Para combatir el atraso cambiario, Fábrega volvió a soltar el dólar
La divisa escaló a $8,05 en el mercado oficial, después de dejarlo quieto desde la devaluación de enero.

El presidente del Banco Central Juan Carlos Fábrega volvió a soltar el dólar, después de haberlo dejado anclado en $8 por más de tres meses.

El martes Fábrega ya lo había dejado subir un centavo, y hoy volvió a repetir la jugada: el billete verde cerró en $8,05, un centavo y medio por arriba de ayer, acaso insinuando un regreso a las "minidevaluaciones"que aplicó el gobierno durante todo el 2013.

El año pasado, el gobierno aplicó un ajuste en el tipo de cambio a cuentagotas que se aceleró cuando Axel Kicillof asumió como ministro de Economía. La intención era evitar un ajuste brusco que despertara todavía más la inflación, pero el tiro salió mal: el BCRA perdió 13.000 millones en reservas, porque su política se hizo demasiado predecible.

Este tipo de esquema es conocido como “crawling peg”, y entre los analistas no descartaban que el gobierno volviera a implementarlo una vez que se agoten los dólares de la soja, para evitar que la inflación se siga comiendo la competitividad de las exportaciones. Tampoco desechaban un nuevo salto “discreto” en el tipo de cambio hacia el último trimestre.

De ahí que los pronósticos de las consultoras privadas ubiquen a la divisa por arriba de $9 a fin de año, como el economista Miguel Bein.

El valor de los contratos de futuros de dólares refleja esta percepción: hoy se pactaron en ese mercado a $9,63 para diciembre.

Lo cierto es que los tiempos se aceleraron y el dólar a $8 ya es cosa del pasado. Es que el Central hizo buenas compras en las últimas ruedas, y sin embargo el stock de divisas subió sólo en U$S1800 millones desde el piso de U$S27.000 millones de fines de marzo, un valor que no está nada mal, pero tiene gusto a poco en comparación a los billetes que se perdieron en el 2013. Hoy quedaron en U$S28.386 millones.

Andrés Méndez, de la consultora AMF, consideró que “lo que peor que puede hacer el gobierno es dejar el dólar quieto mientras sube todo el resto”. “Ya que no hace nada para sincronizar las otras variables, lo mejor que puede hacer es ir llevándolo de a poco y no tener que dar un sacudón como en enero”, explicó.

Para Méndez, la inflación iba a hacer que “en agosto o septiembre esté en la misma situación de diciembre de 2013". De acuerdo a los datos del Indec, la inflación en el primer cuatrimestre alcanzó casi el 12% y así ya se llevó gran parte de la competitividad ganada con la devaluación de enero.

"El dólar a $8 retrotrae el tipo de cambio a fines del 2010, principios del 2011, cuando también hubo complicaciones. En mayo van a tener que moverlo otra vez. Fábrega intenta darle imprevisibilidad”, agregó Méndez.

El titular de la consultora Actividad, Moneda y Finanzas cree que por más que se repita la estrategia del año pasado, que llevó a los exportadores a retener la cosecha y a los importadores a adelantarse a comprar-lo que derivó en la crisis de divisas-, el escenario va a ser otro porque “el gobierno tocó los puntos neurálgicos: el turismo y los autos”. Según Méndez, al encarecerse estos rubros el Central podrá ahorrarse los U$S10.000 millones que se iban por esta vía.

Por otro lado, en el mercado de dinero se registró una abrupta subida de la tasa “Call Money” que subió al doble de lo operado ayer, pasando de 14% a 29,50%.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 1
    s_democratico
    15/05/14
    19:39
    FABREGA LADRON, VIVIS EN PUERTO MADERO
    Responder