Brasil
Moro busca apoyo militar para su candidatura presidencial y se acerca al vice de Bolsonaro
El ex juez que metió en la cárcel a Lula aparece tercero en las encuestas. Busca a Hamilton Mourao que está apartado de las decisiones del Gobierno y planea sumar mas apoyos de Generales que estaban con Bolsonaro.

El escenario político brasileño se va configurando con miras a las elecciones presidenciales de octubre de 2022. Lula viene de una gira por Europa en el que recibido con honores de Jefe de Estado y trabaja para cerrar al gobernador de centroderecha, Geraldo Alckmin, como adelantó LPO, como vice.

Por su parte, Bolsonaro no logra encontrar el camino de la estabilidad económica y la inflación empieza a alimentar sospechas de una salida del ministro de Economía, Paulo Guedes. Mientras tanto, el Presidente se afilió al Partido Liberal, uno de los tantos agrupamientos que integran el Centrao, principal punto de apoyo del oficialismo en el Congreso.

En la tercera vía también hay reacomodamientos. El gobernador de San Pablo, Joao Doria, ganó cómodamente las primarias de su partido (el PSDB) y seguramente sea candidato. Se suman a Ciro Gomes, Rodrigo Pacheco, Eduardo Leite y el ex juez, Sergio Moro.

Moro quiere ser candidato de una tercera vía que compita con Bolsonaro y Lula

Este último reapareció, con mucho empuje mediático,  tras anunciar la presentación de un libro sobre la Operación Lava Jato y su afiliación al partido Podemos, para competir en menos de un año.

Según la última encuesta de Atlas, Moro aparece tercero en las encuestas con 13,7 puntos, muy lejos de Lula y Bolsonaro que lideran con 42 y 31 respectivamente, pero cuenta con el apoyo de sectores económicos que dejaron de apoyar a Bolsonaro y no quieren una retorno de la izquierda. En ese marco, son varios lo que consideran que puede seguir creciendo.  

Moro aparece tercero en las encuestas con 13,7 puntos, muy lejos de Lula y Bolsonaro que lideran con 42 y 31 respectivamente, pero cuenta con el apoyo de sectores económicos que dejaron de apoyar a Bolsonaro y no quieren una retorno de la izquierda.

LPO consultó al periodista Sidney Rezende quien planteó que "el ingreso a la política del ex juez y ministro Sérgio Moro fue muy bien recibido por los sectores elitistas de Brasil: banqueros, parte del sistema financiero, empresarios y conservadores que ya no sienten la misma confianza que el presidente derechista Jair Bolsonaro". 

Hamilton Mourao.

"El principal desafío de Moro en los próximos 6 meses es volverse electoralmente viable, precisamente capturando a una tajada de quienes aún ven a Bolsonaro como el candidato ideal para derrotar a la izquierda liderada por Luiz Ignacio Lula da Silva. Para Lula, la escisión de la derecha es el maná de los dioses, ya que lidera las urnas, es popular, todo el mundo lo conoce e incluso puede posponer su entrada en la disputa. Moro, a pesar de estar cómodo en la tercera posición, todavía no se ve más allá de "un cazador de corruptos detenidos por la Operación Lava-Jato", agregó el columnista de CNN.  

El principal desafío de Moro en los próximos 6 meses es volverse electoralmente viable, precisamente capturando a una tajada de quienes aún ven a Bolsonaro como el candidato ideal para derrotar a la izquierda liderada por Luiz Ignacio Lula da Silva. Para Lula, la escisión de la derecha es el maná de los dioses, ya que lidera las urnas, es popular, todo el mundo lo conoce e incluso puede posponer su entrada en la disputa

En las últimas semanas, Moro inició un acercamiento con sectores militares. El General Carlos Alberto Dos Santos Cruz, primer Secretario de Gobierno de Bolsonaro que fue eyectado tras una interna con los hijos de Bolsonaro, fue el primero en confirmar el apoyo. 

Lula quiere a un ex gobernador de derecha como vice

En ese punto, Rezende detalló que "Moro ya cuenta con el apoyo de los militares. Se puede decir que a los generales les gusta y confían en Moro y que los soldados, cabos y sargentos de las Fuerzas Armadas y las fuerzas de seguridad como la policía militar, los bomberos y los guardias de seguridad prefieren a Bolsonaro".

Otro de los militares que el ex juez quiere seducir es Hamilton Mourao, vicepresidente de mala relación con Bolsonaro y absolutamente apartado de las decisiones de gobierno. En el bolsonarismo quieren que Mourao sea candidato a Senador o compita por la gobernación de Río de Janeiro pero no se descarta que el vice termine saltando de vereda.

Fuentes con acceso al mundo militar brasileño manifestaron a LPO que "a Mourao le gusta ser amigos de todos. Puede estar alimentando esta versión para negociar con Bolsonaro". "Hay muchos que se están despegando del bolsonarismo y ven a Moro como opción", revelaron.

Sergio Moro busca romper la polarización, algo que es muy complejo de lograr en Brasil, capitalizando la caída de la imagen de Bolsonaro. No obstante, el líder brasileño sigue contando con un núcleo duro que lo deposita en el balotaje.

El ex juez quiere hacer de su carrera judicial y de la Operación Lava Jato una plataforma de campaña pero a diferencia del 2018, la corrupción no está en el tope de las preocupaciones. Según una encuesta de la consultora Atlas, casi el 60 por ciento dice que el principal problema tiene que ver con la economía, empleo e inflación.

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.