Para el Gobierno, Nisman fue víctima de un engaño de "Jaime" Stiusso
Aníbal dijo que Stiusso había denunciado a los falsos agentes, al tiempo que los presentó al fiscal como la conexión con Irán.

El Gobierno nacional sostiene que el fallecido Alberto Nisman fue víctima de un "engaño" orquestado por el ex director General de Operaciones, Antonio "Jaime" Stiusso, quien durante años trabajó a la par del fiscal en la investigación del caso Amia.

El secretario general de la Presidencia, Aníbal Fernández, blanqueó una hipótesis que venían sugiriendo desde la Casa Rosada desde el día de la muerte de Nisman. Fue la forma que encontró el Gobierno para justificar el presunto suicidio del fiscal, que no había dado ningún indicio que podría tomar una decisión de ese tipo.

Fernández aseguró que Nisman creyó "en una doble SIDE" para avanzar con su denuncia contra la presidenta Cristina Kirchner y otros referentes kirchneristas por supuesto "encubrimiento" a Irán en la causa AMIA.

El secretario se basó en la información brindada ayer por la Secretaría de Inteligencia (SI), desmintiendo que Ramón Allan Héctor Bogado y Héctor Yrimia, incluidos como partícipes en el encubrimiento con Irán, fueran o hayan sido agentes del organismo. La SI indicó también que Bogado fue denunciado tiempo atrás por actuar falsamente en nombre de la Secretaría.

"Hay una parte en la que habla de las 'dos Side'. Una Side compuesta por Stiusso y la otra compuesta por agentes que en las escuchas aparecen conectados con este señor Khalil (el presunto agente iraní", explicó Fernández. Luego agregó que a partir desclasificada por la Secretaría de Inteligencia negando que Bogado e Yrimia sean agentes, esa hipítesis se cae.

"Quiere decir que lo que Stiusso le dio a Nisman diciendo que la conexión de este señor de la pista iraní y este teórico agente de la Secretaría de Inteligencia Allan Bogado, era falso", continuó el funcionario.

"Pero lo peor de todo es que, si uno busca un poquito más en la información que tiene la SI, se va a dar cuenta que en 2013 este señor Allan Bogado fue denunciado por la SI por vendedor de influencia, por hacerse pasar por agente de la SI. La denuncia la presenta (el ex funcionario Francisco de ese organismo) Paco Larcher. ¿Quién presenta la denuncia a Larcher? Jaime Stiusso", explicó Aníbal.

"Aquel que le presentó a Larcher la propuesta para que denunciara penalmente a Bogado por vendedor de influencias o falso agente, es el mismo que le dio a Nisman esta teórica conexión con la pista iraní de un agente de la SI que no es tal cosa", detalló.

Se trata de una hipótesis que desde el Gobierno habían hecho trascender debido a la histórica cercanía entre Stiusso y Nisman, a quien Néstor Kirchner le había pedido que trabaje codo a codo con el agente de inteligencia. Pero ahora Fernández blanqueó la idea, siempre con la intención de justificar la hipótesis del suicidio, que desde un primer momento la Casa Rosada trató de imponerla como única opción.

Aníbal también negó que Bogado manejara información privilegiada del Gobierno, algo que se desprende de las escuchas presentadas en la denuncia. "¿Cómo va a negociar (Bogado) en nombre del Gobierno si no forma parte del Gobierno? Es un señor que vendía influencias, denunciado en el 2013 por la SI como un vendedor de influencia. Son buscapinas, no son otra cosa. Chantas que venden un cuento para cobrar, para ganar algo", insistió. "Stiusso fue el que le vendió, entre comillas, al doctor Nisman esta relación que no existió nunca", recalcó.

"(Bogado) es un buscapina que fue denunciado penalmente a pedido de Stiusso en 2013. Fíjese cuán seria es la cosa que es el propio Stiusso el que le hace llegar la expresión de la relación de la pista iraní y el teórico agente de inteligencia, porque la realidad es que no es nada. Estamos en presencia de alguien que le da a cada uno de los sectores lo que les conviene, planteó.

Cuando un periodista le consultó a Fernández si consideraba que Nisman había actuado en "un estado de ingenuidad absoluto", el funcionario respondió: "Usted lo dijo mejor que yo". Luego fue consultado si considera que el fiscal "fue extorsionado" por esos sectores. "No lo sé, si lo supiera se lo diría", respondió y volvió a poner en duda el por qué del precipitado regreso de Nisman de sus vacaciones.

"Es incomprensible, algo sin sensatez, no tiene ningún sentido. Me interesa saber por qué se vino, no tiene ningún asidero: los reemplazos se hicieron en la Procuración en el mes de diciembre. ¿Por qué lo iban a hacer en enero, estando de vacaciones? Flaco favor le hacen haciéndole creer que lo iban a desplazar", precisó.

La propia Cristina había insinuado en la carta que publicó en Facebook que Nisman fue parte de una conspiración y luego fue engañado. "¿Quién fue el que ordenó volver al país al Fiscal Nisman el día 12 de Enero, dejando inclusive a su pequeña hija sola en el aeropuerto de Barajas, interrumpiendo vacaciones familiares y licencia en el trabajo que habían comenzado el 1ro de Enero y debían finalizar más allá del 20?", preguntó la Presidenta. Cristina también sugirió que "alguien le dio" a Nisman la denuncia que presentó la semana pasada.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
3
Luciana sos una gorda que se la pasa comentando para defender asesinos
2
Ah! Apareció Luciana erres, Boudou, genio!!!
Que puede decir este Lumpen que nos llenó de droga (efedrina) .
Claro, como no pueden tirarse contra el fiscal, porque toda la población está indignada con su "asesinato" ahora lo quieren hacer pasar por un pobre ingenuo, al que le vendieron pescado podrido,
Menos mal que nos queda poco de esta banda nefasta.Serán los meses más largos de la historia.
1
Postura coherente si las hay en momentos de tensión y acusaciones al gobierno popular. Respetemos las palabras de Zaffaroni, que coinciden en que Nisman "fue víctima de pistas falsas de los servicios de inteligencia" y terminó mal. En nada afecta esto la legitimidad del gobierno. No nos olvidemos que el Estado es nuestro y el modelo sigue