solamente a nivel gremial. El campo no puede estar ausente. Tenemos que transformarlo en un verdadero protagonista.

-¿Por qué cree que varios dirigentes rurales fracasaron postulándose en elecciones?

Yo creo que hay que hacer todo a su debido tiempo y organizadamente. No hay que apresurarse. Hemos dado un paso muy importante. El campo no era nada hace siete años atrás. Hay que reconocer que se ha tenido un avance muy valioso. Ni los políticos ni los periodistas sabían lo que el campo producía. La construcción debe ser de abajo hacia arriba. El sector tiene que ser partícipe en el Congreso, pero hay etapas previas que hay que saber atravesar. En Brasil el campo tiene un peso político importante porque atravesó justamente un proceso que se dio a lo largo de muchos años.

-¿Cree que será posible que en algún momento el ministro de Economía provenga del sector agropecuario?

Creo que es algo que se va a dar en la medida que haya reconocimiento desde el punto de vista político, que la gente valore el campo. Yo trabajo para contribuir a que el sector siga sumando protagonismo.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
4
Garetto no llega ni a palos, el único del campo con posibilidades es Roulet que va por el parla sur.
3
Garetto el campo no es la Argentina, el sector industrial genera mucho mas divisas que el agro y si el próximo presidente elimina las retenciones, se queda sin financiamiento propio y su gobierno durara lo que un pedo en el aire.
2
Garetto no necesita copiar nada, tiene vuelo propio, sabe lo que dice y es unos de los pocos políticos que puede decir yo trabajo y genero sin sueldo del estado.
1
La gente de Massa se está copiando tarde y mal de los programas de Macri.