sindicalismo
En Tierra del Fuego siguen los despidos y la UOM no aparece
El polo tecnológico bajó la actividad y hasta 5 mil personas quedaron sin trabajo. El gremio dice que eran temporales.

La crisis en el Polo Tecnológico de Tierra del Fuego sigue sin resolverse y ya se cobró el empleo de unas cinco mil personas.

Mientras el titular de la UOM y de la CGT oficialista Antonio Caló mira para el costado, en las fábricas de la isla dedicadas a la producción de celulares y electrodomésticos evitaron renovar unos cuatro mil contratos temporales, mientras que las empresas tercerizadas que dependen de esas industrias echaron a otros mil empleados, como en el caso de los depósitos, de donde ni hizo falta trasladar los insumos a las plantas.

Mientras Caló armó un paro nacional porque Techint no le refrendó los adicionales que acordó con el gobierno en la paritaria, se desentiende por completo de lo que puede definirse como uno de los lugares donde más creció el desempleo compulsivo de un momento a otro. En ese sentido, la caída en la producción y los puestos de trabajo ya se hizo sentir en los comercios locales, que contrajeron sus ventas en un 30%.

En diálogo con LPO, el diputado nacional Oscar Martínez y líder de la UOM de Río Grande reconoció que “logramos reincorporar algunos trabajadores, pero hay un número importante que todavía no pudo reingresar”. El sindicalista aclaró que hasta ahora "no hubo despidos ni suspensiones", sino que se trata de los contratos temporales que no fueron renovados.

El legislador comentó que mañana mantendrán una reunión con los empresarios del sector y próximamente se juntarán con el ministro de Trabajo Carlos Tomada.

“Son contratos que este año no se renovaron por la caída de la demanda”, aseguró.

En la industria fueguina, que creció a todo vapor a partir del régimen de promoción industrial reforzado por Cristina en el 2009, existen tres tipos de contratos. El personal efectivo, que se encuentra en planta permanente; el personal contratado, que permanece un período determinado; y por último una modalidad especial que inventó la UOM, llamado personal de planta discontinuo, en el que garantizan un empleo de como mínimo 4 meses pero los empresarios siguen aportando por los otros 8 meses del año, aunque no trabaje.

“Los contratos temporales están todos caídos y los de plan discontinuo ya cumplieron el período de 4 meses, por lo que se están por quedar sin trabajo en los últimos días”, advirtió el periodista fueguino Cristian Bisso.

En el caso de los contratados, las empresas están negociando una salida anticipada, sin suspensión ni despido, tal como están haciendo algunas automotrices con los operarios de más de 60 años.

La más complicada de las compañías que funcionan en el Polo Tecnológico es Milbor, dedicada a la producción de aires acondicionados para autos, que se vio muy afectada por el frenazo que afectó a las automotrices. Tanto en abril como en marzo suspendieron a sus trabajadores por nada menos que diez días. En lo que va de mayo todavía no lo repitieron, pero es de esperar que haya novedades en las próximas semanas, dicen en el rubro.

Hasta ahora, la única medida que tomó Martínez fue una marcha, hace más de dos meses. Lo cierto es que el diputado y gremialista ya no tiene la misma recepción que hace un año atrás, pero por el momento la situación sigue muy tranquila y no se avizoran medidas de fuerza, ante la amenaza de perder el empleo.

Desocupados que vuelven

La falta de trabajo ya está provocando que muchos de los trabajadores del sector que provenían de las provincias del norte decidan volver a sus distritos de origen, porque no pueden sostener el nivel de vida en la isla, demasiado elevado comparado al del resto del país. Eso sí, se llevan un celular con la característica de Tierra del Fuego por si los vuelven a llamar por si la actividad se reactiva. 

Según pudo saber este medio, la salida masiva llegó a tal punto que la Aduana está totalmente colapsada, porque al tratrse de una isla quienes se marchan deben pasar antes por ese filtro burocrático.

Massa sube la apuesta

El diputado por el Frente Renovador Sergio Massa continúa en su armado en la provincia más austral del país, tal como publicó LPO.

Es que ante la crisis de la industria fueguina, el ex intendente de Tigre logró sumar a sus filas a dirigentes de todos los sectores. El último fue el alcalde de Ushuaia, el radical Federico Sciurano.

Hoy Massa mandó a su asesor económico Miguel Peirano a participar de las 1° Jornadas sobre “Actualidad Económica Argentina”.

“Hoy el país está llevando a cabo planificaciones económicas escasas y aisladas, lo que no llega a resolver la situación actual. Debemos desarrollar un horizonte con una proyección a futuro, de por lo menos 20 años para la ley de promoción económica fueguina”, aseguró el ex ministro de Economía.

El evento fue organizado por el diputado massista Rubén Sciutto en conjunto con la Cámara de Comercio de la Ciudad Ushuaia, y se llevaron a cabo en la sede de la entidad ushuaiense.

“Nuestro polo industrial, y la continuidad de la ley 19.640, motor económico fundamental de la isla, están en la agenda del Frente Renovador”, dijo Sciutto.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.