Corrupción
Bonadio ya se ve afuera de la causa Hotesur
El juez admite que la Cámara de Casación lo apartará del caso en el que están involucrados Cristina y Máximo.

Claudio Bonadio sabe que Cristina Kirchner logrará apartarlo de la causa Hotesur, como reveló LPO. El juez está resignado y ya admite en Comodoro Py que se ve afuera de la investigación contra la Presidenta, su hijo Máximo y el empresario Lázaro Báez.

Este medio adelantó la semana pasada que Cristina está cerca de conseguir los votos en la Sala I de la Cámara de Casación, donde dos de sus integrantes son los candidatos que maneja la Casa Rosada para la Corte Suprema, ante el fallido con Roberto Carlés.

Se trata de Ana María Figueroa, titular de la Sala, y de Gustavo Hornos. En el primer caso, la camarista está alineada con Carlos Zannini y no tendría dudas acerca de su voto en favor de apartar a Bonadio, una medida que solicitó Romina Mercado, la sobrina de Cristina y titular de Hotesur.

El caso de Hornos no es tan sencillo. Más allá de que tendría decidido votar como pretende la Casa Rosada, LPO supo que en los últimos días empezó a dudar debido a que no está cómodo con la idea de sufrir un escarnio mediático si aparta a Bonadio.

Hornos está vinculado al auditor Javier Fernández, operador judicial del kirchnerismo durante años, pero ahora distanciado de Cristina. Ambos tienen una histórica mala relación con Bonadio, por lo que el voto del camarista tendría otros condimentos además de la presión de la Rosada.

Fernández ayer votó a favor de los intereses de la Casa Rosada en una discusión en la Auditoría General de la Nación (AGN) donde se dispuso archivar un informe crítico sobre los manejos de los fondos del Fútbol para Todos. En ámbitos judiciales dicen que eso puede ser un indicio de que Hornos se inclinaría por acompañar la posición oficial en el tema Hotesur.

Pero Hornos teme que además del escarnio mediático, también sufra consecuencias a nivel social. Es lo que le sucedió el mes pasado al juez Jorge Ballestero, integrante de la Cámara Federal, quien fue escracho en un restaurante del Club Mayling de Pilar por circunstanciales comensales que le recriminaron su voto a favor de desestimar la denuncia del fallecido Alberto Nisman contra Cristina.

Si finalmente el Gobierno logra convencer a Hornos -considerando que el voto de Figueroa estaría asegurado-, la Presidenta logrará aire en una causa en la que teme que la imputen por delitos gravísimos como lavado de activos, malversación de fondos y negociaciones incompatibles con la función pública.

Pero el principal objetivo de Cristina es que su hijo Máximo consiga alivio judicial. Como reveló LPO, Bonadio ya tendría en su poder pruebas para llamarlo a declaración indagatoria. El hijo presidencial habría sido parte clave de los presuntos negocios hoteleros que montaron con Báez.

La salida de Bonadio tendría otra consecuencia política: ya no sería tan urgente la necesidad de que Máximo sea candidato. Es que el hijo de Cristina necesita fueros para frenar posibles embestidas judiciales después del 10 de diciembre, y en el Gobierno y La Cámpora ya lanzaron el operativo clamor para que sea candidato a diputado. Como no mide en Santa Cruz, el kirchnerismo quiere que encabece la lista en la provincia de Buenos Aires. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    titodevoto
    17/04/15
    14:37
    PORQUE ES UN GORILA NEGRERO DE LA PATRIA JUDICIAL , MUY SENCILLO UN H D P
    Responder