Transición
Debate Lacunza-Agis: la experiencia de la transición Macri-Alberto para un nuevo acuerdo que estabilice la economía
Agis fue el elegido por Alberto para negociar con Lacunza las medidas de transición. Que deja aquella experiencia entre las dos principales fuerzas cuando el Congreso se apresta a tratar el acuerdo con el FMI.

Emmanuel Álvarez Agis y Hernán Lacunza fueron los encargados de navegar la compleja transición económica entre el gobierno de Mauricio Macri y Alberto Fernández, en el final de la experiencia macrista en el poder que terminaba con el regreso al cepo, devaluaciones y el mayor endeudamiento de la historia argentina con el FMI.

Esta semana el enviado de Alberto Fernández para negociar las medidas durante la transición y el último ministro de Economía de Macri, repasaron aquella experiencia límite y la actualidad económica, en un debate que moderó La Política Online en la Universidad Torcuato Di Tella.

"Alberto le erró al patear el tablero con el FMI, tendría que haber hecho como Lula" 

El encuentro fue posible gracias a la presentación del libro Tiempo Perdido de la economista Marina dal Poggetto y el politólogo Daniel Kerner. 

El debate fue interesante porque la experiencia que vivieron Agis y Lacunza, ofrece senderos posibles a un acuerdo de las dos fuerzas políticas mayoritarias en torno a algunas medidas básicas para estabilizar la economía, un paso que podría ofrecer la próxima discusión en el Congreso del acuerdo con el FMI.

Agis y Lacunza arribaron a un diagnóstico: Para no profundizar los desbalances de la macroeconomía que sufre la Argentina hace falta un acuerdo institucional para hacer una estabilización sostenida por más de un período de gobierno o "un Remes", un patriota, en los términos de Agis, que se sacrifique y sea la cara de un cúmulo de medidas antipáticas de corrección.

Ambos economistas coincidieron en que la gestión pública implica lidiar con la restricción política que a veces convierte, en palabras de Álvarez Agis, a un programa económico en un "sancocho" inconsistente. Y como explicó Lacunza también implica enfrentarse a una sociedad que un día rechaza el ajuste presupuestario lo que conlleva a un mayor déficit y endeudamiento y al día siguiente critica el mismo endeudamiento y emisión que son contracara de la falta de disciplina fiscal.

En este sentido, Agis y Lacunza arribaron a un diagnóstico: Para no profundizar los desbalances de la macroeconomía que sufre la Argentina hace falta un acuerdo institucional para hacer una estabilización sostenida por más de un período de gobierno o "un Remes, un patriota", en los términos de Agis, que se sacrifique y sea la cara de un cúmulo de medidas antipáticas de corrección y estabilización que lleven a la economía a un sendero de crecimiento con baja inflación y recuperación de salarios. 

Kerner remarcó la subestimación sistemática del diagnóstico. Y destacó que "en el resto de la región no es tan frecuente como en Argentina pensar que hay salidas mágicas que contradicen lo que está en las primeras páginas de los manuales de macroeconómicas". 

"Los que vengan van a tener que tomarse más en serio los problemas", agregó el director del think tank Eurasia.

Para el último ministro de Economía de Macri también hay una falta de consistencia en los dirigentes políticos que no garantizan un marco estable para el crecimiento: "La grieta es una tragedia. Hemos pasado del péndulo de reformas cada 15 años al volantazo cada dos años. A fin de 2017 hicimos tres reformas a mi juicio correctas destinadas a regir 20 años: reforma tributaria, consenso fiscal y fórmula previsional. Dos años después, antes de la pandemia, las tres se suspendieron. Un año después de eso, las tres se revirtieron", dijo.

La grieta es una tragedia. Hemos pasado del péndulo de reformas cada 15 años al volantazo cada dos años. A fin de 2017 hicimos tres reformas a mi juicio correctas destinadas a regir 20 años: reforma tributaria, consenso fiscal y fórmula previsional. Dos años después, las tres se suspendieron. 

"Lo grave de eso es que la mitad de los diputados eran los mismos y dos tercios de los senadores eran los mismos, no del mismo partido, los mismos nombres propios. La mitad de los gobernadores eran los mismos nombre propios y 20 de los 24 del mismo partido. Una sociedad cuyos dirigentes votan esas tres reformas estructurales en un sentido y a los dos años votan todo lo contrario, sin ningún pudor y ninguna convicción, por acuerdos transaccionales, no tiene consenso. Un país así con esos volantazos no merece crédito ni inversión. Necesitamos que las reglas rijan cuando la cosa va mal, no cuando va bien", agregó Lacunza.

Agis agregó: "Soy de los que piensan que los consensos negativos son más fáciles de alcanzar que los positivos. Habría que ponerse de acuerdo en qué no se puede hacer, en dónde atarnos las manos. Es macro pero también es dirigencial, como dice Hernán, porque si el otro no juega al mismo juego, el cortoplacismo es la mejor manera de ganar las elecciones".

"Supongamos que Alberto Fernández dice: ‘No voy a usar el truco del dólar barato para ganar las elecciones' y el otro lo usa, perdiste. ‘No voy a usar el truco de la deuda para no hacer el ajuste', si el otro lo usa, perdiste. Si alguien piensa que esto se arregla en seis meses, eso no va a pasar. Si estamos de acuerdo en que la solución de la problemática argentina lleva más que un mandato presidencial, entonces tenemos que atarnos las manos de los dos lados de la grieta", agregó el ex viceministro de Economía de Axel Kicillof.

