Lorenzetti: "No toleraremos ninguna acción que ponga en riesgo el estado de Derecho"
El presidente de la Corte dio un duro mensaje en el que respondió a Cristina: "El Poder Judicial debe poner límites".

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Ricardo Lorenzetti, abrió el año judicial con un duro discurso en el que respondió a las críticas de Cristina Kirchner y advirtió que no tolerará ninguna acción en contra del estado de Derecho.

Lorenzetti centró su discurso en una fuerte defensa de la independencia del Poder Judicial y en la división de poderes, y cuestionó a quienes hacen "disputas de poderes" en vez de resolver los problemas de la sociedad."Las víctimas no esperan que nos echemos la culpa de unos a otros, las víctimas esperan una actitud más adulta, más seria", indicó.

"Las instituciones no funcionan bien mientras quienes están a cargo hablan del poder y los ciudadanos hablan de los problemas. Lo que esperan las victimas es que los poderes cooperen para solucionar problemas. Lo otro es mera especulación política", señaló.

"Cada uno debe cumplir su rol. Es función de los jueces llevar los procesos juzgando a los responsables, en forma imparcial, sin flaquezas, sin ceder a las presiones. No hay nadie demasiado poderoso cuando nos guía la idea de Justicia", advirtió.

Después del duro discurso que le dedicó el domingo Cristina, Lorenzetti se mostró sereno y en algunos pasajes conciliador. Tras culminar, más distendido,  saludó en el Salón de Té del cuarto piso del Palacio de Tribunales a los más de 150 jueces de todo el país, periodistas y académicos que lo escucharon.

En otro pasaje, Lorenzetti aclaró que "la Corte sostiene sus decisiones en un proyecto de país establecido en la Constitución Nacional", y luego envió un sugerente mensaje: "Necesitamos docencia constitucional, para aprender que hay unos principios básicos dentro de los cuales nos movemos". "Estos principios no impiden la acción de gobierno, simplemente es un marco general en el que se debe actuar", completó.

El presidente de la Corte insistió en que "debemos estar atados a los principios constitucionales" y advirtió sobre los riesgos de las "oscilaciones": "cuidado que lo que se gana en una época se pierde en la que sigue".

"Debemos preservar la democracia. Es algo demasiado importante como para dejarla en manos del odio, de la división, del egoísmo", lanzó Lorenzetti, en otro mensaje con claros destinatarios. "No toleraremos ninguna acción extrema que ponga en riesgo el estado de Derecho. Hay que respetar las instituciones", advirtió.

Asimismo, destacó la importancia de la "división de poderes" y de la independencia del Poder Judicial. Luego, le recordó al Gobierno que es un "deber" contemplado en la Constitución Nacional la "capacidad de los jueces de declarar la inconstitucionalidad de las leyes o contener acciones de otros poderes del Estado".

"El Poder Judicial debe poner límites, eso no significa que sustituya la función de gobierno. Significa que no hay poderes ilimitados. Los jueces no gobiernan ni deben gobernar", planteó el juez.

Más adelante, hizo una alusión al supuesto "Partido Judicial" del que habló Cristina Kirchner y afirmó que "no está mal que los jueces tengan ideas". "El Poder Judicial tiene una gran variedad, están representados todos los sectores de la sociedad", le aclaró. Y agregó que lo importante es que "el juez debe ser imparcial y aplicar las leyes igual para todos"

Lorenzetti se refirió también a las críticas que reciben jueces y fiscales por sus fallos. Aunque aclaró que "es bueno" que las sentencias sean criticadas, opinó que el problema es que "todos acordamos en defender la independencia judicial cuando las sentencias son favorables, cuando no lo son, vienen los cuestionamientos".

"El Poder Judicial nunca será popular. Sería un error que los jueces busquen la popularidad. El Poder Judicial no debe perseguir la aprobación de las mayorías momentáneas, sino el prestigio", concluyó.

