Conflicto social
Feroz represión de Gendarmería en la Panamericana con balas de goma
Los gendarmes reprimieron un piquete de los desocupados de Lear. Hirieron a un diputado.

Efectivos de Gendarmería reprimieron esta tarde a manifestantes y trabajadores de Lear, en Panamericana a la altura de General Pacheco, y en menos de cinco minutos lograron despejar la autopista, que se hallaba totalmente cortada por los activistas.

Además de los incidentes, que incluyeron empujones, piedrazos y disparos de balas de goma, los efectivos de Gendarmería se llevaron detenidos a varios conductores que se resistieron a abandonar sus vehículos, tras lo cual los manifestantes se agolparon en la colectora con banderas y pancartas.

Además de algunos manifestantes que fueron alcanzados por las balas de goma, entre los que se encontraba el diputado nacional Nicolás del Caño, un efectivo de Gendarmería resultó herido. 

Los manifestantes realizaron la protesta con vehículos estacionados en los carriles centrales, en cuyas ventanillas se colocaron pancartas en respaldo al reclamo por la reincorporación de los empleados despedidos, como "Docentes en apoyo" o los carteles de trabajadores de la imprenta Donnelley.

La resistencia de algunos conductores a abandonar sus automóviles generó mayor tensión, por lo que se registraron discusiones y forcejeos con los activistas que fueron detenidos.
Asimismo, algunos de los vehículos fueron llevados por la Gendarmería en una plancha, luego de que sus conductores fueran sacados por la fuerza.

El diputado Nicolás del Caño, del Frente de Izquierda, que se hizo presente en el lugar, señaló en declaraciones periodísticas que "el comandante a cargo no tuvo el tupé de venir a dialogar. Hoy los cagan a palos, éste es el gobierno de los derechos humanos", ironizó.

"Empezaron a disparar a mansalva para reprimir", acusó otro de los manifestantes, que mostró ante las cámaras las heridas ocasionadas por balas de goma en su torso, al tiempo que otro de los activistas sostuvo: "Queremos una pronta solución con la reincorporación de todos nuestros compañeros. Hay patotas dentro de la fábrica".

Otro de los manifestantes cuestionó al Gobierno al señalar: "¿Qué están buscando, que haya un nuevo Mariano Ferreyra?", en referencia al militante del Partido Obrero asesinado hace cuatro años en una protesta en las vías del ferrocarril Roca.

El conflicto con los operarios de Lear comenzó el 28 de mayo, cuando la autopartista suspendió por tiempo indeterminado a 330 trabajadores y despidió a otros 110, aunque luego accedió a reincorporar sólo a algunos de ellos.  

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.