Dólar
Fábrega a Cristina: "No sale un dólar más, pero el problema lo tenés en la economía"
Detrás del reto de ayer, se esconden las discusiones por la crisis del dólar. Las recomendaciones que no escuchó.

Cristina Kirchner maltrató anoche a Juan Carlos Fábrega como pocas veces lo había hecho con algún funcionario. Los retos en público de la Presidenta no son nuevos, pero el de ayer incluyó acusaciones graves sobre la falta de controles y hasta la complicidad del Banco Central en maniobras del mercado para presionar sobre el tipo de cambio. La transmisión oficial se encargó de mostrar como el banquero la escuchaba, inmutable, en primera fila.

“Cuando fueron a hacer los allanamientos se encontraron con que desde el Banco Central algunos habían avisado que estaba todo tranquilo, que no iba a pasar nada. Como que también en el Banco Central hay más de 80.000 expedientes, algunos datan de los años 80, sobre infracciones a la ley penal cambiaria, de exportadores, de bancos, de financieras, que no se tratan. Miles y miles de millones de dólares que le han sido sustraídos, por emplear un término adecuado, al país”, disparó Cristina.

La mandataria pareció resolver así una larga interna entre Fábrega y Axel Kicillof, quien desde hace meses presiona para tomar el control del Banco Central e imponer sin ningún condicionamiento su política de emisión monetaria sin control.

Detrás de las palabras de Cristina se esconde con poco disimulo la influencia del ministro de Economía. Es que Kicillof viene insistiéndole con la responsabilidad del banquero en la crisis del dólar y en las presiones que surgen desde el mercado paralelo. Se sabe que Axel es hoy por hoy uno de los pocos funcionarios que tiene verdadera llegada al oído de la Presidenta.

Los reproches son de larga data y se trataron en varias reuniones privadas. En una de ellas, Fábrega intentó explicarle a Cristina las consecuencias de que el BCRA no libere dólares a los sectores productivos y también sobre la necesidad de resolver algunos problemas estructurales de la economía.

"Me culpás de la fuga de divisas y la suba del dólar, está bien. Yo me siento sobre los dólares y no sale un solo dólar más. A pesar de eso, seguís teniendo un problema en la economía y yo no lo tengo que resolver”, le advirtió Fábrega apuntando indudablemente a Kicillof. “Pero quedate tranquila que no sale un solo dólar más”, agregó el banquero.

Fábrega considera que en enero hizo el trabajo sucio que era necesario para empezar a corregir los problemas macroeconómicos: abrió la puerta a una fuerte devaluación del peso, subió las tasas, limitó la tenencia de dólares de los bancos y secó de billetes la plaza.

Lo que seguía era una reducción del gasto y de la emisión, pero Kicillof nunca lo hizo, algo que incluso el banquero recriminó ante dirigentes radicales. Por el contrario, el ministro presionó para que bajen las tasas -incluso en plena subida del dólar- y siguió aumentando el gasto, considerando recesivas las medidas de Fábrega.

Pero más recesivo es que “no salga un dólar más”. El problema que planteó Fábrega es que buena parte del sector productivo argentino está atado a la compra de insumos extranjeros y, como sucede con el sector automotriz, si no hay dólares no hay producción. La solución de obligar a los importadores a comprar “contado con liqui” -negada por el Central-, es considerada catastrófica por los economistas.

En ese contexto de puja entre los dos funcionarios clave en el manejo de la economía es que Cristina salió a sembrar sospechas sobre el Banco Central. Las acusaciones van en línea con la filtración de información sobre una presunta “cueva” que manejaría el hermano de Fábrega, maniobra atribuida a Kicillof y sectores de la inteligencia ligados a La Cámpora.

Se trata de una “cueva financiera vip” ubicada en el piso 17 de un edificio de la calle 25 de mayo al 517, en plena city porteña. Según un informe del portal MDZ, Rubén Cleofas Fábrega sería el dueño de esa oficina, donde se realizarían todo tipo de operaciones cambiarias. Rubén Fábrega es un conocido operador del mercado, señalado como el enlace de su hermano con el mundo de los negocios desde la época en que conducía el Banco Nación.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
1
Ojo, despues de Fabrega viene la nada