Presencias

En un colmado salón, la presencia más destacada fue la de la jueza Sandra Arroyo Salgado, ex mujer de Alberto Nisman y madre de sus dos hijas, quien ingresó unos minutos después de iniciada la presentación y tras la emisión de un video en homenaje a víctimas de casos de trascendencia, entre ellas el propio fiscal.

Arroyo Salgado se mostró conmovida y trató de mantener el perfil bajo, aunque fue el centro de las cámaras de los más de 30 fotógrafos que invadieron el Salón.

A unos pocos metros, estaba Daniel Rafecas, el juez que desestimó la denuncia de Nisman en contra de la presidenta Cristina Kirchner por supuesto encubrimiento a los iraníes en el atentado a la AMIA.

Junto a él estuvieron los magistrados federales Luis Rodríguez, Ariel Lijo, Julián Ercolini, Claudio Bonadio, Marcelo Martínez Di Giorgi, María Servini de Cubría, Sebastián Ramos, Sebastián Casanello y Rodolfo Canicoba Corral, además de los camaristas de segunda instancia Eduardo Farah y Jorge Ballestero.

Además, estuvieron presentes Juan Carlos Gemignani, Luis María Cabral y Angela Ledesma, los magistrados de la Cámara de Casación que tienen a cargo al resolución del amparo por el que se pretende dilucidar la constitucionalidad o inconstitucionalidad del acuerdo con Irán. También sus colegas Mariano Borinsky, Gustavo Hornos, Ana María Figueroa, Liliana Catucci, y Eduardo Riggi.

También estuvieron los magistrados de la Junta Federal de Cortes que nuclea a los máximos tribunales provinciales, y ministros de la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires.

La mayoría de los jueces federales no encuentran justificación a la resolución de Rafecas, pero era momento de mostrarse juntos.

Al finalizar el discurso, Lorenzetti, Maqueda y Highton de Nolasco saludaron a los magistrados la mayoría de los cuales avalaron la postura de la Corte.

De parte del Gobierno, estuvieron la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, y el ministro de Justicia, Julio Alak, y su segundo, Julián Alvarez. Lo propio hicieron la titular del Consejo de la Magistratura, Gabriela Vázquez, y la presidenta de la agrupación “Justicia Legítima”, la flamante camarista de casación criminal ordinaria, María Laura Garrigós de Rébori.


Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 6
    rosalba Teglia
    24/04/15
    19:13
    No se olvide que lo prometido es dueda..cumpla la palabra dada Dr Lorensetti...la Repùblica agradecida..
    Responder
  • 5
    marianocampagnoli
    05/03/15
    01:37
    Lorenzetti: Estas siendo el comentario de tus colegas en el resto del continente por desprolijo. Cada vez que hay una modificacion normativa sustancial estas sentado como parte integrante del equipo realizador y a las horas sacas el texto comentado criticandola. Siempre la misma. Ya lo saben todos. Estas perdiendo credibilidad.
    Responder
  • 4
    Andres Solo
    04/03/15
    07:07
    NO AL INDULTO A LA PRESIDENTE
    Responder
  • 3
    marianocampagnoli
    04/03/15
    01:52
    Garca.
    Responder
  • 2
    y si..
    03/03/15
    20:50
    Bién por Lorenzetti!!Una gota de aire fresco entre tanto agracio,corrupción,mentira y amenazas veladas de una presidenta que dice que a ella nadie le marca la cancha.
    Se esquivoca! Siempre tuvo la cancha marcada,la marca se llama constitución....
    Respeto a la ley e igualdad ante la ley,se la puede juzgar como a cualquier hijo de vecino.
    Responder
  • 1
    toporosario
    03/03/15
    14:39
    Las palabras de lorenzetti fijan claramente q una república incluye la democracia, la división de poderes y el control q debe ejercer el poder judicial, conforme lo establece la constitución nacional.
    Aristóteles escribió : "Las repúblicas declinan en democracias y las democracias degeneran en despotismos". Y agrego : En argentina, el despotismo deviene en nepotismo y amiguismo.
    Responder