Honduras
Hernández busca imponer a su candidato en las presidenciales de Honduras y crece el temor por el fraude
La exprimera dama Xiomara Castro es la favorita para las elecciones del domingo. Hernández está en la mira de la justicia estodounidense por su vínculo con el narcotráfico.

 Los hondureños se preparan para unas elecciones presidenciales que pueden cambiar el rumbo del país. Si se confirma la ventaja de la opositora Xiomara Castro por sobre el oficialista Nasry Asfura, como anuncian las encuestas, Honduras pondría fin este domingo a 12 años de gobierno del derechista Partido Nacional. Sin embargo, todavía está presente el recuerdo de la crisis postelectoral de 2017, cuando el actual mandatario Juan Orlando Hernández consiguió la reelección en medio de serios indicios de fraude y con el respaldo de la OEA."La propuesta de Asfura van en profundizar la liberalización de la economía. Es un candidato de la elite banquera y financiera, que es la que tiene más poder ahora. En términos pragmáticos, Xiomara defiende una política social que destine más recursos a salud y educación, busca abrir procesos de participación políticas a las feministas y los sectores populares y promueve el respeto a los territorios de los pueblos indígenas", señala Sosa a este medio. "Pero Xiomara no se peleará con los empresarios, nada de confiscar. No estamos en una época en donde sea posible volver al viejo modelo socialista", aclara.Los hondureños se preparan para unas elecciones presidenciales que pueden cambiar el rumbo del país. Si se confirma la ventaja de la opositora Xiomara Castro por sobre el oficialista Nasry Asfura, como anuncian las encuestas, Honduras pondría fin este domingo a 12 años de gobierno del derechista Partido Nacional. Sin embargo, todavía está presente el recuerdo de la crisis postelectoral de 2017, cuando el actual mandatario Juan Orlando Hernández consiguió la reelección en medio de serios indicios de fraude y con el respaldo de la OEA.

El secretario de Estado adjunto para el Hemisferio Occidental de Estados Unidos, Brian Nichols, pidió a las autoridades hondureñas que garanticen un proceso transparente, luego del apoyo de Washington a Hernández cuatro años atrás. La alianza se resquebrajó desde que la justicia estadounidense puso en la mira al presidente por sus vínculos con el narcotráfico. De hecho, su hermano Tony Hernández fue sentenciado a cadena perpetua en marzo por tráfico de cocaína y posesión de armas.

Se trata de un escenario ideal para Castro, exprimera dama y mujer del expresidente Manuel Zelaya, derrocado en 2009, que por primera vez logró reunir alrededor de su candidatura a los opositores de Hernández y el PN. Pero Asfura, alcalde de Tegucigalpa y una figura próxima al jefe de Estado, insiste en un triunfo oficialista mientras agita la amenaza del comunismo. El sociólogo hondureño Eugenio Sosa asegura a LPO que la pregunta por estas horas es "hasta qué punto el PN está dispuesto a ceder el poder tan fácilmente si sufre una derrota electoral".

Xiomara Castro.

Dentro del histórico partido ha tomado las riendas "un grupo encabezado por Hernández, con características delincuenciales, implicado en casos de corrupción y crimen organizado". "El Congreso ha aprobado reformas y un nuevo Código Penal que reduce las penas y relativiza todo lo vinculado al lavado de activos. Los dirigentes con causas judiciales están en libertad o fueron sobreseídos", explica.

El tercer candidato en cuanto a intención de voto -de los 15 contendientes en competencia- es Yani Rosenthal, del Partido Liberal, quien volvió al ruedo después de cumplir una condena en Estados Unidos por lavado de dinero, lo que termina reforzando las posibilidades de Castro.

El Congreso ha aprobado reformas y un nuevo Código Penal que reduce las penas y relativiza todo lo vinculado al lavado de activos. Los dirigentes con causas judiciales están en libertad o fueron sobreseídos

Otro aspecto que preocupa a los hondureños es la violencia desplegada a lo largo de la campaña: más de 30 candidatos a concejales, diputados y alcaldes fueron asesinados en los últimos meses. Esta semana Michelle Bachelet pidió a Hernández que garantice la seguridad durante el proceso. "Las elecciones todavía no se han celebrado, pero la violencia política ya ha alcanzado niveles inquietantes", aseguró la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos.

Para Sosa, "el gran tema es que se respeten los resultados". "El PN mueve su voto duro y apuesta a ganar con el clientelismo político y el control de los empleados públicos. Xiomara tendrá mucho voto que será un voto castigo al gobierno. Si ella gana deberá tener en cuenta que el mandato que reciba es un voto del beneficio de la duda. Una cuestión clave es cómo quedará configurado el Congreso, ya que ningún presidente en la historia de Honduras ha gobernado con un Congreso contrario", apunta.

Nasry Asfura. 

El próximo presidente o presidente de Honduras se encontrará con un país prácticamente arrasado, con niveles de pobreza que superan el 70% y una situación de inestabilidad laboral que alcanza a casi 4 millones de personas. La irrupción de la pandemia y los devastadores efectos de los huracanes Eta y Iota deterioraron aún más el escenario. La inseguridad alimentaria afecta a un tercio de la población y disparó los niveles de indigencia.

El próximo presidente o presidente de Honduras se encontrará con un país prácticamente arrasado, con niveles de pobreza que superan el 70% y una situación de inestabilidad laboral que alcanza a casi 4 millones de personas

Los problemas que atraviesa el país centroamericano están incrementando los flujos migratorios hacia Estados Unidos. Y las remesas que envían los migrantes hondureños a sus familias superan el 20% del PIB, lo cual representa un desafío para los ingresos de Honduras. Asfura, un empresario de la construcción, promete reforzar la infraestructura, aunque sus detractores señalan que en realidad busca promover las llamadas ZEDE, o Zonas Especiales de Desarrollo y Empleo, un tipo de régimen que dota de autonomía jurídica y fiscal a determinadas regiones para atraer inversiones extranjeras.

"La propuesta de Asfura van en profundizar la liberalización de la economía. Es un candidato de la elite banquera y financiera, que es la que tiene más poder ahora. En términos pragmáticos, Xiomara defiende una política social que destine más recursos a salud y educación, busca abrir procesos de participación políticas a las feministas y los sectores populares y promueve el respeto a los territorios de los pueblos indígenas", señala Sosa a este medio. "Pero Xiomara no se peleará con los empresarios, nada de confiscar. No estamos en una época en donde sea posible volver al viejo modelo socialista", aclara. 

Publicar un comentario
Para enviar su comentario debe confirmar que ha leido y aceptado el reglamento de terminos y condiciones de LPO
Comentarios
Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellas pueden ser pasibles de las sanciones legales que correspondan. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algun comentario violatorio del reglamento de terminos y condiciones será eliminado e inhabilitado para volver a comentar.