Morales denuncia espionaje de Milani
El presidente del bloque de senadores radicales denunció que el Ejército, además de tenerlo a él como un objetivo de tareas de inteligencia clandestina, también lo persigue al periodista de Clarín, Daniel Santoro.

El presidente del bloque de senadores radicales, Gerardo Morales, denunció ayer que el Ejército además de tenerlo a él como un objetivo de tareas de inteligencia clandestina también lo persigue “al periodista de Clarín, Daniel Santoro”.

“Tengo informaciones concretas de que en el Edificio Libertador hay una sala de situación, en el séptimo piso, en el que están realizando tareas de inteligencia interior en forma clandestina”, agregó.

“Me advirtieron que yo soy uno de los objetivos y que hay otros políticos y periodistas como Daniel Santoro. Con algunos de ellos ya he hablado de la delicada situación y sobre mí, me han dicho que investigan mis movimientos y situación personales”, agregó.

Fuentes militares consultadas por Clarín confirmaron que Milani dispuso en forma clandestina y por afuera del sistema formal“interceptar las comunicaciones y hacer un seguimiento de Santoro”. Incluso, dieron el nombre de un suboficial de inteligencia que estaba a cargo del operativo y cuyo nombre no se publica por cuestiones legales.

Las leyes de Defensa y de Seguridad Interior prohíben taxativamente a las FF.AA. hacer tareas de inteligencia interna.

“Milani está obsesionado por saber quienes eran las fuentes de información de Santoro”, explicaron las fuentes. En la sala de situación hay “mapas” de cada causa judicial con los nombres de jueces, fiscales y testigos, precisaron.

Santoro desde septiembre del 2011, cuando Milani fue nombrado director de Inteligencia gracias a la influencia de la entonces ministra de Defensa, Nilda Garré, comenzó una investigación sobre el rol del militar en las rebeliones carapintadas, en la represión ilegal y el crecimiento exponencial de su patrimonio.

El senador Morales puntualizó, además, que, de acuerdo a sus fuentes, ese grupo informal del Ejército haría un seguimiento “de la situación judicial (del jefe de la Fuerza, teniente general César) Milani” en las causas judiciales que tiene abiertas en la Capital por enriquecimiento ilícito y en Tucumán y La Rioja por supuestas violaciones a los derechos humanos.

Recordó que “así se perdió el expediente de la deserción de Ledo (Alberto Agapito, un soldado desaparecido en dictadura, y cuyo referido expediente había confeccionado el actual jefe militar cuando era subteniente)”.

Por lo pronto, el accionar informal de Milani, más presiones de la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, impidió que hasta la fecha Milani fuera imputado por su rol en la represión ilegal. El caso más claro de ese resultado fue el fiscal de La Rioja, Darío Illanes, que iba a imputarlo pero por esas presiones postergó la decisión para después de que Milani fuera ascendido, esta semana, de general de división a teniente general.

Morales espera que “algún fiscal actúe de oficio, no le tenga miedo a Milani e investigue lo que estoy denunciando”. El “sistema de inteligencia del Ejército ha superado ampliamente al de la SIDE”.

El legislador redobló la apuesta al indicar que “en este momento, la Inteligencia del Ejército está reemplazando a la Inteligencia de la SIDE”. “Lo de (Agustín) Rossi confirma la gravedad de lo que pasa en Defensa, lo lejos que está de saber lo que hacen los militares y lo lejos que está del militante comprometido con los derechos humanos que ha sido”, criticó Morales.

El ministro había salido al cruce de expresiones que el radical había hecho en el recinto del Senado al señalar que las “declaraciones del senador Morales tienen más que ver con el debate político. Morales nos tiene acostumbrado a descalificar e insultar sin ningún tipo de prueba y capacidad argumentativa”.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.