"No es una Moncloa porque eso implica un montón de otras cosas, yo propongo una Moncloa negativa. Acordemos tres cosas que no hay que hacer: No tomemos deuda para tapar quilombos. y no pongamos cepos para tapar quilombos. Eso ya deja afuera a todos los equipos económicos de los últimos veinte años. Y agrego: no regalemos dólares, lo que deja afuera a casi toda la historia, sacando un par de períodos de tipo de cambio alto. Si vamos con esto, el que gana las elecciones es el que sube la productividad y eso es algo que no va a pasar de la noche a la mañana", agregó Agis.

"Entonces al primero que le toque gobernar ese consenso negativo, va a perder. Y por eso, hace años que buscamos a un patriota que haga eso. Vieron que siempre dicen: ‘Necesitamos un Remes (Lenicov) que haga el trabajo sucio y después viene...'. Y no es el punto, ¿quién quiere ser ministro para ser Remes? Estamos buscando un tipo que se la ponga de frente para que después venga un montón de gente a gobernar el rebote y la choquen ocho o a cambiar estructuralmente la Argentina. Necesitamos un acuerdo institucional distinto al que tenemos".

Siempre dicen ‘Necesitamos un Remes (Lenicov) que haga el trabajo sucio y después viene...'. Y no es el punto: ¿Quién quiere ser ministro para ser Remes? Estamos buscando un tipo que se la ponga de frente para que después venga un montón de gente a gobernar el rebote. Necesitamos un acuerdo institucional distinto al que tenemos.

A esta Moncloa negativa, Lacunza agregó dos puntos que formaron parte del mini consenso que se alcanzó durante transición entre Macri y Alberto: preservar las reservas y que no se toquen los depósitos. 

"En la transición de agosto a diciembre de 2019 -y Emmanuel fue protagonista-, los dos partidos queríamos ganar y la verdad es que acordamos 'Que gane el que tenga que ganar' y 'Hay dos cosas que no pueden estar en riesgo: los depósitos y las reservas'. Y las dos partes tuvimos una actitud responsable, y diría más responsable antes del 27 de octubre que después. Hubo una cooperación de corto plazo estabilizante para, sobre esos dos activos públicos, minimizar la pérdida", detalló Lacunza.

Lacunza, que es mencionado junto a Melconian como uno de los dos posibles ministros de un gobierno de Rodríguez Larreta, sumó otros tres ejes a un acuerdo para estabilizar la economía: "Integrados al mundo no es lo mismo que vivir con lo nuestro, no se puede gastar todo el tiempo más de lo que ingresa, o sea, equilibrio fiscal y la maquinita de la felicidad no existe. Son cosas de la página uno del libro, que acá las rediscutimos y nos tienen empantanados y nos hace perder tiempo y energía".

Integrados al mundo no es lo mismo que vivir con lo nuestro, no se puede gastar todo el tiempo más de lo que ingresa, o sea, equilibrio fiscal. La maquinita de la felicidad no existe.

"Como decís Hernán (Lacunza), es el sistema. Si el sistema de incentivos te hace ganar plata comprando dólares a $100 y vendiéndolos a $200, puede haber un montón de barreras éticas o morales, pero si vos no las pasás, el de al lado las pasa. Me parece que es una cuestión de sistema, Argentina no tiene un problema cultural. Argentina puede bajar la inflación como cualquier otro país, pero decide no hacerlo. Es el sistema de incentivos económicos y políticos. El problema es que el que la baja, pierde".

Dal Poggetto completó el diagnóstico: "El cortoplacismo no te lleva a ningún lado y, cuando los problemas son los que tenés hoy por hoy, seguir preservando al statu quo es complejo porque al final las decisiones las vas a tener que tomar", aseguró y concluyó que la única forma de salir de esta encerrona es incrementando el nivel de formalidad de la economía.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.
  • 6
    pilex
    06/12/21
    14:04
    rambin, estás enojado, pichón! que anda pasando en ese corazoncito?
    Responder
  • 5
    rambin
    06/12/21
    09:40
    ningun acuerdo,. con cfk libre. ella y sus hijos presos antes de siquiera atender el telefono. ella, de vido, lopez, cristobal lopez, de souza, baez, clarens, los 600 millones de santa cruz en 1992, primero conadep de la corrupcion santacrucenia, y se podría hacer extensiva a la riojana y formosenia
    Responder
  • 4
    pilex
    06/12/21
    07:41
    Jose, hablan de la transición del 2019
    Responder
  • 3
    dylan25
    06/12/21
    04:28
    Que debate?? Si estos dos sátrapas coinciden en todo como cagar a la sociedad, a los trabajadores y los jubilados
    Responder
  • 2
    emilioto
    05/12/21
    22:49
    José no entendiste nada!!!! Hablan del pasado, no del futuro.
    Responder
  • 1
    Jose Colella
    05/12/21
    19:41
    1-Agis representaba a un presidente ya electo
    2-faltan mas de 2 años para que este gobierno se vaya
    3-pretender una "transicion" que cubra la mitad de un mandato es absurdo
    Responder